martes, 16 de diciembre de 2014

Ofrenda a la tormenta, de Dolores Redondo

Ofrenda a la tormenta
Dolores Redondo
Editorial Espasa
544 páginas


Sinopsis:

La muerte por asfixia de un bebé hace que la inspectora Amaia, de la Policía Foral de Navarra, vuelva a la carga contra los seres mitológicos que azotan el Baztán con sus numerosos crímenes. Pero la realidad es mucho más aterradora y esconde una trama de largo recorrido.

Comentario:

Con esta novela se cierra (aparentemente) la trilogía del Baztán, compuesta, además, por El Guardián invisible y Legado en los huesos.

Desde el punto de vista técnico diría que es mejor que las anteriores, tanto en la prosa como en la forma de presentar la trama, aunque da la sensación de que el libro ha sufrido cortes y ediciones que dejan muchos flecos pendientes y muchas preguntas en el aire.

Esto se nota sobre todo cuando analizamos el desenlace de la historia de la madre de la inspectora Amaia, que en las otras obras tenía mucha relevancia y en esta se despacha de un plumazo, dejando al lector un poco desconcertado. Resulta extraño que algo que afecta tanto a la historia personal de la protagonista y a su forma de ser se resuelva de un modo tan poco elaborado.

Tres cuartos de lo mismo pasa con Dupree, el personaje misterioso que solo aparece para decir "reset", "el peligro está más cerca de lo que cree" y frases misteriosas por el estilo. Una se pregunta cómo puede saber Dupree, desde Estados Unidos, lo que le pasa a la inspectora en España (no es lógico a no ser que tenga poderes, lo cual tampoco es que sea muy lógico que digamos). Ni que decir tiene que el tal Dupree al final no sirve para gran cosa. Tampoco se resuelve un misterio relacionado con las hermanas de Amaia.

Llama la atención en esta entrega de la serie el escaso abundamiento en el tema mitológico que era la base de las otras. Parece una novela distinta, más clásica, más convencional, aunque al final no está claro si hay un componente fantástico o no (spoiler, seleccionar para leer: los miembros de la secta se curan de cánceres, medran en sociedad, ganan dinero, etc, tras sus sacrificios; incluso queda la duda de si uno de los personajes puede ser otro rejuvenecido a consecuencia del pacto diabólico).

A mí me ha parecido entretenida, más que las anteriores, aunque deslavazada y algo caótica en su intento de unir las tramas de las otras novelas y darles una explicación conjunta y global. Hay cosas que me chirrían, como la jerarquía de asesinos (cuando parece que descubres a uno, hay otro por encima manejando el cotarro). Por lo demás, me ha parecido bastante previsible el final, dado que desde la segunda entrega hay un personaje que lleva casi un cartel colgando con la leyenda: "soy culpable". Cualquiera que conozca un poco las mecánicas y convenciones de la novela negra entenderá lo que digo.

En cuanto a los personajes, la única algo desarrollada es Amaia, que no se parece en algunos aspectos a la del primer libro. El marido es un florero; la tía que echa las cartas no sirve tampoco para mucho, y las hermanas andan por ahí. A Amaia le pasan cosas pero no parecen afectarle. Su "romance" es totalmente aséptico en cuanto a sentimientos. Por otro lado, incluso a la vista de pruebas e indicios que observa no sospecha de ciertos personajes muy sospechosos.

El giro que tiene que ver con uno de sus compañeros da interés al libro en un punto donde parecía algo estancado, y propicia las únicas escenas donde vemos a Amaia mostrar sentimientos. Sin embargo, resulta poco creíble que ese compañero no le contara nada a ella y esperara mandarle pruebas bajo cierta circunstancia.

