lunes, 26 de diciembre de 2016

Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin

Manual para mujeres de la limpieza
A manual for Cleaning Women
Lucia Berlin
Traductora: Eugenia Vázquez
Editorial Alfaguara
429 páginas


Argumento:

Conjunto de relatos escritos por Lucia Berlin, una mujer con una vida intensa marcada por el alcoholismo, los matrimonios fallidos, una madre borracha y loca, los mil empleos para sacar adelante a sus hijos y la enseñanza.


Comentario:

Aunque los primeros relatos de la antología no me entusiasmaron mucho, he de reconocer que, finalmente, este libro me ha parecido muy interesante y curioso. Se trata de estampas, más que de historias con un desarrollo y un giro sorprendente, tal y como estamos acostumbrados en este género literario. Estampas de vida, con un aroma muy norteamericano, y basadas en la propia biografía de la autora, aunque no siempre los personajes femeninos aparezcan con su nombre, cargadas de detalles que dan textura de realismo exagerado. Da igual como se llame la protagonista femenina del relato, Lu, Lou, Charlotte, etc, siempre tenemos la impresión de que asoma la autora entre líneas. Contribuye a esta sensación el hecho de que, aunque los relatos no siguen un orden cronológico, a veces recuperan al personaje en otras épocas de su existencia o en otras facetas, o citan los mismos elementos leit motivs (la marca de whisky que bebe, su equipo deportivo favorito, etc), enriqueciéndose y reforzándose unos a otros.

En estos relatos, narrados en primera persona (generalmente una voz, aunque hay relatos con dos voces distintas), con una prosa ajustada y sencilla (aunque de vez en cuando hay algún arranque lírico, con muy buenas imágenes), se cuentan historias de lo más cotidiano (y en apariencia simple) sobre la infancia, el abuelo dentista, la hermana que se muere de cáncer, los viajes de Lucia por diversas partes de Iberoamérica, con la cual mantuvo siempre un vínculo muy especial: al parecer, dominaba el español y daba clases de esta lengua; su estancia en el colegio chileno, aventuras y romances… 

Me resulta muy difícil analizar el libro, ya que para mí, más que una cuestión de técnica o de prosa, se ha tratado de una “experiencia” de inmersión en la vida de una persona (lo que se suele denominar “autoficción”), muy interesante, con un gran humor incluso hablando de temas duros y escabrosos. La autora no se corta, es muy sincera y descarnada con su problema de alcoholismo, que ocupa varios de los relatos. No importa que estén ficcionados y dramatizados, el sustrato, la vida de Lucia Berlin, su forma vitalista de pensar y actuar, a pesar de las desgracias, impregna todo.

Lucia Berlin murió prematuramente después de una larga enfermedad propiciada por su escoliosis, que le dañó el pulmón, y por el abuso del tabaco. Al final de su vida, tuvo una existencia más desahogada, pero hasta llegar ahí fue la continua lucha de una mujer con una amplia prole que debía ocupar montones de trabajos alimenticios, por debajo de su cualificación (ella misma dice que la miraban mal porque “estaba instruida”). Enfermera de un ginecólogo, empleada en un hospital, señora de la limpieza, profesora de español de chicos problemáticos… Como ya mencioné, el español está presente en casi todos sus relatos (aparte de los ambientes abundan las expresiones, personajes y palabras hispanos). Fue un idioma que marcó su vida. Incluso cita a autores como Ramón J. Sénder, del cual creo que fue alumna en la universidad.

En resumen, una recopilación de relatos que son trozos de vida y una experiencia. No se puede explicar, hay que leerlo. No hay sorpresas ni giros al final. Solo eso, la vida, con lo bueno y lo malo.

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

jueves, 22 de diciembre de 2016

Tormenta de nieve y aroma de almendras, de Camilla Läckberg

Editorial: Maeva, 2016
Colección: Mistery Plus
Traducción: Marta Armengol & Carmen Montes
192 páginas
16.90 €

Argumento:

Colección de relatos ambientados en el universo Fjällbacka.

