martes, 26 de septiembre de 2006

La Silla, de David Jasso

 La Silla
Autor: David Jasso
Editorial Equipo Sirius
211 páginas
Ilustraciones: Manuel Calderón 

 
Argumento:

Daniel Lonces, joven escritor de novelas de terror, le pide a su mujer que lo ate a una silla para experimentar lo que se siente y poder describirlo con acierto en su nuevo libro. Pero un imprevisto lo deja en esa guisa y sin posibilidad de pedir ayuda. A partir de entonces se verá inmerso en una carrera contra el reloj para salvar su vida y la de su familia....


Comentario:

La Silla es una novela corta en extensión, aunque con el espíritu de un relato alargado. Quiero decir que tenemos una situación central (el autor atado a una silla y sus intentos por liberarse) sobre la cual gira toda la trama. De hecho, mientras se lee te vienen a la memoria historias similares en las que entra en juego una situación accidental absurda a la que se ve abocado el personaje, generalmente en una sola localización (como la película "A la deriva", "La cabina" de Mercero, algún capítulo de "Alfred Hichcock presenta", etc, etc). Todo eso acentúa el carácter más teatral que cinematográfico de la obra, que se visualiza muy bien, como si contemplaras el espectáculo en tiempo real.

Lo que más destaca es el punto gore, con descripciones detalladas de diversos fluidos corporales (pus, sangre, orina, vómitos, etc), hedores, putrefacciones, gangrenas y demás, que lo hacen algo desagradable de leer para ciertos espíritus sensibles, aunque a mí no me ha afectado mucho. La sensación de angustia está lograda en muchos tramos de la novela.

La prosa es correcta, sencilla, directa y clara, aunque, y de esto no tiene la culpa el autor, el tipo de letra en que está impreso el libro no es mi favorito.

Cada capítulo viene ilustrado por unos dibujos bastante elocuentes, de corte terrorífico y macabro, que ambientan la acción.

En cuanto a la estructura, creo que es ahí donde encontraría más "peros". El autor mezcla la primera y la tercera persona de una forma algo arbitraria, incluso dentro de un mismo capítulo, y no sabes si es que es un error o qué, pero el caso es que descoloca un poco y hace variar el punto de vista narrativo.

Aparte del asunto central, hay dos subtramas, la de la madre del chico que se suicidó por leer un relato de Daniel, y la de este y su amante, que no terminan que cuajar bien con el resto. En el primer caso, empieza el libro con la desesperación de la madre, y se cargan tanto las tintas en ello, que parece que esta va a tener un gran protagonismo, pero le perdemos la pista hasta el final, cuando que regresa, pero sin mucha participación (como no sea la promesa de una futura venganza en otro libro). Yo diría que si se elimina esta trama el argumento no se ve afectado en absoluto. Es más, ganaría, ya que una expectativa que no se cumple puede molestar al lector.

En cuanto a la trama con la amante, tampoco la encuentro relevante para la historia. Supongo que el autor la incluye para describir un sentimiento de culpa del personaje del escritor y también para crear una intriga sobre si ella, al ir a visitarlo a su casa, podrá encontrarlo y salvarlo de su cautiverio, pero esa posibilidad se desinfla. Por otra parte, me parece algo poco creíble que una mujer enamorada le diga a su amante que no quiere seguir con él porque ella no es una "zorra destrozamatrimonios", y que luego, para colmo, eso sea una mentira para forzarle a reaccionar.

Nunca me he atado a una silla así que no puedo hablar con conocimiento de causa, pero sorprende, al menos a mí, que el personaje pueda pegarse esas carreras por toda la casa en una postura tan forzada. En lo demás, la historia está descrita de una forma que resulta creíble y con gran realismo. Lo malo de la situación central es que, a pesar de los nuevos elementos que van variandola a lo largo de la novela o empeorándola, se hace algo reiterativa. Sin embargo, se lee bien, y no aburre en ningún momento.