El libro es entretenido (son más de 500 páginas que se leen deprisa) pese a que deje cabos sueltos por todos los lados y sea previsible y no muy original que digamos. Recuerda bastante a otros libros de éxito del género como los escandinavos y también a películas y series de TV. Sin embargo, la mejoría desde la primera parte de la trilogía es destacable y obvia. Los recursos están mejor utilizados y el lenguaje es más preciso, la prosa de mejor calidad y más legible. Como final de trilogía esperaba algo más espectacular y más "cerrado", pero bueno, hay cosas extranjeras bastante peores que esta novela.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

28 comentarios:

  1. A mí me ha resultado, con diferencia, la peor de todas. Tiene parlamentos infumables, demasiado largos y faltos de naturalidad de algunos personajes que en lugar de conversar parecen estar dictando alguna lección. Otros personajes parecen haber sufrido un caso de desdoblamiento de personalidad, empezando por la propia Amaia, y esa falta de explicaciones, fiándolo todo a lo sobrenatural, le resta credibilidad. De Dupree, mejor ni hablar, porque no tiene ningún sentido. Hubo un momento, en la segunda novela, que llegué a pensar que estaba muerto y usaba las conversaciones con él como un modo de meditar sobre los casos. Y ese affaire (sexual? amoroso?) es lo que menos sentido tiene, que parece haberla vuelto tonta y no ver pistas tan grandes como el bosque entero de Baztán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo,en todo.Y ya lo del engaño a su marido me deja descolocada,siente el dolor de todo el mundo pero ni se acuerda de que tiene marido y las consecuencias de sus actos?he acabado decepcionada de la protagonista,no es el mismo personaje del primer libro. Acaba por parecerme hipocrita,perdida y un ser humano egoista,no he acabado de terminarme el libro pero ahora mismo el unico final que me gustaría sería su muerte.

      Eliminar
  2. Hace escasos días pude acabar de leer la novela y comparto contigo algunas apreciaciones como que es que esta tercera parte es diferente a las otras dos en el sentido que parece más una novela negra clásica de las que conocemos de toda la vida (esa sensación no se tenía del todo en las otras dos novelas de la trilogía, pues el elemento mitológico combinado con una trama policial le daba un toque distinto a esta trilogía).
    También he encontrado algunos cabos sueltos (y otros cerrados sin mucha "explicación"), pero supongo que es para recuperar el personaje de Amaia Salazar en otro momento con otra novela diferente.

    A mí me ha encantado esta novela, incluso podría decir que más que las anteriores, y ya es un decir porque las otras me entusiasmaron, jjajaja.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. A mi tambien me ha parecido mejor redactada que las anteriores aunque todavía haya párrafos que deberían haber sido sometidos a una mayor revisión y tramas con cortes abruptos. La propia autora ha manifestado que retomará al personaje de la inspectora Salazar, así que los flecos sueltos efectivamente están por algo.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo en cuanto que queda un poco pobre la resolucion de la madre de Amaia, a mi me gustaba el personaje de Rosario, ese punto de maldad que la identificaba --- despues de tantos episodios de su niñez.y despues de visitarla en clinicas, se merecia una muerte mas ... gloriosa! frente a frente con su hija ...
    En general., me ha gustado mucho, los tres libros,si hubiera un cuarto, lo leeria inmediatamente

    ResponderEliminar
  5. A mi me ha gustado mucho esta trilogía. Totalmente recomendabe para los amantes del misterio, aunque es cierto que han quedado bastantes cabos sueltos. Sospecho que el agente Dupree será la excusa de una nueva novela (si no es así el personaje pierde todo su sentido)

    ResponderEliminar
  6. No me han quedado claros algunos sucesos básicos. Por ejemplo, no me he enterado porqué tienen que ser niñas las asesisadas como ofrendas. Lo puedo intuir, pero creo que en el libro no se ha explicado concretamente. Y otra cosa, ¿cómo ingiere Elena las nueces sin enterarse? Le dijo a su hija que era una molestia estomacal, luego no sabía que las tenía dentro. O es que se lo estaba ocultando a su hija...

    ResponderEliminar
  7. Un conjunto de clichés a cada cual más evidente.