Comentario:

Aunque la ilustración de la portada, similar a las utilizadas en las novelas protagonizadas por Erica y Patrik, puede hacer pensar que se trata de una nueva entrega, no es así. Es una breve colección de relatos cuyo hilo conductor con la serie principal es la participación, más o menos episódica, de varios de los personajes de esta.

El primero de los relatos, que ocupa más o menos la mitad del volumen, está protagonizado por Martin Molin, compañero de trabajo de Patrik Hedström, quien se ve aislado en una casa con un cadáver y varios sospechosos, familiares del difunto, construidos en base a los motivos y posibilidades que pudieran tener para cometer un asesinato.

Este relato, «Tormenta de nieve y aroma de almendras» quizá sea el más complejo y trabajado de los cinco, en parte gracias a su extensión, que permite un mayor desarrollo de las situaciones y reflexiones de cada uno de los sospechosos, cuyos puntos de vista se suman al de un Martin confuso y sobrepasado que tarda en reaccionar y solo al final, y de manera casi repentina, averigua lo que ha sucedido.

«Un día de perros», mucho más breve, alterna el punto de vista de Sixten, un chico que sufre los insultos de sus compañeros de instituto, con el de Patrik en su trabajo, hasta que sus vidas se cruzan un instante, con una finalidad que no queda clara, además de no incluir misterios que resolver.

 En «Una muerte elegante» aparecen Erica y Patrik, ya casados, si bien su presencia es irrelevante en una historia que se basa en la (relativa) sorpresa final y cuya brevedad se agradece.

«El café de las viudas» quizá sea el segundo mejor relato del tomo, pese a su obviedad, presente desde el título, y que hubiese funcionado mejor si tuviera menos texto y no diera tantas vueltas sobre lo mismo, incluyendo pasajes en cursiva, tan propios de la autora.

«Soñar con Elisabeth», la última historia del volumen, vuelve a basar todo en la efectividad de la «sorpresa» final, sin el aliciente de un verdadero misterio o investigación.

Para finalizar, quizá por aumentar el número de páginas (no llegan a 200), se incluye «La escuela del crimen», siete lecciones que contienen consejos, ejercicios y sugerencias de lecturas (sobre todo novelas de Agatha Christie) que no aportan nada nuevo al proceso de escribir una novela. Recomendaciones acerca de cómo crear situaciones y personajes y listas de tareas componen esta «escuela» cuyos consejos da la impresión de que no siempre son seguidos por la propia autora.

En resumen, «Tormenta de nieve y aroma de almendras» es una colección de relatos fechados hace varios años, de interés irregular, que puede tanto satisfacer como decepcionar, según las expectativas que se tengan, en especial a quienes sean incondicionales de la autora.


***T***



¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

lunes, 19 de diciembre de 2016

Resumen de nuestro año lector 2016: lo mejor y lo peor

Todos los años por estas fechas, se suelen hacer listas de lo mejor y lo peor. En el blog, este año, haremos un pequeño resumen de cómo ha sido nuestro año lector, desglosado por reseñadora. Tanto Thersuva como yo hemos cumplido el reto lector de Goodreads que nos habíamos planteado a inicios del año. Ella ha leído más que yo, desde luego, pero mi marca tampoco ha estado mal. Por desgracia, no hemos podido reseñar por falta de tiempo todo lo que hemos leído. Para más información sobre nuestras lecturas de este año se puede consultar nuestras páginas de Goodreads.


Año lector de Thersuva




Total libros leídos: 75
Páginas: 21.860
Longitud media del libro: 308 páginas

Mujeres autoras: 38
Hombres autores: 37

España/Lationoamérica: 26
Otros países: 48

Más corto: 64 páginas. Los crisantemos, de John Steinbeck.
Más largo: 928 páginas. El laberinto de los espíritus, de Carlos Ruiz Zafón.

