lunes, 21 de abril de 2014

Laura y el misterio de la Isla de las Gaviotas, de Javier Holgado & Carlos Vila

Editorial: Plaza & Janés Editores, 2014
510 páginas
16,90 €
Ebook: 10,99 €

Argumento:

Laura Lebrel y Jacobo Salgado van a pasar su luna de miel en la Isla de las Gaviotas, donde se encuentran inmersos en una trama de asesinatos que se remonta dos décadas atrás.

Comentario:

« Laura y el misterio de la Isla de las Gaviotas» es, como la serie de TV («Los misterios de Laura») de la que toma prestados los protagonistas, una novela de intriga de estilo clásico en la que varios personajes se encuentran encerrados en un lugar que no pueden abandonar en compañía de alguien que les va asesinando.

La presentación de los personajes y sus circunstancias, uno a uno, antes de llegar a la isla, ocupa casi una cuarta parte de la novela, y llega a hacerse algo larga en algunos momentos. Incuso, una vez reunidos, en ocasiones puede resultar difícil recordar quién es quién, quizá porque están construidos en base a su relación con la Isla de las Gaviotas: lo que ocultan o sus posibilidades de ser víctimas o asesinos y apenas se incide  en rasgos distintivos.

En cuanto a los protagonistas principales, responden a la dinámica de la serie, siendo los mayores alicientes ver a Laura y Jacobo recién casados, a Martín interesado por ella, o cómo se conocen Lydia y Cuevas, estando el protagonismo repartido entre todos alternativamente y ambos casos, el de la Isla de las Gaviotas y el de Madrid, relacionados entre sí.

La novela utiliza con destreza las convenciones más clásicas del género, entre ellas que alguno de los asesinatos parezca imposible, que el criminal siga una especie de pauta o ritual (asesina según las ilustraciones del libro «Los pequeños macabros», de Edward Gorey) que todos o ninguno de los personajes tengan coartada según el caso, la reunión final con los sospechosos en la que Laura aclara lo sucedido o que todos ellos estén relacionados con lo sucedido veinte años atrás en la isla (como se deduce de la presentación), logrando que parezcan inocentes o culpables según se suceden las revelaciones.

«La J es de James, que tomó lejía por error»
Ilustración de «Los pequeños macabros», de Edward Gorey

Además, que se investiguen resuelvan tanto el caso del «Flautista», como los dos actuales da diversidad y mantiene la tensión en una historia con leves componentes de terror y en la que «errores» relativos como la tardanza en «arrancar», o los innecesarios avances de la trama («Poco podía imaginar la joven que sus deseos iban a verse cumplidos en muy poco tiempo.»), no perjudican una historia que a partir de la llegada a la isla y, sobre todo, del inicio de la tormenta, mantiene un interés creciente.

Que se den las pistas necesarias para poder adelantarse a Laura y resolver alguno de los casos es una muestra de la destreza con la que está planificada la trama, en la que se atan todos los cabos de forma satisfactoria.

Nota:

Los autores de la novela, y guionistas de «Los misterios de Laura», han comentado que «Laura y el misterio de la Isla de las Gaviotas», precuela de la serie, está pensada para que pueda ser una miniserie o una TV Movie.


Fragmento de la novela:

«Pero otro pensamiento se introdujo en su cabeza haciendo que se le helara la sonrisa en los labios. Lo que había presenciado era no sólo una pieza clave y definitiva para su investigación. También constituía la pieza final que faltaba para completar el puzle que explicaba todo lo que le había ocurrido durante los últimos meses: los robos, los actos vandálicos, la desaparición del perro.Y también se dio cuenta de otra cosa: preferiría no haber hecho nunca ese descubrimiento.»

Los protagonistas de la serie «Los misterios de Laura»
De izquierda a derecha: Cuevas, Lydia, Jacobo, Laura y Martín


***T***



Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

3 comentarios:

  1. Me encanta la serie. Espero que TVE se implique un poco más y la continúe en siguientes aventuras.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Lydia:

    A mí también me gusta la serie, es una pena lo mal que la ha tratado TVE en cuanto a fechas de emisión (la tercera temporada, recién emitida, es de 2012).

    Siempre hay rumores de una posible renovación, quién sabe qué harán. Quizá ahora que María Pujalte ha recibido un premio en Estados Unidos por su Laura Lebrel, y que los norteamericanos van a hacer su propia versión, se la valore más y se decidan a hacer otra temporada de 13 capítulos.

    A mi me gustaría.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Carlos Vila tiene nueva novela: Las siete muertes (novela crossover con elementos sobrenaturales).

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.