lunes, 22 de octubre de 2012

La Torre Prohibida, de Ángel Gutiérrez y David Zurdo





 La Torre Prohibida
Ángel Gutiérrez, David Zurdo
Editorial Minotauro
344 págs

Resumen:

Jack Winger, afecto de amnesia, ingresa voluntariamente en una extraña clínica especializada en el tema. La gente allí dentro es muy rara...


Comentario:

Tal y como uno puede esperar de autores tan experimentados en las lides del bestseller, los últimos ganadores del Premio Minotauro (2012) nos ofrecen aquí una obra que en el aspecto técnico muestra bastante oficio, fácil de leer, sin complicaciones mentales y que tiene la virtud de enganchar al lector y no aburrirlo, pese a que la explicación del misterio sea bastante obvia.

Los autores no hacen trampas en el desarrollo de la historia, lo cual es de agradecer, incluso llegan a decir claramente de qué va el tema en algunos diálogos o también mediante pistas y referencias culturales, acumulación de elementos mitológicos y literarios todos relacionados con el problema del protagonista. Aun así casi seguro que mucha gente no es capaz de adivinarlo, pero no será porque los autores no insistan con las pistas.

La narración alterna la historia de Jack en la clínica dirigida por el doctor Engels (hasta los nombres de los personajes son simbólicos) con varios flashbacks donde conocemos su truculenta historia personal y familiar, con crímenes de por medio. Tanto en la parte en la clínica como en las retrospectivas de Jack, se mezcla la narración más o menos convencional con episodios totalmente surrealistas, que, sin embargo, tienen su explicación en el contexto del misterio.

La novela es ágil y rápida. Está bien narrada, con sencillez y eficacia, aunque llega un momento en que parece algo repetitiva y agobiante por el acumulo de situaciones problemáticas para el protagonista, que dan la sensación de que atraviesa por una fase de locura donde no se sabe lo que es real y lo que es imaginado.

Para mí, el final es lo peor, no por previsible (que también, aunque ciertamente es casi el único final posible), sino por introducir elementos ya demasiado fantasiosos y por una resolución incoherente en el destino de algunos de los personajes, como el de Julia. No se entiende qué la hace especial ni por qué los antagonistas la quieren, ni tampoco la razón y explicación de su "salida de la clínica". Las batallas entre seres fantásticos tampoco me han gustado mucho, y además, diría que el final se estira como un chicle en su intento de prolongar la tensión.

El título, por lo demás, me ha parecido bastante inadecuado, así como la portada, que dan sugerencias erróneas sobre el contenido, donde la presencia de la famosa torre es mínima.

En resumen, una obra de terror y fantasía tan digna como falta de trascendencia, pero mejor que muchas novelas de su género. Además, es entretenida.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.