Destacadas

― La otra vida de Ned Blackbird, de Alexis Ravelo (literatura dentro de la literatura. Emocionante.)
― Villa Vitoria, de Dorothy Emily Stevenson (optimista, positiva, emotiva)
― Valancy Stirling o El castillo azul, de Lucy Maud Montgomery (humor, amor, evolución)
― Aquí hay veneno, de Georgette Heyer (misterio con grandes dosis de humor e ingenio)

Bien

― El unicornio, de Iris Murdoch (psicología, drama y un toque de locura)
― Flores para la señora Harris, de Paul Gallico (emotiva, sencilla, con mensaje)
― Muñecas rotas, de James Carol (misterio con pocas sorpresas bien llevado y redactado)
― El crimen de Orcival, de Émile Gaboriau (irregular, los pasajes interesantes compensan)
― La chica danesa, de David Ebershoff (intensa construcción psicológica de los protagonistas)
― Memorias de una suegra, de George R. Sims (humor, ingenio, retrato social)

Pse…

― Todo esto te daré, de Dolores Redondo (sobra texto, en especial el "emotivo desgarrado")
― Me llamo Lucy Barton, de Elizabeth Strout (superficial, carente de empatía y emoción)
― La magia del orden, de Marie Kondō (obviedades y autobombo repetidos hasta aburrir)
― Olvidé decirte quiero, de Mónica Carrillo (Otra versión de La luz de Candela. Peor)
― El factor sobrenatural, de Edgar Cantero (alardes tan absurdos como innecesarios)
― El sabor de tus heridas (Dreaming Spires #3), de Victoria Álvarez (la peor de la trilogía)
― Historia de un canalla, de Julia Navarro (increíble) 


Año lector de M.C. Mendoza



62 libros leídos
21.374 páginas

El más corto: Animales fantásticos y dónde encontrarlos, de J.K. Rowling
El más largo: El Laberinto de los Espíritus, de Carlos Ruiz Zafón

Longitud media: 345páginas


Escritos por hombres: 45 
Escritos por mujeres: 14 
Varios autores (en todos ellos hay hombres y mujeres): 3

Españoles/Latinoamericanos: 28
Extranjeros o lengua extranjera:34

Géneros más leídos:

Es obvia mi tendencia hacia el género CF-Fantasía, la novela contemporánea y la no ficción. Este año ha quedado bastante claro.

CF/Fantasía/Terror: 25
Novela contemporánea: 16
No ficción/ensayos: 12
Thriller/misterio/aventuras: 7
Clásicos: 2
Romántica:1
Histórica:1


Los que más me gustaron:

Patria, de Fernando Aramburu

Emotivo. Tema aún candente en nuestra sociedad.

La historia de tu vida, de Ted Chiang

Muy buenos relatos de CF. Alto nivel.

Homo Deus, Breve Historia del mañana, de Yuval Noah Harari

Interesante visión de la historia del ser humano y de su futuro. Flojea un poco al final, pero está bastante bien en su aspecto desmitificador.

Nostalgia del Absoluto, de George Steiner

Filosofía muy buena, al alcance de cualquiera. El vacío del ser humano al quedarse sin dioses.

1984, de George Orwell

Clásico inquietante de la CF. Más que novela, docudrama de un sistema totalitario horroroso pero que se inspira en otros reales.

El Reino, de Emmanuel Carrère

Demoledor ejercicio de sinceridad e introspección. Un análisis brutal de la creencia, la religión cristiana, etc.

Sonata de otoño, de Ramón María del Valle-Inclán

Clásico que nos lleva a la húmeda Galicia decimonónica. Todo muy gótico. Lenguaje de alto nivel.

Otra vuelta de tuerca, de Henry James

Relectura. Impresiona como la primera vez esta magistral historia llena de matices y ambigüedades.

Justicia Auxiliar, de Anne Leckie

A pesar de su defectos, muy curiosa novela de CF, con un no menos curioso mundo imaginario donde toman el té y viajan en naves espaciales con personalidad propia.