    ResponderEliminar
  8. Yo sabía quién era el malo desde la primera parte del libro. He odiado a Amaia la mayor parte de él, de verdad, no me podía creer lo que hacía y lo estúpida que llegaba a mostrarse.
    Respecto al spoiler, a la última parte, esa es la tesis que mantengo desde el último tercio del libro.
    Se rumorea un spin-off, y no estoy segura de querer leerlo. Sólo lo haría si se fueran a resolver un montón de dudas pendientes que tengo, como la sospechosa piel inmaculada de Ibai...
    En definitiva, este libro no me ha gustado demasiado, precisamente, por el asco que le he cogido a la protagonista, al igual que en la segunda novela.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mi me ha gustado bastante, creo que es verdad que hay muchos cabos sueltos entre los que yo encuentro, la relación entre Flora y Montes, no explica absolutamente nada ni creo que añada nada a la resolución del caso, a causa de ese enamoramiento?? tan exagerado ella deja de ser la persona perspicaz que era y no se da cuenta de nada, el final de la madre después de lo que significa en los libros anteriores, es un poco deslavazado, no entiendo nada de la muerte de Elena Ochoa ¿las nueces? le crecieron por generación espontanea????? y Dupree....únicamente la última linea del libro me lleva a pensar que esto debe tener una continuación con (Ahora necesitaré su ayuda.....) porque si no es así, no encuentro sentido a ese personaje. Espero que se cumpla lo de que el personaje de Amaia volverá en otra novela, aunque me pareció entender en la entrevista que vi, que ya no tendría que ver con la trilogía.
    De todas formas me han gustado mucho los tres libros.

    ResponderEliminar
  10. Yo también he leído que la autora va a continuar con el personaje principal y quizás en esa nueva serie se aclare lo relacionado con Dupree, que como bien dices, en este queda muy desdibujado y no se le ve el sentido a su aparición o tan siquiera a que lo mencionen. Lo de las nueces yo también me lo pregunté, así como lo de las hermanas y el cambio de comportamiento tan raro de Amaia, sobre todo en su relación con los hombres de la novela... ya me entiendes.

    ResponderEliminar
  11. Pues a mi me ha encantado, es mas me ha impactado, para mi el mejor de los tres, y mira que los dos anteriores me gustaron , a mi si un libro me mueve por dentro y me hace sentir, me basta, me dio mucha pena acabarlo, yo he leído trilogías en las que siempre sobraba el tercero, pero para mi este ha sido lo mas!!!, yo no soy ninguna experta, a mi si me gusta me gusta y si no lo dejo. para mi esa mezcla de intriga,misterio y romance, pues me encanta!!, Se que no es un libro perfecto, nada lo hay, y tiene pequeños matices, que igual habria que mejorar,no lo se, pero no me canso de repetir que me ha encantado. Me he leído el premio Planeta y el finalista del 2014, y me han dejado indiferente, sera que yo no entiendo.Es como cuando le dan un Oscar a la mejor película, y luego la ves y no te dice nada, pues eso. CHAPO por Dolores Redondo,me gusta como escribe

    ResponderEliminar
  12. Que pena que no haya seguido tirando del hilo de la brujería y la caza de brujas. Eso explicaría la fijación con las mujeres y niñas como víctimas: supuestas hijas de "brujas", belagiles... Ahí tendría sentido el párrafo sobre el inquisidor Salazar, el Opus Dei, etc.
    Es una obra irregular, con errores garrafales, como el hecho de decir que Esparza es asesinado por un compañero, con un cepillo de dientes (pag. 179) y más adelante decir que se ha suicidado. Ninla autora ni los editores se han dado cuenta?!
    La muerte de Rosario es sorprendentemente anticlimática, antiliteraria y poco digna de la trama. Creo que Redondo tomó aquí una mala decisión, debido quizás a las prisas, presiones por publicar la tercera part, falta de planificación, reposo y reflexión. Una obra magna requiere su tiempo de cocción.

