miércoles, 18 de mayo de 2016

La magia del orden, de Marie Kondo

 La magia del Orden
The Life-Changing Magic of Tidying: A simple, effective way to banish clutter forever
Marie Kondo
Editorial Aguilar
248 páginas

 
Argumento:

Pautas y consejos para organizar y ordenar la casa, según el método KonMari, adornado con filosofía seudocientífica.

Comentario:

En un mundo caótico como el nuestro no es de extrañar el éxito de obras como esta, que trata del orden (aunque, una vez leído el libro sorprende el revuelo, dado que la calidad de los textos no es muy buena). En ella se dan ciertos consejos para ordenar nuestros espacios vitales, tomando como base la experiencia personal de la autora, así como también la profesional, ya que ella se dedica a aconsejar sobre el particular y a dar cursos y seminarios.

El libro tarda en llegar al "meollo" bastante. La primera parte está llena de palabrería de vendedor y muchas alusiones a la vida de la autora que envuelven obviedades o ideas que, si bien son interesantes, también podrían calificarse como lógicas. El inicio desconcierta por esta razón y porque es, paradójicamente, poco ordenado en su forma de exposición. Parece que nunca vamos a llegar a la parte de los "consejos prácticos", y cuando llegamos, estos son muy pocos (apilar los calcetines en vertical, doblarlos en forma de rectángulos, poner las cosas similares juntas, ordenar el armario por colores, doblar mejor que colgar, etc).

Las ideas principales son que puedes cambiar tu vida con ayuda del orden y que debes deshacerte de todo aquello que no te hace feliz (o dicho de otro modo, que el criterio para tirar cosas sería pensar si tal o cual objeto te hace feliz). Todo esto aplicado lo mismo a ropa que a libros u otros objetos personales. Como se puede ver, son propuestas lógicas, casi de sentido común. También habla del "efecto rebote" (jerga similar a la de las dietas de adelgazamiento) que sucede cuando en lugar de ordenar, escondemos, y ,al poco, el desorden nos vuelve a superar.

Hay otras propuestas un poco más dudosas, sobre todo aquellas que lindan con las seudociencias. La autora humaniza a los objetos y los dota casi de vida propia, hasta llegar a afirmar que la ropa mal doblaba "sufre" y cosas por el estilo. También resulta chocante su sugerencia de darle las gracias a los objetos por hacernos felices. A mí estas cosas me chirrían un poquito, pero supongo que forma parte de la educación "oriental" de la autora.

El mayor valor del libro es que nos hace pensar sobre el orden como instrumento para mejorar la vida, premisa con la cual estoy de acuerdo. Sin llegar al extremo de la autora que asegura que algunos de sus clientes hasta mejoraron de salud y de físico, creo que es importante, sobre todo para las personas de naturaleza caótica, el poner un poco de orden y disciplina. Los resultados de tus tareas son mejores y te sientes más a gusto en tus espacios.

Así que, ya solo por eso, merece la pena leer el libro, aunque literariamente no sea muy brillante que digamos, ni tampoco destaque en aspectos técnicos. Es una lectura fácil y rápida que podría animarnos a poner en práctica pautas de ordenación y organización personal (no necesariamente las expuestas en el libro), tan necesarias hoy en día, cuando la gente tiende a acumular objetos sin sentido y a aferrarse a ellos, aunque sean inútiles.



¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

2 comentarios:

  1. Lo que más me ha llamado la atención al leer La magia del orden es el desorden y la falta de organización con los que está escrita la obra, algo que, en principio, parece contradictorio con los temas que trata, y que puede suscitar desconfianza en los métodos de la autora, aunque quizá lo que es aplicable para la solución de ciertos problemas no sirva para otros, en este caso la redacción de un libro.

    En mi opinión, la obra repite conceptos y anécdotas (las de los clientes son todas similares, las de la autora también, además de parecer propaganda de sus cursillos), casi todo son generalidades y vaguedades. Las pocas cosas que concreta son tan lógicas y evidentes que no es necesario leerlas en un libro para aplicarlas.

    Se echa de menos algún tipo de lista, resumen o enumeración de los puntos principales a seguir (quizá sea porque hay pocos o ninguno) y la conclusión final es que sobran unos dos tercios del libro y el resto son obviedades (colocar todos los objetos similares en el mismo lugar, etc).

    Sobre lo de la ropa que sufre, liberar los libros que no hemos leído para que hagan felices a otras personas, apilar en vertical u ordenar las prendas por colores prefiero no hablar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo lei, me aburrio, es tal cual un catalogo de sus cosas y que no aplica a cualquier hogar, o al menos al mio. Lleno de obviedades que no vamos a llevarlas a cabo por leer el libro, es mas o menos como el libro de las dietas, todos mas o menos sabemos que hacer, solo hay que hacerlo. Buenisimo si vive de esto, segui su sano consej y libere su libro.....

      Eliminar

Comenta, no seas tímido.