Mujeres y libros, una pasión con consecuencias, de Stefan Bollmann

Ensayo. Interesante estudio sobre la mujer y la lectura desde el siglo XVIII.

Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin (actualización)

Relatos que son estampas de vida.



Los que menos me gustaron:

Farándula, de Marta Sanz
Los herederos de la Tierra, de Ildefonso Falcones
El tiempo es el que es (El ministerio del tiempo 1) de Anaïs Schaaff
Ser feliz en Alaska: Mentes fuertes contra viento y marea, de Rafael Santandreu
Maestra, de L.S. Hilton
Róndola, de Sofia Rhei
Todo esto te daré, de Dolores Redondo
También esto pasará, de Milena Busquets
2084. El fin del mundo, de Boualem Sansal
La magia del orden, de Marie Kondo
La reina del Tearling, de Erika Johansen
Falcó, de Arturo Pérez Reverte


Sorpresas:

Ningún escocés verdadero, de Ana Ballabriga y David Zaplana

El libro ganador del concurso Amazon para indies 2016 es una ficción entretenida, original y, para variar, bien escrita, e incluso transgresora en muchos aspectos, dentro del género del thriller. Algo con lo que no contaba en absoluto, tratándose de un premio comercial.

El maestro de esgrima, de Arturo Pérez Reverte

Buena reconstrucción de la época y ambientación en esta novela con un pequeño toque de misterio. Mi segunda novela escuchada en audiolibro.

Decepciones (esperaba más pero...):

La tierra que pisamos, de Jesús Carrasco

No es lo que esperaba...

Petronille, de Amèlie Nothomb 

Nothomb lleva muchos años decepcionándome. Con lo que me gustaba antes.

El problema de los tres cuerpos, de Cixin Liu 

Las críticas de este libro eran muy buenas, pero a mí no me ha llegado. Me parece hasta naif en algunos aspectos.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos, de J.K. Rowling

Solo para muy fans del universo Potter. Es un no ficción dentro de una ficción.

El amor no es nada del otro mundo, de Félix Palma

De este autor siempre espero mucho más.

El sabor de tus heridas, de Victoria Álvarez

La trilogía en la que se encuadra este libro ha ido de más a menos, derivando peligrosamente hacia la novela romántica.

Cinco Esquinas, Mario Vargas Llosa

El ocaso de un autor que fue grande. Novela meramente alimenticia.

Fahrenheit 451, de Ray Bradbury

No me ha llegado esta historia que tenía la marca de clásico de la CF.

El factor sobrenatural, de Edgar Cantero

Muchos fuegos artificiales pero aburrimiento y vacío.


Impactantes:

Instrumental: memorias de música, medicina y locura, de James Rhodes

Algo repetitivo y machacón, pero pone a la vista de todos una cruel realidad: los abusos y violaciones a menores.


lunes, 12 de diciembre de 2016

Fin encuesta del blog sobre géneros literarios favoritos

Damos por terminada la encuesta sobre los géneros favoritos de nuestros usuarios que ha ocupado todo este año. Lo cierto es que los resultados no nos han sorprendido mucho, ya que están en consonancia con los gustos generales de la población lectora más o menos.

Como se puede observar en la gráfica, el misterio o thriller sigue siendo el género más solicitado para reseñar con diferencia, seguido por la novela contemporánea y la romántica. Mientras, las obras de no ficción, la novela vanguardista o experimental y los relatos ocupan los últimos puestos en cuanto a interés. Recuerdo a los lectores que en esta encuesta se podían elegir varias opciones.

Muchas gracias a todos los que han dado su opinión. Pronto publicaremos un artículo con nuestras mejores y peores lecturas del año (no necesariamente reseñadas en el blog), una estadística de libros leídos y más. 







lunes, 5 de diciembre de 2016

Patria, de Fernando Aramburu


Patria

Fernando Aramburu
Tusquets Editores
597 páginas


Argumento:

La historia de dos familias en el contexto del anuncio de paz por parte de la banda terrorista ETA en el País Vasco, una abertzale (nacionalista vasca) y la otra, la de un empresario asesinado por la banda, en un tiempo amigas íntimas.


