sábado, 26 de abril de 2014

Los anarquistas de Long Spoon Lane, de Anne Perry

T.O.: Long Spoon Lane, 2005 
Editorial: Debolsillo 
Colección: Best Seller
Traducción: Margarita Cavándoli 
350 páginas 
8,95 €

 Argumento:

En el verano de 1893 una explosión hace arder algunos edificios. Thomas Pitt participa en la persecución de varios hombres que se refugian en una casa de Long Spoon Lane. Tras un intercambio de disparos, la policía entra en el lugar y se encuentra con que uno de los anarquistas tiene un tiro en la cabeza, sus compañeros culpan a la policía y se trata de un miembro de la aristocracia. Para resolver el caso, Pitt se verá obligado a aliarse con un viejo enemigo y ex miembro del Círculo Interior, Sir Charles Voisey.

Comentario:

Como es habitual en las novelas protagonizadas por Pitt y su esposa Charlotte, la historia se desarrolla dentro de la aristocracia británica, y los crímenes que se suceden a lo largo de la trama afectan profundamente los cimientos y creencias de quienes se ven implicados en los sucesos.

En esta ocasión, el protagonismo de Charlotte y su hermana Emily (curiosamente se llaman como las dos hermanas Brontë más conocidas, quizá un homenaje de la autora) es escaso, limitándose a algunos encuentros, y cediendo lugar a Lady Vespasia, que conoce a Sheridan y Cordelia Landsborough, progenitores del asesinado. 

Utilizando de fondo el debate, político, social y moral, sobre armar o no a la policía, y la posible corrupción de algunos de sus miembros, la autora incide en temas como el honor y la psicología de sus personajes, con abundantes párrafos dedicados a los pensamientos íntimos de algunos, y muestra las consecuencias de la violencia dentro de las familias que han sufrido pérdidas. 

Todo esto es habitual en la autora, incluso las sorpresas que se van revelando como consecuencia de la investigación, antiguos dramas amorosos (Vespasia se siente atraída por Sheridan y se lleva mal con Cordelia) o secretos del pasado sobre los que da bastantes pistas como para averiguar parte de lo que más tarde se contará.

Además de las relaciones de Vespasia con la familia del fallecido Magnus (que incluyen además a sus tíos y otros personajes), gran parte de la trama se dedica a las reflexiones de Pitt ante su obligada colaboración con Charles Voisey, el hombre que intentó matar a su familia y al que odia profundamente. 

A lo largo del relato y en sucesivos encuentros ante tumbas de militares como Nelson y Wellington, o el pintor Turner, Pitt y Voisey hablan tanto del caso como de sí mismos y sus ideales, y el policía se encuentra tentado de respetar e incluso admirar algunas de las facetas de su enemigo pese a saber que no puede confiar en él, siendo esto, quizá, lo más interesante de la trama. 

La parte policíaca y misteriosa es bastante tópica y responde al esquema habitual de la autora. Sin llegar a resultar una lectura aburrida es algo punto previsible y hay algunos pasajes que se hacen largos, pero en general es una novela entretenida que se lee con cierto interés. 


***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, no seas tímido.