lunes, 1 de junio de 2015

El gusano de seda, de J. K. Rowling

El gusano de seda
The Silkworm
Robert Galbraith (J. K Rowling)
Traductora: Gemma Rovira Ortega
Salamandra
544 páginas


Argumento:

El detective Cormoran Strike recibe el encargo de investigar la desaparición misteriosa del excéntrico escritor Quine por parte de la esposa de este. Pero pronto el caso se complica al descubrirse el cadáver, grotescamente torturado, del autor y la existencia de un manuscrito donde se describen las circunstancias de la muerte. Cormoran y su ayudante Robin investigarán el mundillo editorial y literario en busca del truculento asesino.


Comentario:

La segunda novela de la serie del detective Cormoran Strike sigue en la línea de la anterior. La autora dota a esta obra de género negro (o de detectives más bien) de una estructura clásica, totalmente canónica, en la que no falta ninguno de los elementos: el detective es contratado por una cliente (que al cabo se convierte en sospechosa), se investiga el cadáver, sus circunstancias y escena del crimen, a los posibles sospechosos, aparecen falsos culpables, el detective, de pronto, tiene una iluminación y "ata cabos" (aunque no nos lo cuenta, claro; nos oculta información hasta el desenlace), y finalmente, en un lugar cerrado donde se reunen todos los sospechosos, se enfrenta al asesino y explica el caso. Vamos, más clásico imposible.

Lo que más me ha llamado la atención es lo larga que es o parece la novela teniendo en cuenta que tampoco ocurren tantas cosas, ni hay llamativos puntos de giro (dejando aparte al canónico falso culpable y al descubrimiento del cuerpo). A todas luces, más de quinientas páginas es una extensión excesiva. Y en una novela con tanto texto es fácil que se escapen las pistas. Por otro lado, a mí personalmente, me costó distinguir a varios personajes sospechosos y sus relaciones con el autor desaparecido. Quizás hay demasiados y con unos vínculos retorcidos e intrincados que la autora muestra simbólicamente a través del manuscrito que articula la obra: "El gusano de seda", obra póstuma de la víctima, donde se ridiculiza o insulta a los sospechosos mediante personajes que simbolizan sus vicios o defectos y que ayudará al detective a desentrañar el caso.

En cuanto a la ambientación, el telón de fondo es la ciudad de Londres, con sus pubs, cafés y calles, sumida bajo una de sus peores olas de frío. La presencia constante del frío y la nieve otorga a la historia una apariencia de unidad y coherencia bastante lograda.

La autora dedica bastante espacio a la vida personal de los protagonistas, en especial a Strike, con su pierna postiza siempre a cuestas y sus cojeras, sus traumas por la ex que se va a casar con otro, y demás. También se insinúa, sutilmente, su interés por Robin, su secretaria, la cual interviene poco como detective (aunque  manifiesta su deseo de aprender el oficio, lo cual hace intuir una serie larga con estos dos) y mucho más como personaje en conflicto con su novio.

El punto fuerte de toda novela de detectives que se precie es la resolución final, con la confrontación con el asesino y la explicación del caso. Me ha parecido que Rowling ha estado solvente en este punto, atando bien las pistas sembradas en el libro y explicando más o menos todo, aunque he de decir que una de las pistas principales da la impresión de haber sido sacada de la manga a última hora para hacer encajar la historia (y esto, junto con lo de ocultar información al lector, me chirría). Otra cosa que no queda muy clara es el motivo del crimen. Parece aludirse a asuntos personales pero queda como un poco en el aire esta explicación, en favor de la dedicada a la ejecución digamos técnica del asesinato, de una alta complejidad.

En resumen, una novela clásica de detectives pero ambientada en nuestro tiempo, con las dificultades (legales) que eso supone (le perdonaremos a Rowling que sus personajes no cuenten lo que descubren a la policía ya que parece justificarlo con que "no le creyeron" o algo por el estilo), un poco demasiado larga, de trama retorcida, con un cierto sentido del humor, un poco de sutil crítica hacia el mundillo literario (con sus agentes locas, editores, autores excéntricos y creídos, etc), en especial, al mundillo literario de la "qualité" (Alta literatura) y sus producciones, y con el suficiente espacio dedicado a la vida personal de los protagonistas para querer saber qué pasa en libros posteriores, que gustará a los aficionados a este género, aunque quizás peque de demasiado rígida y ajustada a lo que se espera, sin innovaciones ni riesgos.



Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.