Comentario:

Rara vez se ve una novela en la cual haya una crítica positiva tan unánime. Una vez leída la obra, puedo entenderlo perfectamente.

Y es que sin ser una novela que tenga las trazas de un  "clásico", es muy digna, e incluso sobresaliente en muchos aspectos. 

En primer lugar, por abordar un tema que hasta hace bien poco, o incluso hoy en día, es algo tabú: el conflicto vasco y el terrorismo de ETA. La novela, de hecho, tiene su punto de partida en el anuncio de la banda de la paz unilateral y el abandono de la lucha armada. 

Sin embargo, la novela no posee una estructuración lineal en lo cronológico. El autor, mediante capítulos cortos dedicados cada uno de ellos a un personaje (en tercera persona, aunque ya hablaremos de este tema), nos lleva hacia atrás y hacia adelante, pivotando sobre ese hecho histórico. Así pues la obra parece girar sobre sí misma, y en cada vuelta, conocemos más facetas de las situaciones, relaciones y personajes, como en una permanente ramificación en busca de nuevas perspectivas. A pesar de estar la narración "desordenada"  desde el punto de vista temporal, eso no es impedimento ni mucho menos para comprender la historia. En realidad, lo que cuenta no es un misterio o una intriga, sino el retrato de un mundo dividido del cual son metáfora y representación las dos familias protagonistas, antaño amigas. Por un lado, la familia de un etarra con delitos de sangre; por otro, la de la viuda de un empresario al que se reclamaba el llamado "impuesto revolucionario", extorsión que realizaba la banda ETA para su financiación a los empresarios vascos. 

El autor no se deja nada en el tintero, componiendo un pasmoso retrato de la realidad vasca, desde las familias con presos de ETA hasta la situación atroz de las víctimas, los atentados frecuentes, el vacío a quienes no comulgaban con las ideas del pueblo, las amenazas, las pintadas insultantes, las tabernas nacionalistas, las acciones y estructura de los comandos, las torturas en el cuartel de Intxaurrondo a los detenidos, breves menciones a los GAL (grupo terrorista organizado por el gobierno de Felipe González, presuntamente) y a algún atentado famoso (Gregorio Ordóñez) o detenciones de etarras (Bidart), las manifestaciones pro amnistía, la idolatría a los etarras, los presos arrepentidos... Vamos, un fresco exhaustivo del conflicto vasco.

Y además, a mi modo de ver de forma bastante imparcial, sin meter mucho politiqueo, ni de un lado ni de otro, mostrando los hechos crudos y que valore el lector. Lo cierto es que mientras leía según que cosas pensaba en que esto podría levantar ciertos sarpullidos en sectores acostumbrados a utilizar a las víctimas de ETA y a la propia ETA en sus manejos ideológicos. 

Obviamente, la novela al final, se va hacia lo políticamente correcto de la conciliación y la necesidad del perdón para curar heridas. De hecho, esto es una de las cosas que más me ha chirriado. Y aunque no es algo que moleste mucho, se nota un intento de terminar con un final feliz y esperanzador después del dramón descrito, algo que se ve venir ya desde cierto punto de la novela. 

"Patria" también llama la atención por los aspectos formales, como la ya mencionada ruptura de la linealidad cronológica normal. La prosa y la narración son bastante libres, pasándose de la tercera persona a la segunda o a la primera, como si fuera un cuento; de un tiempo verbal a otro (presente, pasado), que le da a la novela un aire atemporal. El lenguaje es muy coloquial, con la inclusión además de vocablos vascos (hay un glosario al final para comprensión del lector) y localismos (en los tiempos verbales). En cuanto al tono, destila un cierto humor, aunque las cosas narradas son bastante truculentas en ocasiones, que contribuye a acercarse a la historia con menos dramatismo pero sin perder emoción. 