    ResponderEliminar
  13. Centrado en el concreto título, comparto las opiniones anteriores de que la conclusión de la trilogía resulta apresurada, como si la versión original del libro hubiese sufrido "cortes" de la misma manera que la versión del director de una película. Así, la muerte de Rosario, la madre, resulta patéticamente improvisada, dada la trascendencia de su existencia para la protagonista y de la absoluta falta de consecuencias que, en buena lógica, debiera tener esa desaparición (dos novelas y media repletas de pesadillas; desaparece la causa y... ¿Santas Pascuas?). La repetición del romance de la hermana con Montes carece de lógica, para mí, y desde luego el "romance" de la protagonista con el juez me parece lo más disparatado, no por conservadurismo moral, sino por la supina idiotez que inocula a Amaia (quien no ve tres en un burro desde entonces), so pena de que obedeciese a ese apenas sugerido carácter "sobrenatural" del juez (¿es realmente el líder de la secta que ha pactado una eterna juventud, como dice en su delirio su ¿madre??) y por ende en un "encantamiento" más que un "romance"...
    Dupree es claramente un "Mac Guffin" para justificar un "spin off" u otra novela, centrada en la magia negra en N. Orleans. Sus intervenciones me resultan insustanciales, por decir poco.
    Lo que menos me ha gustado es que me ha dado la impresión que la trilogía, al menos según su conclusión, más que una trilogía pensada desde el principio como tal, resulta incoherente, un "más difícil todavía" en buscar el origen del mal que afecta al valle a caballo del éxito de la primera novela pero sin un plan previo, con demasiados cabos sueltos y tramas sin explicar, dejando demasiado a la imaginación o gusto del lector, obviando las, para mí, interesantes tramas familiares (tiene delito que se desvele la maternidad de Anne así, sin más, con el jugo que tiene), con un final descompensado y demasiado brusco, huérfano de respuestas (y no me vale con que "el lector debe sacar sus conclusiones") y para nada un cierre de trilogía: un cierre en falso, a la espera de un "spin off" (léase Dupree, si no ¿qué pinta?) o de más novelas que cierren esos, para mí, huecos del "puzzle" familiar. Coincido en que no profundizar en los personajes que componen la familia de la protagonista y que sean un mero "atrezzo" es un error.
    Es una pena, puesto que la fusión de folklore y novela negra me ha resultado interesante y, pese a las evidentes carencias de este libro, y de los dos anteriores, el conjunto me ha resultado entretenido, que es lo que, a la postre, busco en esta clase de literatura.

    ResponderEliminar
  14. Comparto al máximo tu comentario y análisis del libro.

    ResponderEliminar
  15. Introduce tu comentario...Yo acabé ayer el tercer libro y sólo he leído éste, me ha gustado muchísimo.Yo creo que el juez es el gurú de la secta y su petición es la eterna juventud,nadie piensa eso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii a mi la idea de la eterna juventud se me vino desde que Amaia habló con su supuesta madre, Sara... Y sobretodo cuandl no encontraron el cuerpo de Xavier. A mi me encantó la trilogía y este último me pareció genial!

      Eliminar
  16. Estoy de acuerdo contigo,es la única explicación que le encuentro al trastorno en el que se sume Amaia. Por lo demás encuentro como todos muchos cabos sueltos. Pero he de decir que me ha encantado la trilogía.

    ResponderEliminar
  17. 1er libro: flojo, 2º regular, 3º un pimiento

    ResponderEliminar
  18. LA POLI ESTRELLA DE LOS .... tiene trozos que parece un culebrón y trozos que te ponen la carne de gallina... demasiadas incongruencias y un final como de querer y no... huele a saga viciada

    ResponderEliminar
  19. Jeje, es que los productos de las majors, ya se sabe. Lo mismo te sale una muy buena, o tirando a buena como "El secreto de Vesalio" (que es de la misma casa) o un pimiento, como decían en otro comentario. Yo, para desintoxicarme he optado por la producción independiente y artesanal en novela negra: estoy pasando grandes ratos con "Alcolea".
    Ir directamente a Amazon para no perderos por el laberinto de las librerías donde sólo os van a meter por los ojos a, como dice el anterior comentarista, "La poli estrella de los..."
    En fin, que os sea de provecho.