Lo que más me ha gustado ha sido el principio, donde se cuenta la vida de Daniel como escritor, de un gran verismo y probable cariz autobiográfico (algo idealizado)

Novela que recomendaría a los fans del terror sobre todo, ya que está muy decantada hacia el género. Para ser una opera prima resulta bastante digna, aunque la edición es mejorable en calidad tipográfica y de encuadernación.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

domingo, 10 de septiembre de 2006

Trilogía del Cristo Clonado, de James Beuseigneur

Trilogía del Cristo Clonado I y II:
James BeauSeigneur
Editorial Martínez Roca


A su imagen

A su imagen
In his image
Traductora: Alicia Frieyro Gutiérrez
510 páginas


El nacimiento de una era

El nacimiento de una era
Birth of an Age
Traductora: Alicia Frieyro Gutiérrez
322 páginas


NOTA IMPORTANTE: la autora de la crítica respeta todas las creencias, aunque sea atea. Ha comentado los libros como si fueran de ficción, que quede claro.


Argumento:

Decker Hawthorne, un periodista de provincias, recibe el encargo de cubrir las investigaciones sobre la autenticidad de la Sábana Santa de Turín que realiza un grupo de científicos, entre los cuales está el ateo Harry Goodman. Cuando el científico descubre que en el lienzo han quedado algunas células vivas, se abren nuevas posibilidades, incluida la clonación de Jesús... Y, cómo no, a ello se ponen... Pero el panorama internacional está que echa chispas, y aún se pondrá peor...


Comentario:

Solo he leido dos de los libros de la trilogía del Cristo Clonado (el tercero sale en octubre), pero he decidido comentarlos los dos conjuntamente, dada la unidad sustancial y de argumento. Es más, yo diría que estas novelas no deberían haberse dividido, ya que no hay nada en absoluto que justifique su existencia como obras independientes. La acción que se narra en ambos tiene una continuidad total, sin saltos ni cambios de estilo o tema.

Literariamente, no vale mucho. El estilo es peor que si fuera de bestseller: prosa aséptica, meramente informativa; aire de reportaje periodístico más que de novela; personajes más planos que un folio a los que ni los peores cataclismos conmueven; técnicas de introducción de la acción tan burdas como describir las actividades y casi la vida al completo de testigos de las catástrofes, totalmente irrelevantes para la trama; falta absoluta de emoción en las descripciones, tanto que te quedas fría incluso ante hechos gravísimos que no transmiten el menor sentimiento, ni siquiera de fascinación o admiración; una trama que copia casi literalmente los hechos del Apocalipsis y de los Evangelios (la vida de Christopher, el Cristo clonado, reproduce muchos episodios de la vida de Jesús, incluidas resurrecciones, curaciones milagrosas y demás), que se han variado o actualizado para darles un cariz algo más "científico"; tediosos relatos de sesiones del Consejo de Seguridad de la ONU e intrigas "palaciegas" y políticas varias, por no mencionar, páginas y páginas de geopolítica y movimientos estratégicos en diferentes guerras (indescriptible la invasión rusa de Israel)... El ritmo es totalmente irregular, lleno de altibajos, digresiones (el secuestro de Decker en el Líbano), destacando unas últimas 50 páginas del primer tomo realmente soporíferas y que solo se pueden soportar leyendo en diagonal (o no leyendo, porque tampoco cuenta nada que afecte a la trama mucho). Curiosamente, el autor utiliza hasta la saciedad la elipsis para cubrir amplios periodos de tiempo ("Ocho años más tarde..."), aunque los personajes siguen sin mostrar cambios apreciables de personalidad; son casi como robots inmutables e inmunes a toda emoción. También es verdad que no tienen mucha personalidad, así que es difícil que la cambien.

Siendo su valor literario tan mediocre, solo cabría salvarlo por el argumento o por el interés que despertara su supuesto mensaje, pero también ahí encontramos tales despropósitos que sería casi imposible describirlos todos en un comentario. Claro que esto ya es más opinable, y va en gustos. Si eres un fanático de la geopolítica, de la política-ficción, de la Biblia, de la New Age, los libros con tema religioso y todo eso, pues seguro que este libro te vuelve loco. Si te gustan las historias lisérgicas, y disfrutas descubriéndo qué nuevo desbarre se le ocurre al autor, este también es tu libro (solo tienes que leer en diagonal lo que no interesa). El final es delirante, con un panegírico de la anarquía, el ateismo, los extraterrestres y la meditación trascendental, y un odio a la religión judía y cristiana, que parece fruto de una sesión hippie con drogas o algo. Esto redactado en tono de humor tendría que haber quedado chulísimo, pero no, nada, va en serioooooo.

