Mostrando entradas con la etiqueta Relatos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Relatos. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de diciembre de 2016

Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin

Manual para mujeres de la limpieza
A manual for Cleaning Women
Lucia Berlin
Traductora: Eugenia Vázquez
Editorial Alfaguara
429 páginas


Argumento:

Conjunto de relatos escritos por Lucia Berlin, una mujer con una vida intensa marcada por el alcoholismo, los matrimonios fallidos, una madre borracha y loca, los mil empleos para sacar adelante a sus hijos y la enseñanza.


Comentario:

Aunque los primeros relatos de la antología no me entusiasmaron mucho, he de reconocer que, finalmente, este libro me ha parecido muy interesante y curioso. Se trata de estampas, más que de historias con un desarrollo y un giro sorprendente, tal y como estamos acostumbrados en este género literario. Estampas de vida, con un aroma muy norteamericano, y basadas en la propia biografía de la autora, aunque no siempre los personajes femeninos aparezcan con su nombre, cargadas de detalles que dan textura de realismo exagerado. Da igual como se llame la protagonista femenina del relato, Lu, Lou, Charlotte, etc, siempre tenemos la impresión de que asoma la autora entre líneas. Contribuye a esta sensación el hecho de que, aunque los relatos no siguen un orden cronológico, a veces recuperan al personaje en otras épocas de su existencia o en otras facetas, o citan los mismos elementos leit motivs (la marca de whisky que bebe, su equipo deportivo favorito, etc), enriqueciéndose y reforzándose unos a otros.

En estos relatos, narrados en primera persona (generalmente una voz, aunque hay relatos con dos voces distintas), con una prosa ajustada y sencilla (aunque de vez en cuando hay algún arranque lírico, con muy buenas imágenes), se cuentan historias de lo más cotidiano (y en apariencia simple) sobre la infancia, el abuelo dentista, la hermana que se muere de cáncer, los viajes de Lucia por diversas partes de Iberoamérica, con la cual mantuvo siempre un vínculo muy especial: al parecer, dominaba el español y daba clases de esta lengua; su estancia en el colegio chileno, aventuras y romances… 

Me resulta muy difícil analizar el libro, ya que para mí, más que una cuestión de técnica o de prosa, se ha tratado de una “experiencia” de inmersión en la vida de una persona (lo que se suele denominar “autoficción”), muy interesante, con un gran humor incluso hablando de temas duros y escabrosos. La autora no se corta, es muy sincera y descarnada con su problema de alcoholismo, que ocupa varios de los relatos. No importa que estén ficcionados y dramatizados, el sustrato, la vida de Lucia Berlin, su forma vitalista de pensar y actuar, a pesar de las desgracias, impregna todo.

Lucia Berlin murió prematuramente después de una larga enfermedad propiciada por su escoliosis, que le dañó el pulmón, y por el abuso del tabaco. Al final de su vida, tuvo una existencia más desahogada, pero hasta llegar ahí fue la continua lucha de una mujer con una amplia prole que debía ocupar montones de trabajos alimenticios, por debajo de su cualificación (ella misma dice que la miraban mal porque “estaba instruida”). Enfermera de un ginecólogo, empleada en un hospital, señora de la limpieza, profesora de español de chicos problemáticos… Como ya mencioné, el español está presente en casi todos sus relatos (aparte de los ambientes abundan las expresiones, personajes y palabras hispanos). Fue un idioma que marcó su vida. Incluso cita a autores como Ramón J. Sénder, del cual creo que fue alumna en la universidad.

En resumen, una recopilación de relatos que son trozos de vida y una experiencia. No se puede explicar, hay que leerlo. No hay sorpresas ni giros al final. Solo eso, la vida, con lo bueno y lo malo.

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

jueves, 22 de diciembre de 2016

Tormenta de nieve y aroma de almendras, de Camilla Läckberg

Editorial: Maeva, 2016
Colección: Mistery Plus
Traducción: Marta Armengol & Carmen Montes
192 páginas
16.90 €

Argumento:

Colección de relatos ambientados en el universo Fjällbacka.

Comentario:

Aunque la ilustración de la portada, similar a las utilizadas en las novelas protagonizadas por Erica y Patrik, puede hacer pensar que se trata de una nueva entrega, no es así. Es una breve colección de relatos cuyo hilo conductor con la serie principal es la participación, más o menos episódica, de varios de los personajes de esta.