    ResponderEliminar
  20. Malísima pero exageradamente mala, no voy a decir infumable porque es muy rápida de leer y entretenida pero en cuanto a trama es que no hay por dónde cogerla. Cualquiera sabe desde el segundo libro quién es el culpable porque es evidente que es un personaje que sobra en la vida de Amaia y que la única forma de quitar por donde lo lleva la autora es que sea culpable. La trama a lo 50 sombras de Grey es para morirse. Y lo de que se queda ciega de amor (por no decir idiota pérdida)ya ni te cuento... Me gustaron los dos primeros sobre todo el primero pues tenía interés en cuanto al asesino, esperaba un remonte del segundo y ha sido una caída libre. Leo en los comentarios que han quedado "flecos" sueltos, flecos no, deja la novela hecha jirones, que vergüenza de verdad,no comento personajes porque ya se ha dicho todo respecto a la muerte de Rosario y el agente Dupree. Cualquiera que haya leído novela policíaca entenderá que al menos para mí lo interesante es que vayas descubriendo a la vez que el personaje aunque a veces te puedas adelantar y que al final con un golpe de creatividad descubra algo que no esperabas, cuando hay un final inteligente sólo hay una posibilidad: que te guste. Puedes haber adivinado el culpable o no pero la forma de solucionarlo del autor será decisiva en esa sensación de ¡me encanta! Bueno pues en este libro eso no existe, la historia de Anne más o menos es algo bien resuelto o la del obrador...te quedas conforme pero nada más. Muy decepcionada no me gusta ser tan crítica pero no creo que vuelva a leer a Dolores Redondo en un tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el resultado del marketing a lo bestia. Prácticamente te asaltan por la calle para que la leas, ocupan todo el espacio publicitario y ya está. No hay más misterio.
      Yo me quedo con la que comentaba el paisano anterior. La de "Alcolea". En menos páginas y con un clima muy parecido -País Vasco, atmósfera opresiva, etc...- le da cien vueltas y media a "Ofrenda a la tormenta". Lo que pasa es que, claro, ¿qué quieres comer un sandwich plastificado o un solomillo a la Wellington? Pues si no quieres el sandwich plastificado tendrás que buscar ese restaurante pequeñito, que no aparece en la Guía Michelin, ni te hablan de él en todas las tertulias televisivas, pero hace un solomillo a la Wellington que no veas.
      Las grandes editoriales se aprovechan mucho de nuestra pereza para buscar algo que no sea de consumo rápido, de esas que, "como, total, se deja leer,y todo el mundo habla bien de ella...". Luego nos vienen estos disgustos.
      Las portadas también son un auténtico truño. Compara con la de "Alcolea" https://www.amazon.es/dp/1522707808 se ve el salto de calidad, pero como Destino es el pez más gordo en la pecera pasa lo que pasa. ; ))

      Eliminar
  21. Si dos personas pretenden a una, Agatha Christie hacia que una de ella fuera el asesino, aqui folklore de relleno, fantasía de aquella manera mucha explicación de relleno y al final el mismo resultado. no veo mucho recorrido para tan poco argumento, flaco favor al valle, no dan ganas de ir.
    Habelas hailas, pero aqui hay más (a otro nivel).

    ResponderEliminar
  22. El primero sabes de inmediato quien es el asesino, el segundo no está mal, pero ya aburren las locuras de la protagonista y miras con suspicacia las acciones de adolescente enamorada de Amaia... La tercera mata todo el interés, pues si quieres leer de una estúpida e infiel no buscas en las supuestas novelas negras.

    ResponderEliminar
  23. Los dos primeros pasables, el tercero la protagonista se vuelve estúpida por que se la follan... Un asco

    ResponderEliminar
  24. Me quedan dudas. ¿Esa muerte con "sobredosis de nueces? ¿El secreto entre las hermanas? hay quien dice que Dupree es una fantasía. Amaia cada vez come peor y, desde luego, la conciliación no es su fuerte. ¿Cómo pudo portarse así con el bendito de James? Dejando detallitos aparte el libro me ha encantado. A veces pienso que somos muy exigentes y analizamos todo con lupa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, somos un poco exigentes. Está claro que la autora ha abusado de la trama, que no daba para tres libros, y los asesinos de la primera y de la última son evidentes, pero bueno, son entretenidas y eso es lo importante.

      Eliminar

Comenta, no seas tímido.