lunes, 27 de febrero de 2017

Nosotros en la noche, de Kent Haruf

T.O.: Our Souls at Night, 2015
Editorial: Literatura Random House, 2016
Traducción: Cruz Rodríguez Juiz
144 páginas
16,90 €
Ebook: 8,99 €

Argumento:

Addie Moore visita a su vecino Lewis Waters, ambos viudos, para preguntarle si le apetece ir alguna vez a su casa, a dormir con ella. Y a hablar.

Comentario:

«Nosotros en la noche» comienza planteando una situación atractiva, interesante, que, en principio, parece augurar que tratará temas importantes, como la soledad, o la necesidad de compañía y conversación. En ese primer acercamiento se dicen cosas como: «Me refiero a que los dos estamos solos. Llevamos solos demasiado tiempo. Años. Me siento sola. Creo que quizá tú también.», «No, sexo no. No lo enfoco así. Creo que perdí el apetito sexual hace tiempo. Yo hablo de pasar la noche. De acostarse calentitos, acompañados. Meterse juntos en la cama y que te quedes toda la noche. Las noches son lo peor, ¿no crees?»

Sin embargo, hay varias cosas que dificultan acercarse a las confidencias de estos personajes. Entre ellas la redacción, que prescinde de las líneas de diálogos y las acotaciones, algo que, sin ser habitual, tampoco es demasiado raro, y ha funcionado en otras obras, por  lo que resulta difícil dilucidar qué falla en ésta. El caso es que en demasiadas ocasiones hay que leer varias veces una conversación para saber quién dice qué a quién.

Que la novela relate lo que hacen los personajes, recreándose en ocasiones en acciones irrelevantes contadas de forma superficial («Ella se marchó y él la vio salir de la habitación y se tumbó a esperar de nuevo al sueño, pero le sirvieron la cena y vio las noticias mientras comía y después apagó la tele y miró por la ventana y contempló caer la noche sobre la vasta llanura al oeste de la ciudad.»), no ayuda a dotar de profundidad a una historia que solo en contadas ocasiones reflexiona con cierta seriedad de los temas que aborda.

El relato de las vidas de Addie y Lewis (ella le cuenta la pérdida de su hija, él a ella la infidelidad a su difunta esposa), en el que completan el conocimiento parcial que cada cual tenía de la vida del otro, con algunos momentos emotivos que permiten empatizar ligeramente con ellos, quizá por lo tópico de las situaciones y las reacciones a ellas.

La aparición en escena de otros personajes, entre los que destacan el hijo (Gene) y el nieto (Jamie) de Addie, además de una anciana vecina (Ruth), cambia la dinámica de la novela y de la relación entre los protagonistas, que parecen rejuvenecer, tener una nueva oportunidad, de corregir errores pasados, con el pequeño Jamie como revitalizador: le llevan a sitios, le compran una perra, vuelven a tener un niño a quien criar y  enseñar lo que saben.

No corren la misma suerte Ruth (su momento emotivo no acaba de conseguir el propósito pretendido) ni Gene, un hombre amargado, infeliz en su matrimonio, que no sabe tratar con su madre ni con su hijo y da lugar a una situación incomprensible al obligar a Addie a tomar una decisión cuya exigencia no parce justificada por la situación, pareciendo más un capricho, un recurso para conseguir el fin que interesa al autor, si bien incoherente con la personalidad del personaje.

Resulta difícil entender que una mujer que al principio hace una declaración de intenciones tajante en cuanto a la relación con el vecino («Me da igual que te vean. Se enterarán. Alguien te verá. Ven por la entrada principal de la calle delantera. He decidido no hacer caso de lo que piense la gente. Le he prestado atención durante demasiado tiempo… toda la vida. No pienso seguir viviendo así. Por el callejón  parece que estemos haciendo algo malo o vergonzoso.») se pliegue con tanta facilidad al capricho de un hijo incapaz de respetar, comprender o escuchar a su madre.

En resumen, «Nosotros en la noche» es una novela perjudicada tanto por la forma como por la superficialidad con la que relata lo que sucede a sus protagonistas, entretenida, quizá por no ser demasiado extensa, que gustará más a quienes tengan facilidad para empatizar e identificarse que a quienes prefieran que se les muestre, y demuestre, lo que quiere transmitir.

«Nosotros en la noche» ha sido adaptada al cine, dirigida por Ritesh Batra y protagonizada por Jane Fonda (Addie), Robert Redford (Lewis), Matthias Schoenaerts (Gene), Phyllis Sommerville (Ruth), Iain Armitage (Jamie) y Bruce Dern (Dorlan) en sus principales personajes.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.