El primero de los relatos, que ocupa más o menos la mitad del volumen, está protagonizado por Martin Molin, compañero de trabajo de Patrik Hedström, quien se ve aislado en una casa con un cadáver y varios sospechosos, familiares del difunto, construidos en base a los motivos y posibilidades que pudieran tener para cometer un asesinato.

Este relato, «Tormenta de nieve y aroma de almendras» quizá sea el más complejo y trabajado de los cinco, en parte gracias a su extensión, que permite un mayor desarrollo de las situaciones y reflexiones de cada uno de los sospechosos, cuyos puntos de vista se suman al de un Martin confuso y sobrepasado que tarda en reaccionar y solo al final, y de manera casi repentina, averigua lo que ha sucedido.

«Un día de perros», mucho más breve, alterna el punto de vista de Sixten, un chico que sufre los insultos de sus compañeros de instituto, con el de Patrik en su trabajo, hasta que sus vidas se cruzan un instante, con una finalidad que no queda clara, además de no incluir misterios que resolver.

 En «Una muerte elegante» aparecen Erica y Patrik, ya casados, si bien su presencia es irrelevante en una historia que se basa en la (relativa) sorpresa final y cuya brevedad se agradece.

«El café de las viudas» quizá sea el segundo mejor relato del tomo, pese a su obviedad, presente desde el título, y que hubiese funcionado mejor si tuviera menos texto y no diera tantas vueltas sobre lo mismo, incluyendo pasajes en cursiva, tan propios de la autora.

«Soñar con Elisabeth», la última historia del volumen, vuelve a basar todo en la efectividad de la «sorpresa» final, sin el aliciente de un verdadero misterio o investigación.

Para finalizar, quizá por aumentar el número de páginas (no llegan a 200), se incluye «La escuela del crimen», siete lecciones que contienen consejos, ejercicios y sugerencias de lecturas (sobre todo novelas de Agatha Christie) que no aportan nada nuevo al proceso de escribir una novela. Recomendaciones acerca de cómo crear situaciones y personajes y listas de tareas componen esta «escuela» cuyos consejos da la impresión de que no siempre son seguidos por la propia autora.

En resumen, «Tormenta de nieve y aroma de almendras» es una colección de relatos fechados hace varios años, de interés irregular, que puede tanto satisfacer como decepcionar, según las expectativas que se tengan, en especial a quienes sean incondicionales de la autora.


***T***



¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

domingo, 8 de noviembre de 2015

La Española Inglesa (Novela ejemplar), de Miguel de Cervantes


La Española Inglesa

Miguel de Cervantes
50 pp (aprox, según ediciones)


Argumento:

El inglés Clotario rapta a una niña gaditana, Isabel, y se la lleva a Inglaterra, donde crece en hermosura y virtud, hasta el punto que la prometen con el hijo de la familia secuestradora, Ricaredo. Pero el destino, la Reina de Inglaterra y los celos harán todo lo posible por separarlos y por poner a prueba la virtud de los enamorados.


Comentario:

La Española Inglesa es una obra breve, que aunque se publicó agrupada con otras del autor bajo el título de "Novelas Ejemplares", no se trata de una "novela" en el sentido actual del término, sino más bien de un relato largo, donde predominan la narración y la acción (con muy pocos diálogos), como en un moderno cuento de hadas. Por la trama podría ser una novela "bizantina", es decir, cargada de lances y de mudanzas de fortuna que, una y otra vez, separan a los amantes, quienes, tras aventuras de años logran reencontrarse de las maneras más "casuales" y folletinescas.

Llama la atención al lector moderno (aunque sean rasgos propios de la época), que los personajes ingleses lleven nombres españolizados como Clotario, Ricaredo y otros de la misma índole. También resulta curioso el trato más bien tirando a benevolente que da Cervantes a los ingleses, enemigos de España en la época, pero que en esta historia no salen malparados en absoluto, habiendo incluso una "aparición estelar" de la propia reina Isabel I que acoge y protege a su bella tocaya española. Naturalmente, Cervantes hace que estos raptores ingleses sean católicos encubiertos, lo cual sí que demuestra un cierto prejuicio religioso, entendible, nuevamente, por la época en la que se escribió esta obra (así como toda la moral, bastante tradicional del XVI, que destila)

A pesar de ser una historia breve, en ella tienen cabida muchos lances: el asalto a Cádiz por parte de la flota inglesa, ataques a galeras turcas o moras, cautividad, celos, reconocimiento de padres e hijos separados, amantes desdeñados que planean venganzas, envenenamientos, etc, etc, lo cual la hace muy entretenida de leer. Eso sí, desde nuestro punto de vista moderno se echa de menos un mayor desarrollo de las situaciones, y desde el punto de vista de los lectores de Cervantes, también ese humor suyo tan característico. 

