miércoles, 4 de mayo de 2016

El amor no es nada del otro mundo, de Félix J. Palma y María Fortea

 El amor no es nada del otro mundo
Félix J. Palma y María Fortea
400 páginas
Plaza y Janés


Sinopsis:

Ismael es un treintañero sin casi vida social, aparte de un compañero de trabajo y las interacciones con amigos del Facebook, que lleva treinta años enamorado de una compañera de la escuela, que llegó a ser su mejor amiga hasta que se marchó a Estados Unidos y perdieron el contacto, veinte años ha. Una día busca su perfil en Facebook y se encuentra con una sorpresa: ella, a quien no gustaban esas cosas, tiene un perfil. Decide mandarle un mensaje...


Comentario:

Escrita a cuatro manos (Félix Palma y María Fortea, marido y mujer), "El amor no es nada del otro mundo" es una novela romántica de estilo juvenil y temática fantástica, que guarda cierta relación con las anteriores novelas de uno de los autores, Félix J. Palma, en el sentido de que explora (de nuevo) los mundos alternativos y los diferentes yoes de una persona que en ellos viven (y sus relaciones entre ellos). Eso hace que el argumento de la novela no resulte nada novedoso para lectores de la trilogía de Palma iniciada en "El Mapa del Tiempo", hasta el punto que se pueden ir anticipando los hechos y situaciones, e incluso el final, con relativa facilidad.

La prosa está mucho menos elaborada que en la citada trilogía, y contiene abundantes frases hechas y términos coloquiales, aunque conserva, a mi modo de ver, de forma errónea, las apelaciones al lector (más disimuladas), como si un misterioso narrador te estuviera contando la historia. Lo que en la Trilogía estaba justificado y formaba parte de los recursos narrativos, en esta historia se percibe sobrante y sin ninguna función, como una rémora que, además, aparece en el momento menos pensado.

La premisa de partida es interesante e intrigante (un triángulo o cuadrángulo amoroso entre el prota, su otro yo, su amiga y el otro yo de su amiga), pero el desarrollo se me ha hecho algo pesado. Para empezar, aunque el protagonista tiene cerca de cuarenta años, se comporta y piensa como un adolescente, y me ha sido imposible quitarme esa imagen de la cabeza mientras leía. Aunque no descarto que existan casos raros, se me hace poco creíble que una persona pueda estar enamorada de otra desde la infancia, sin ser correspondida y sin tener trato durante veinte años (y que no haya levantado cabeza en ese tiempo ni intentado otras vías: ¿eso no es enfermizo?). Además, el protagonista primero es un "pagafantas" como se suele decir vulgarmente, y después, un poco acosador y obsesivo que no se resigna a estar en la "friendzone", y culpa a la chica de no hacerle caso, por no mencionar que le molesta "que piense primero en sí misma, que no sea dulce y empática con él, que siempre quiera tener la razón...", y por eso se siente atraído por la versión de otro mundo de su amada, más sumisa, dulce, comprensiva y maltratada por su marido... No me ha caído muy bien que digamos, a pesar de la "revelación final" en donde se da cuenta de a quién quiere realmente (aunque si analizamos, en realidad, él poco cambia; de lo que se trata es de que ella "se dé cuenta" de que lo ama a él).

Obviamente, que a mí no me caiga bien no afecta a la valoración literaria de la obra, es una mera opinión un poco off topic, pero que explica una de las razones por las que no me ha llegado la historia.

Algo que tampoco me ha gustado es cómo se alargan las situaciones, lo que ha hecho que leyera varias partes de la obra en diagonal, especialmente el final. El ritmo no es muy rápido, a decir verdad. Hay demasiadas palabras para lo que cuenta, o esa impresión me ha dado.

Será que no soy mucho de comedias románticas, pero el humor tampoco me ha calado, al parecerme algo simple. En general, ni la trama ni la forma de narrar ni los personajes son arriesgados. Diría que la historia es bastante convencional, si la despojamos del elemento fantástico, comercial y ajustada a los cánones de la novela romántica, sin sorpresas (y mucho menos si, como dije antes, has leído otras obras de Félix Palma, ya que hay soluciones similares).

El mensaje es obvio, y a veces, se subraya demasiado. Una de las temáticas es cómo nos relacionamos con los otros en las redes virtuales, cómo nos condiciona la expectativa ajena, la vida asomados a las ventanas de una cierta falsedad e hipocresía, que enlaza con el otro tema: la idealización, en este caso de las personas y del amor. Por otro lado, hay una extraña sobrevaloración de Facebook, cuando en principio parecía crítica. Sin embargo, para ser "crítica", resulta que lo convierten los autores nada más y nada menos que la vía metafórica  (y real, en el libro) para contactar con yoes alternativos, y explorar las dimensiones de la identidad.

En resumen, una obra que, a mi modo de ver, puede gustar más a la gente que no haya leído otras obras de Félix Palma y además, sea aficionada a la novela romántica con toques fantásticos.

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

2 comentarios:

  1. hola! que reseña extensa e interesante, puede que la lea si se me acerca, nunca digo no a una lectura y me gusta como la comentaste. gracias, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Si lees la novela, ya nos contarás. En fondo, es cuestión de gustos. Saludosss

      Eliminar

Comenta, no seas tímido.