Al ser tan largo el libro y detenerse tanto en los personajes, llegamos a conocer muy bien a cada uno de ellos, o al menos al arquetipo que representan, sacado de la sociedad vasca. Creo que el autor ha optado por la mejor forma para hacernos llegar los pensamientos y sentimientos de este numeroso elenco: la viuda Bittori, que solo desea que el etarra le pida perdón para morir tranquila, la nacionalista Miren, que se aparta de su mejor amiga por sus ideas abertzales; el joven arrastrado hacia el terrorismo y el asesinato; los hijos de la víctima y sus reacciones ante el crimen y el rechazo de la parte de la sociedad favorable a los etarras y el silencio de los demás; sus vidas afectadas por este hecho, etc, etc.

Al final, después de tantas desgracias, un happy end metafórico para terminar de curar la herida vasca que tanta sangre hizo correr.

En resumen, un libro interesante, quizás algo flojo en estilo (para quien busque  prosas exquisitas y elaboradas, pero adecuado para lo narrado), quizás demasiado largo y repetitivo, imparcial, documentado (o eso parece), emocionante, y que, sin contar una historia con grandes giros, logra engancharte hasta el final con unos hechos reales y cotidianos.



¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

jueves, 1 de diciembre de 2016

El carbonero, de Carlos Soto Femenía

Editorial: Destino, 2016
Colección: Áncora & Delfín
288 páginas
17,50 €
Ebook: 8,99 €

Argumento:

Marc está obsesionado por averiguar quién asesinó a su madre siete años atrás.

Comentario:

«El carbonero», relatada en primera persona por su protagonista, se divide en tres partes bien definidas: la presentación de los principales personajes y sus circunstancias, la venganza de Marc y las consecuencias de esta.

La primera parte hace especial hincapié en relatar el modo de vida de los carboneros, detallando los diferentes pasos del proceso, la dureza y dificultades a las que se enfrentan, lo que parece conferirle cierta importancia, al menos hasta ver que se diluye hasta desaparecer en las siguientes etapas de la obra, relativizando su importancia.

En estas páginas se define también al pequeño elenco de personajes, siempre vistos a través de la mirada subjetiva de Marc, en base a lo que siente o piensa de los demás, desde la atracción por dos mujeres tan diferentes como Aina y Joana, a la relación con un progenitor silencioso, inmerso en su mundo interior, un espectro de sí mismo tras la tragedia.

Una revelación de Joana (a saber por qué no la ha hecho antes) lleva a Marc a averiguar, sin la menor dificultad y, por tanto, sin misterio ni intriga, quién asesinó a su madre, y a iniciar la venganza que protagoniza la parte central de la novela, con un protagonista convertido de pronto en asesino implacable, violento, muy distinto al joven sensible y protector que se había mostrado en las páginas anteriores.

Este repentino cambio, tanto en el tono como en la personalidad de Marc llama más la atención  al sumarse a la aparición de los villanos, en especial uno de ellos, Ganxo, con quien mantiene una conversación compuesta por ingeniosos intercambios de frases, chulerías, etc, en un tono que, por momentos, llega a resultar exagerado, paródico, poco creíble.

La conclusión, que incluye las consecuencias de la venganza, parece tan controlada por Marc como todo lo anterior, erigiéndose tanto en vengador como justiciero en un final un tanto confuso en el que se echa en falta algo, quizá una mayor definición en algunos temas.

En resumen, «El carbonero» es una novela desigual, relatada por un protagonista que maneja un vocabulario más amplio y complejo del que sería razonable esperar en sus circunstancias, que no parece encontrar el equilibrio en forma ni en fondo (la importancia decreciente de la profesión, la ausencia de misterio, cómo se dosifica la información…), que gustará, o no, según las expectativas que se tengan.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)