La prosa es muy sencilla y, quitando alguna palabra propia de la época, se lee muy bien incluso hoy en día.

Los personajes son arquetípicos del Siglo de Oro, la joven Isabela o Isabel, que alberga de manera pareja la virtud y la belleza, el enamorado Ricaredo, galante, virtuoso también, guerrero, noble, cristiano... Como curiosidad, el autor pone a prueba el amor y valores (que diríamos hoy en día) del galán haciendo que su enamorada pierda la belleza, y poniendo por encima de ella la virtud. 

En este relato se observan muy bien los marcadísimos roles de género de la época, con el hombre aventurero que se lanza a la guerra y la mujer cuyo patrimonio principal son sus virtudes y su hermosura, y cuya única salida en caso de que falle todo lo demás es la profesión de monja... Es curioso que en el Quijote, por ejemplo (pero también en otras de sus novelas ejemplares), Cervantes presente una amplitud de miras y un mayor realismo en el trato de los personajes, que aquí están bastante idealizados. 

Ni qué decir tiene que esta obra, como otras muchas del autor, tiene rasgos autobiográficos, como la parte del cautiverio por los berberiscos.

TVE ha realizado una miniserie sobre esta historia protagonizada por Carles Francino y Macarena García en conmemoración del IV centenario de la muerte de Cervantes (2016). 





Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

jueves, 22 de enero de 2015

Alucinadas 2014 (antología de relatos de Ciencia Ficción escritos por mujeres), de VV.AA.

Editorial Palabrista (Ebook)
Colección Nube Púlsar

Autoras:

Nieves Delgado (España) – Casas Rojas
Yolanda Espiñeira (España) – El método Schiwoll
Felicidad Martínez (España) – La plaga
Layla Martínez (España) – Bienvenidos a Croatoan
Laura Ponce (Argentina)- La Tormenta
Teresa P. Mira de Echeverría (Argentina)- La Terpsícore
Sofía Rhei (España) – Techt
Lola Robles (España) - Mares que cambian
Carme Torras (España) - Memoria de equipo
Marian Womack (España) – Black Isle
Angélica Gorodischer (Argentina)- A la luz de la casta luna electrónica



Sinopsis:

Antología de relatos CF de diversas temáticas y estilos.


Comentario:

Normamente me resulta muy difícil comentar antologías de relatos y más cuando son muchos, como es este caso. Lo bueno es que "Alucinadas" es una recopilación en la cual no hay diferencias abismales de calidad entre un relato y otro, lo que permite una valoración conjunta más o menos.

Como ya se ha dicho en la sinopsis, se trata de una antología cuyos puntos en común son la autoría femenina de los relatos y la temática de Ciencia Ficción, en sus diversos estilos y subtemas. Así pues nos encontramos con CF de la llamada "hard", en la que priman especulaciones sobre teorías y adelantos científicos (sobre todo física cuántica), ciberpunk, space opera, militarismo, ecología, otros mundos y sociedades, robótica...

En líneas generales, me ha parecido una recopilación bastante homogénea en cuanto a calidad, si bien es cierto que hay algunos relatos que destacan o que me han llegado más que otros. Pero tampoco hay ninguno que sera horrendo. Las recopiladoras han hecho, pues, un buen trabajo de selección.

Eso sí, algo que me parece común a bastantes de los relatos es que empiezan con ideas buenísimas, se van desarrollando con interés e intriga pero se terminan de forma brusca y, a veces, no he logrado comprender muy bien el final o el significado profundo. Las temáticas cuánticas, por ejemplo, no son fáciles para la mente, aunque puede ser un problema mío.

En cuanto a mis preferencias, me ha gustado especialmente, en cuanto a calidad de escritura, el relato ganador, "La Terpsícore", que trata el asunto de los viajes por universos paralelos cuánticos y el problema de la identidad asociado a la duplicidad de "yoes". Y en cuanto a tema, mi favorito es el titulado "Techt", de Sofía Rhei, que contiene una gran carga crítica (quizás a veces demasiado obvia o enfatizada) sobre la sociedad actual, las nuevas tecnologías, el declive del lenguaje y de la literatura, etc, etc, aunque el final me haya confundido un poco. Otro cuya temática me ha llamado la atención es el de "Bienvenidos a Croatán", que, de nuevo, toca las alternativas y las posibilidades cuánticas en relación con la identidad. En este caso los "viajes" suceden por mediación de una droga y producen una disolución de la mente y la persona, similar a la locura.