Una vez llegada a ese punto no puedes creer lo que has leído, y mucho menos, conociendo las credenciales del autor (partido repúblicano de los USA, posible fundamentalista cristiano, que ha trabajado en la Administración Bush), ya que, como apuntaba arriba, defiende con vehemencia la New Age, y tacha a Yavé de tirano, cruel, asesino y de todooooo lo malo, y entonces, solo se te ocurren dos opciones: una, en el tercer libro nos hará una vuelta de tuerca (que ya viene en el Apocalipsis, todo sea dicho de paso) y nos demostrará que de eso nada, que nada de no adorar a Dios, que eso son cosas del Demonio; dos, el autor no es quien dice ser... Me inclino por lo primero, ya que Beauseigneur incluye una nota al inicio donde pide a las personas devotas que no hagan juicios precipitados antes de lapidarle y "esperen al final". Así que el "mensaje" es de temerse, no me lo quiero ni imaginar... (la ONU mala, la New Age, mala, la clonación, no digamos; USA bueno, los judíos también buenos; Francia y los rusos malos; las armas atómicas buenas...)

En resumen, una trilogía con mucha paja, datos innecesarios, delirio religioso, documentación ciéntifica y geopolítica abundante, etc, que podría haber mejorado con algo más de emoción, un estilo más literario (no tanta "cita biblica" y "nota a pie de página", por favor, que esto no es una enciclopedia), personajes de verdad, la mitad o menos de las páginas, y sobre todo, si no tomara tan al pie de la letra lo que dice el Apocalipsis (es prácticamente una crónica periodística del asunto) lo cual lo hace previsible (damos por supuesto que la gente CONOCE EL APOCALIPSIS). Pero lo que realmente pone los pelos de punta no es lo que cuenta el libro, sino que el autor cree que eso sucederá. Bueno, todo el mundo tiene derecho a creer lo que le apetezca, pero... Léase esta entrevista:

Extracto:

" ¿Tiene una visión de la humanidad tan apocalíptica como refleja en su novela?

He creado mi historia alrededor de hechos descritos en el Apocalipsis. No digo que lo que cuento vaya a ocurrir, pero creo que hechos muy similares a los que describo en la novela ocurrirán."

O este reportaje:

Extracto:

"Aun así, las consecuencias de todo ello dejan un panorama desolador y nos hacen desear que mejor que no se cumpla todo lo que dice. «¿De verdad querrías evitar la clonación de Jesucristo si fuera posible? Es una técnica que existe y es imposible prevenir que suceda algo así. Aunque creo que lo que sí es inevitable es la llegada del Apocalipsis. En todos los sentidos: a medida que avanzas en la lectura de las novelas te vas dando cuenta cómo se está desarrollando», afirma serio. Su mujer va guiando sus contestaciones. «Es muy importante que el lector sepa que no todo sale de mi imaginación. Si creemos en la Biblia, y muchos millones de personas lo hacen, tenemos que creer en lo que narra. Y el Apocalipsis es una parte. Yo sólo lo he descrito»."

En fin...



viernes, 8 de septiembre de 2006

Pandora en el Congo, de Albert Sánchez Piñol

 Pandora en el Congo
Albert Sánchez Piñol
Traductor: Xavier Theros
Editorial Suma de Letras
Paginas: 423

  

Argumento:

Thomas Thomson es un joven que sobrevive como "negro" de un "negro" literario (escribe las novelas para otro que pone su nombre) del famoso autor Doctor Flag. Cuando le proponen escribir la historia de Marcus Garvey, un hombre acusado de matar a dos hermanos de la aristocracia durante un viaje a Africa, a fin de salvarlo de la horca, no se lo piensa. La historia de Marcus es de lo más delirante, pero aún así, Thomas la relata haciéndola aún más fabulosa, hasta convertir al reo en casi un héroe que salva a la humanidad... Pero las cosas no son nunca como parecen...


