lunes, 10 de febrero de 2014

El apeadero del muerto, de Pablo R. Nogueras

Editorial: Click Ediciones
Ebook: 3,99 €

Argumento:

Pedro y Rosa toman el tren con destino a su casa tras pasar un tiempo con su hija Alicia. Junto a ellos viajan una familia, un hombre misterioso, el revisor y la encargada del restaurante. Poco después de iniciar el viaje ocurre algo que parece imposible.

Comentario:

El apeadero del muerto es una novela de misterio con desaparición en un lugar cerrado (un tren en marcha) y la posterior investigación del caso escrita de forma tan clásico como eficaz.

Para mantener el interés el autor utiliza recursos que van desde un prólogo que relata el ataque a una joven, hasta la presentación de los personajes protagonistas y sus peculiares características destinadas a crear intriga y sospechas acerca de sus intenciones y lo que ocultan.

Así, muestra a Pedro, un jubilado a quien le gusta jugar a resolver misterios, adicto a las teorías de la conspiración, su esposa Rosa, más realista, una pareja con cinco niños, todos vestidos con atuendos de otra época, un hombre con gafas de espejo que mete en el tren dos cajones metálicos, un revisor reticente a creer lo sucedido, la encargada del vagón restaurante, aficionada a escuchar conversaciones ajenas, y un maquinista que insiste en la imposibilidad de que alguien haya bajado del tren.

La historia avanza poco a poco, entre conversaciones menos irrelevantes de lo que pueda parecer, hasta que se descubre la desaparición y el protagonista empieza a investigar las diversas posibilidades, recorriendo los vagones casi vacíos una y otra vez, los baños y el restaurante, para finalmente llegar a una escena clásica: nadie más que él ha visto a la persona supuestamente desaparecida.

A partir de entonces, entre la duda sugerida por el psiquiatra acerca de la salud mental de Pedro y la prohibición de visitar varios lugares cerrados, el protagonista se las tiene que ingeniar para continuar con su investigación, lo que da lugar a una serie de situaciones a medio camino entre la acción y la intriga, que funcionan gracias a una planificación lógica por parte del autor, que va descartando posibilidades de forma creíble al tiempo que resuelve algunos misterios (el contenido de los cajones metálicos, el destino de las personas desaparecidas en San Lucas del Arenal).

Aunque se le podría achacar que se recrea demasiado en el prólogo con Amanda temerosa de ser observada o una creación de personajes que no profundiza más de lo necesario para contar la aventura, no dejan de ser convenciones del género. La primera de ellas incluso es subsanada en posteriores intentos de alargar la intriga y postergar la revelación de hechos, haciendo digresiones más ajustadas.

También se percibe un tono algo forzado en la conversación entre varios personajes ya en la estación de Madrid, cuando se explica lo que de verdad sucedió en el tren y todo encaja, hasta las pistas que se han dado en el texto incluso desde antes de ocurrir el incidente, si bien no lo suficiente para resultar molesto.

Escrita de una manera «limpia», en la que no destacan erratas o frases de estructuras extrañas que puedan distraer la lectura, El apeadero del muerto es una novela de misterio con algo de acción, sin más pretensiones que entretener manteniendo la intriga, la atención y el interés, que además consigue resolver todas las tramas de forma (más o menos) satisfactoria. 


Enlaces relacionados:



***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.