Me ha parecido curioso que todas las autoras elegidas sean españolas y argentinas. Incluso se añade un relato extra, de una autora clásica argentina, Angélica Gorodischer, escrito hace años, y que es el que cierra la recopilación. Es bastante bueno y surrealista, lleno de humor y visiones sobre las cuestiones de género (algo que, por otro lado, aparece en otros relatos, como el de "Mares que cambian", donde se describe una sociedad en otro planeta donde no solo existen los dos sexos conocidos por nosotros sino otros estados "intermedios" por llamarlos de alguna manera).

Aunque otros relatos no me gustaron tanto, me parece que están bien escritos y mantienen bien el nivel.

En resumen, una buena antología de relatos de CF, muy homogénea en contenidos y calidad, con historias que se leen con agrado, algunas llenas de ideas interesantes (aunque a mi modo de ver no siempre desarrolladas y finalizadas adecuadamente; algún relato parece un mero capítulo de novela, como el de "La plaga"), una visión femenina sobre un género literario poco tratado por las mujeres que se resuelve con solvencia. Esperemos que muchas más chicas se animen a leer y escribir ciencia ficción.



Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

sábado, 15 de febrero de 2014

Las ciudades invisibles, de Italo Calvino


Las ciudades invisiblesLas ciudades invisibles
Le città invisibile
Italo Calvino
Traducción: Aurora Bernárdez
119 pp
1972


Argumento:

Marco Polo le describe a Kublai Jan algunas ciudades donde ha estado...


Comentario:

No se trata de una novela; ni siquiera de un libro de relatos. Son más bien varias estampas de ciudades imaginarias, unidas por el mínimo nexo de esos dos personajes Marco Polo y Kublai, que conversan sobre ellas cada cierto número de hojas.
La estructura del libro es la siguiente:
-Nota preliminar. Un largo prólogo donde el autor explica su obra y sus intenciones, incluso algunos de sus métodos de escritura, casi como un "making of". En realidad se trata de una conferencia que dio el autor años después y que ha sido introducida en esta edición.
-IX partes, compuesta cada una de ellas por un número más o menos largo de capitulillos , también de extensión variable, tirando casi siempre a corto, dedicados a una ciudad con nombre de mujer. El título de todos los capítulos se inicia con las palabras "Las ciudades..." (Las ciudades y el deseo, la ciudades y la memoria; las ciudades escondidas). Muchos de los títulos se repiten varias veces.

Sobre su obra dice Calvino en la nota preliminar:

En Las Ciudades Invisibles no se encuentran ciudades reconocibles. Son todas inventadas; he dado a cada una un nombre mujer; el libro consta de capítulos breves, cada uno de los cuales debería de servir de punto de partida de una reflexión válida para cualquier ciudad o para la ciudad en general.

Ciertamente, parece que el tema principal es la ciudad, tanto como objeto físico como en su aspecto mental o mitológico. Volviendo a Calvino, que lo explica mejor que yo:

Creo que lo que el libro evoca no es sólo una idea intemporal de la ciudad, sino que desarrolla, de manera unas veces implícita y otras explícita, una discusión sobre la ciudad moderna. A juzgar por lo que me dicen algunos amigos urbanistas, el libro toca sus problemáticas en varios puntos y esto no es casualidad porque el trasfondo es el mismo.


¿Qué es hoy la ciudad para nosotros? Creo haber escrito algo como un último poema de amor a las ciudades, cuando es cada vez más difícil vivirlas como ciudades. Tal vez estamos acercándonos a un momento de crisis de la vida urbana y Las Ciudades Invisibles son un sueño que nace del corazón de las ciudades invisibles.
La crisis de la ciudad demasiado grande es la otra cara de la crisis de la naturaleza. La imagen de la «megalópolis», la ciudad continua, uniforme, que va cubriendo el mundo, domina también mi libro. Pero libros que profetizan catástrofes y apocalipsis hay muchos; escribir otro sería pleonástico, y sobre todo, no se aviene a mi temperamento. Lo que le importa a mi Marco Polo es descubrir las razones secretas que han llevado a los hombres a vivir en las ciudades, razones que puedan valer más allá de todas las crisis. Las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia de la economía, pero estos trueques no lo son sólo de mercancías, son también trueques de palabras, de deseos, de recuerdos. Mi libro se abre y se cierra con las imágenes de ciudades felices que cobran forma y se desvanecen continuamente, escondidas en las ciudades infelices...