Comentario (con spoilers):

La segunda novela de Sánchez Piñol, tras el mega-éxito de "La piel fría", supera con creces la propuesta de su ópera prima partiendo de una cierta similitud argumental. Digo "cierta", porque el lector puede llamarse a engaño si cree que se trata de una novela de terror-fantasía-aventuras con trasfondo filosófico como era la primera. Bien es verdad, que también se nos narra una historia donde tienen participación criaturas no humanas que viven bajo la tierra, pero eso es una mera excusa. De todas formas, es casi obligado comentar "Pandora en el Congo", haciendo alusión a la anterior, y comparando, ya que forman parte de un conjunto.

Nos da una pista el hecho de que la novela, de principio a fin, esté escrita con un gran sentido del humor e ironía. Es sabido que la inclusión de humor en un relato hace que el lector se distancie de los hechos, y acepte con naturalidad cosas que contadas en serio serían inverosímiles. Lo mejor de todo es que esta ironía, a menudo es autoironía, y que incluso el autor parece parodiar su propio éxito, "La piel fría", con un desparjajo digno de aplauso.

El humor de la novela llega a veces al absurdo (con los episodios de la tortuga María Antonieta y similares). Yo creo que esto es a propósito, como demuestran incluso algunos de los nombres (el Doctor Flag, que como sabrán algunos lectores, es similar al de un famoso personaje de Jardiel Poncela, adalid del humor del absurdo hispano, el Doctor Flagg, un mentiroso y fabulador contumaz) y los roles que representan. Donde "La piel fría" era solemne, seria, y grandilocuente, "Pandora en el Congo" es burlona, jocosa y llena de ingenio, sin recurrir a las pesadísimas y forzadas metáforas e imágenes, supuestamente "líricas" de la "Piel fría". Es más, Sánchez Piñol parece haber "corregido" los "errores" de su primera novela, y la reescribe (incluso cambiando el carácter del personaje "femenino" que pasa de ser pasivo a ser activo, etc), pero como relato dentro de otro relato, en el que priman el juego, la mentira y la inspiración creadora, que es de lo que yo pienso que trata esta novela, autobiografía encubierta, sarcástica e idealizada del propio autor.

En el libro tiene cabida hasta la crítica a la literatura de consumo (autores con decenas de negros, que escriben tres libros a la semana, siguiendo un guión). A este respecto, el guión original del Doctor Flag, sobre la novela "Pandora en el Congo", que le ordenan a Thomas que escriba siguiéndolo al pie de la letra, no tiene desperdicio y es toda una bofetada al mundo bestseleril (esas indicaciones obligándole a que no escatime adjetivos y olvide la verosimilitud, con una selva habitada por leones y legionarios romanos que se reproducen por esporas), así también como el final.

Me ha gustado bastante más la parte que cuenta los desvelos literarios del joven Thomas que el relato de Marcos, ese donde aparecen los tecton, las criaturas subterráneas, que como me pasó con "La piel fría", se me hacía largo y repetitivo (aunque menos que en la anterior). Tal vez sea que resulta tan similar a "La piel fría" que se pierde el elemento sorpresa. Sin embargo, la novela es algo previsible, ya que el autor da pistas que nos permiten intuir sobre la mitad más o menos que la historia de Marcus podría no ser lo que parece y estar basada en experiencias y personajes no tan irreales (se dice que los tecton usan porras, y también los policías de la prisión de Marcus, etc, etc). Aunque el final se vea venir, eso no le quita el mérito a este juego de las apariencias, donde se ponen en entredicho los conceptos de "verdad", de "mentira", de "verdad poética", etc, etc, y se hace una crítica a la manipulación elaborada por el marketing sobre las masas, capaz de convencer a la población de la realidad de una historia totalmente delirante (otra crítica encubierta a la literatura de consumo y quizás a la política también)

La prosa es concisa y llena de ingenio, e inteligencia, y sobre todo mucho humor, aunque para mi gusto, la parte de Marcus y los tecton flojea un poco. Diría que le sobran algunas páginas, y que condensada, estaría mucho mejor. Lo mejor, la historia de Thomas, su vida, sus impagables compañeros de pensión (el señor MacMahon, etc), la Guerra Mundial...


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

jueves, 7 de septiembre de 2006

Las afueras de Dios, de Antonio Gala

 Las afueras de Dios
Antonio Gala
Planeta DeAgostini
397 páginas 


 
Argumento:

La hermana Nazaret es una monja de mediana edad que trabaja en un asilo de ancianos. La llegada al mismo de un obrero llamado Diego, precipita en ella pensamientos amorosos, no muy diferentes de los que ya tenía hacia Dios y el prójimo. La monja se replanteará su vida a partir de ese encuentro...

Comentario:

Qué difícil hacer el resumen de este libro; o mejor dicho, qué fácil. Es que en menos de cinco líneas yo creo que lo podría contar todo, al menos si me ciño a los hechos externos. Porque se trata de una novela intimista al pie de la letra. Lo que nos relata el señor Gala es su visión sobre el amor, a través del personaje de la monja Clara/Nazaret.

Para ello utiliza unos diálogos artíficiales, alambicados y totalmente solemnes y místicos que alejan al lector de la narración; pero bueno, más vale un diálogo forzado que páginas enteras de parrafadas sin un solo respiro, en las que solo se cuenta lo que la monja siente, piensa, opina sobre Dios, el amor profano, el amor divino, el arrinconamiento de la muerte y de la vejez en nuestra sociedad (es decir, que casi no hay diálogos). Este es quizás el tema más interesante del libro, cuando habla de los ancianos, aunque como todo en él, llega a ser repetitivo, porque usar 400 páginas para redactar lo que en realidad no es más que un ensayo disfrazado de novela, es pasarse.

Gala comete la osadía de contar todo en lugar de mostrarlo a través de la acción, sobre todo en los tramos finales, y con numerosas alusiones al pasado (ella y también los viejos sacan a relucir anécdotas de su vida con el solo objeto de ilustrar las tesis del libro: la sociedad es muy mala con los ancianos, los hijos son malos también y meten a sus padres en los asilos luego de quitarles la pasta, la gente guapa deja de serlo cuando envejece y entonces no le queda nada...)

El libro está dividido en dos partes. En la primera, titulada como Nazaret, bastante más interesante que la segunda, el autor, narrando en tercera persona, se centra en la vida de la monja en el asilo, y es ahí donde desarrolla mejor sus argumentos, las dudas vitales de la susodicha, e incluso la trama; ya que si bien no tiene mucha, al menos pasan algunas cosas.

En la segunda parte, titulada "Clara", nombre mundano de la monja, se nos relata (en primera persona por un médico llamado Mauricio) la historia de la protagonista una vez abandonado su estatus religioso. A mí, personalmente, esta parte me sobra, y me resulta mucho más aburrida que todo lo anterior. Además, no entiendo la razón de cambiar el punto de vista narrativo, como no sea la de idealizar aún más a la monja, a la que poco falta para que la saquen en procesión, de lo buena y santa que nos la describen. Porque este bloque parece casi un libro-testimonio, casi hagiográfico, como si la monja fuera la Teresa de Calcuta y el médico en cuestión considerara un deber ineludible en descubrir al mundo los novedosos pensamientos sobre el Amor, Dios, los Viejos... que la SANTA (en algunos momentos parecía que iba a decir: "vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero que muero porque no muero") le confió en sus largas charlas con ella... hasta su agónica muerte (no podía faltar un calvario para la monja)

La prosa de Gala es densa, y de buena calidad, no apta para gente aficionada a "devorar" libros. Lo malo es que todo esto parece un libro de autoayuda o un panfleto más que una novela. Las descripciones son abundantes y prolijas, algunas de indudable belleza; eso hay que reconocerlo.

Vamos, que "Las afueras de Dios" es una obra que solo disfrutarán místicos natos, personas espirituales, monjas que se identifiquen con la protagonista y fans de Gala, muy acérrimos. 