Siempre es una suerte contar con las oportunas explicaciones del autor sobre su obra, sobre todo si esta es críptica y carece de argumento o de profundidad visible. Calvino no se corta, y nos lo cuenta todo sobre su libro, para que no queden dudas. Incluso alude a las opiniones y consideraciones que le han hecho los críticos sobre ciertas partes o frases, y les echa en cara que "descuidaran" las escenas de los "atlas del Gran Jan". Claro que otros han encontrado incluso sentidos psicoanalíticos:


Hay críticos psicoanalistas que han encontrado las raíces profundas del libro en las evocaciones venecianas de Marco Polo, como un retorno a los primeros arquetipos de la memoria, mientras estudiosos de semiología estructural dicen que donde hay que buscar es en el punto exactamente central del libro, y han encontrado una imagen de ausencia, la ciudad llamada Baucis.


Es verdad que el libro tiene eso, un aspecto de sueño hecho realidad, algo arquetípico, con ciudades imaginarias que el autor puebla de mujeres desnudas bañándose en estanques, cadáveres de suicidas en el fondo de pozos con cabellos de algas, pináculos, cúpulas, escaleras de caracol, y un montón de imágenes, que quizás deberían repetirse menos de ciudad en ciudad para hacer a cada una más reconocible. La ciudad como material literario es fascinante, pero a mi modo de ver Calvino se quedó corto en la mayor parte de sus estampas. Ahora mismo me viene a la memoria Octavia, la ciudad telaraña, suspendida sobre un abismo sin fondo; Laudomia, la ciudad de los muertos; y todos esos nombres evocadores como Berenice, Pentesilea...

Se trata de una obra de creación pura, intelectual, artística y simbólica, donde el signo tiene una importancia mayúscula. Es un libro para ser interpretado, quizás no tanto por la mente como por el espíritu o por la parte más profunda del psiquismo humano. Marco y Kublai hablan de eso:

Pero por manifiesto u oscuro que fuese, todo lo que Marco mostraba tenía el poder de los emblemas, que una vez vistos no se pueden olvidar ni confundir. En la mente del Jan el imperio se reflejaba en un desierto de datos frágiles e intercambiables como granos de arena de los cuales emergían para cada ciudad y cada provincia las figuras evocadas por los logogrifos del veneciano.. (...)


-El día que conozca todos los emblemas -preguntó a Marco- ¿conseguiré al fin poseer mi imperio?
Y el veneciado: -Sire, no lo creas: ese día serás tú mismo emblema entre los emblemas




Italo Calvino
Italo Calvino, soñador de mundos imposibles



Bibliografia escogida de Italo Calvino

o El sendero de los nidos de araña (1947)
o Fábulas italianas (1956:1959)
o El caballero inexistente / El Vizconde demediado (1956,1957:1962)
o El barón rampante (1957:1959)
o Nuestros antepasados (1960:1980)
o Cosmicómicas (1965:1968)
o Tiempo cero (1967:1969)
o Las ciudades invisibles (1972:1974)
o El castillo de los destinos cruzados (1973:1976)
o Marcovaldo (1973:1983)
o Si una noche de invierno un viajero.. (1979:1981)
o Palomar (1983:1985)
o Bajo el sol jaguar (1986:1988)
o Los amores difíciles (1970:1984)

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

viernes, 14 de febrero de 2014

Ángeles e Insectos, de A.S. Byatt

 Ángeles e Insectos
Angels and insects
A.S. Byatt
Anagrama-Panorama de narrativas
Traducción: Javier Lacruz
347 páginas


 
Argumento:

Morpho Eugenia: Un joven naturalista llamado William Adamson, que ha perdido todas sus pertenencias en un naufragio es recogido y apadrinado por el reverendo Alabaster, un aristócrata que vive en una gran mansión, llena de hijos y criados. William se casa con Eugenia, una de las hijas, y engendra mucho retoños, pero terminará por descubrir que esos niños tan parecidos a la familia de su mujer pueden no ser suyos…
El Ángel Conyugal: Lilias Papagay, viuda del marino que llevó a William Adamson al Amazonas, y que desapareció en un naufragio, se dedica a invocar a los espíritus. En su círculo de amistades esotéricas están personajes como Emily, hermana del poeta Alfred Tennyson, Sophie Sheeky, y su pretendiente, el señor Hawke. Un día, durante una sesión, se les aparece un extraño Ángel cubierto de plumas…

Comentario:

Libro compuesto por dos novelas cortas (Morpho Eugenia y El Ángel Conyugal) muy tenuemente relacionadas entre sí por el capitán de barco. Las comentaré por separado.