Si alguna persona afecta de depresión, trastorno bipolar, neurosis o cualquier otra alteración que le haga tender a la tristeza, pretende leer esta novela, que se abstenga. Está plagada de viejos a los que se les rompe la cadera, tienen senilidad; muertes a porrillo, incluso de niños (la monja acumula sobre sí cantidad de desgracias); enfermedades como la esclerosis múltiple y mucho más...

También hay algún errorcillo: No es "La Corte del Faraón", si no "La Corte de Faraón"; no es "éstos", si no "estos"...

Algunos fragmentos:

Pero el placer, sea el que sea, no incluye la felicidad, aunque sí viceversa. La Felicidad no es la alegría, ni la risa común, ni la mutua satisfacción, ni siquiera el amor, a veces es lo menos programable que existe; posee más de rapto y de entusiasmo que de comprobación; se trata de una dádiva, no de una consecuencia. Es un transtorno transitorio, un tramo adolescente que puede darse en plena madurez. Es una participación repentina, no imperecedera, del ser entero, físico y espiritual. No consiste en cumplir los ideales de nuestra juventud, ni en una creación gozosa y exultante a la que raramente el cuerpo acompaña. Es una sensación palmaria y flagrante como la vida misma.

El autor

Antonio Gala

Bibliografía:



[BIBIOGRAFÍA]

Teatro

Los Verdes Campos del Edén (1963). Premio Nacional Calderón de la Barca.
El caracol en el espejo (1964).
El sol en el Hormiguero (1966).
Noviembre y un poco de Hierba (1967).
Spanish strip-teas (1970).
Cantar del Santiago para todos (1971).
Los buenos días perdidos (1972).
¡Suerte, campeón! (1973).
Anillos para una dama (1973). Premio Nacional de Literatura, el Espectador y la Crítica, Mayte.
Las cítaras colgadas de los árboles (1974).
¿Por qué corres Ulises? (1975).
Petra Regalada (1980).
La vieja señorita del paraíso (1980).
El cementerio de los pájaros (1982).
Trilogía de la Libertad (1983).
Paisaje andaluz con figuras (1984).
Samarkanda (1985).
El hotelito (1985).
Séneca o el beneficio de la duda (1987).
Carmen Carmen (1988).
Libreto de la ópera Cristóbal Colón, con música de Leonardo Balada; estreno en el Liceo barcelonés (1989).
La truhana (1992).
Los bellos durmientes (1994).
Café cantante (1997).
Tetralogía de la libertad (1998).
Las manzanas del viernes, (1999).
Cinco conmemoraciones (1999).
Teatro musical (2000).
Teatro de la historia (2001).
Inés desabrochada (2003).

Narrativa

El manuscrito carmesí (1990). Premio Planeta.
Siete cuentos (1993).
La pasión turca (1993).
Más allá del jardín (1995).
La Regla de tres (1996).
27 narradores cordobeses (1997).
El corazón tardío (1998).
Las afueras de Dios (1999).
El imposible olvido (2001).
Los invitados al jardín (2002).
El dueño de la herida (2003).

Poesía

Enemigo íntimo (1960). Áccesit Premio Adonais.
Sonetos de La Zubia (1981).
Poemas cordobeses (1994).
Poemas de amor (1997).
Testamento andaluz (1998).
El poema de Tobías desangelado (2005).

Recopilaciones de artículos

Charlas con Troylo (1981).
En propia mano (1983).
Cuadernos de la Dama de Otoño (1985).
Dedicado a Tobías (1988).
La soledad sonora (1991).
Proas y troneras (1993).
A quien conmigo va (1994).
Carta a los herederos (1995).
Troneras (1996).
La casa sosegada (1998).

Otros libros

Vicente Vela (1975).
Granada de los nazaríes (1992).
El Águila Bicéfala (1993).
Córdoba de Gala (1993).
Andaluz (1994).
El don de la palabra (1996).
Andalucía (1996).
Trece noches (1999).
Ahora hablaré de mí (2000).

Guiones cinematográficos y televisivos

Las Tentaciones.
Si las piedras hablaran (1975).
Paisaje con figuras (1985).
Digan lo que digan, de Mario Camus.
Esa Mujer, de Mario Camus.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.