Morpho Eugenia.

El título de este relato hace alusión al nombre de una mariposa y también al nombre de un personaje. William es naturalista y toda la historia está supeditada a ese hecho. No faltan pues largas y minuciosas descripciones de cómo viven las hormigas, las mariposas, las abejas y otro tipo de bichos, en general sociales. Parece que la autora trata de establecer una comparación entre ese micromundo animal de los insectos y el mundo que habita en la gran mansión de los Alabaster, concebida como una colmena (William se asombra de la cantidad de gente que vive allí, entre familia y criados), una nobleza un poco decadente, de ocupaciones tirando a ociosillas. Así pues, los hijos varones del reverendo, Lionel y Edgar, solo se dedican a ir de caza, y el segundo, además, a seducir, por decirlo finamente, a todas las mujeres que se le ponen a tiro. William, a veces lo compara con un zángano, cuya única función es la de “embarazar” a las mujeres (se dice que tiene cientos de hijos en toda la comarca). La descripción que hace de él la autora lo convierte en un personaje odioso. En una escena, William lo encuentra tratando de forzar a una criada, casi una niña. Se enfrentan y el tal Edgar se muestra muy desagradable en su actitud. A lo largo del libro, Edgar y William tendrán varios enfrentamientos, que ponen de manifiesto la diferencia entre el hombre libertino sin normas y el hombre civilizado y social. Si la autora quería que Edgar nos cayera mal, consiguió su objetivo con creces.

Llama la atención que William tenga más escenas con la solterona institutriz Matty que con su esposa, que como buena Alabaster, también parece bastante indolente y despreocupada por algo que no sean bailes y vestidos, aunque al inicio se muestra algo atormentada por ciertos secretos y por la muerte de su primer pretendiente, un capitán que se suicidó. A ella se contrapone el carácter curioso, inteligente, y creativo de Matty, quien incluso a instancias de William, escribe un cuentecillo protagonizado por insectos y animales, lleno de fantasía. Juntos investigan las vidas de los insectos, van al bosque, etc… La mayor parte de la historia se consume precisamente en relación a las observaciones entomológicas y las salidas al campo, mientras que la trama es muy tenue, aunque va avanzando hacia el final. El desenlace es en exceso rápido y casi happy end previsible. En pocas páginas se descubre el secreto que oculta Eugenia Alabaster, y William toma su decisión. Eugenia, por cierto, se muestra un poco “ingenua” en su justificación final, ingenua o más bien falsa.

En este relato todo es muy inglés, los ambientes, los bosques, las maneras… Tiene un aire antiguo, victoriano; la prosa es buena, creativa y fluida. Quizás lo que falla para mi gusto es que casi no pasa nada. Hay muchas páginas dedicadas a conversaciones entre el padre de Eugenia y William, relacionadas con Dios, la naturaleza, la ciencia, Darwin… La pátina cultural, en la que no faltan poemas y citas eruditas, es bastante acusada. En cuanto a la ausencia de argumento propiamente dicho, téngase en cuenta que de las 192 páginas que componen la historia, más de veinte son la trascripción del cuento de Matty. También hay diarios, cuadernos de campo… algunos de los cuales he leído digamos que “por encima” ya que resultan largos y cansinos para quien no esté interesado en la entomología. Un relato un poco descompensado por la lentitud inicial y la fuerza de la sorpresa final, en la que casi no se incide, pero con la cual la autora incluso hace un ingenioso juego de palabras en el título de la novela y también en una escena en la que los personajes juegan al scrabble… Pena que no se pueda decir por ser spoiler. Se nota que es un relato simbólico, donde tiene más peso la idea que la acción en sí.

El Ángel Conyugal.

El segundo relato, es muy diferente al anterior y de trama aún más inexistente e incluso más confusa, hasta el punto en que había momentos en que no sabía muy bien qué estaba pasando. Sin embargo, está mucho mejor escrito, quiero decir que la prosa es de una elaboración exquisita, muy lírica, espiritual, en consonancia con el tema tratado, que es el del espiritismo, la muerte, el amor más allá de la muerte… También aquí hay una sorpresa final, en la última página o por ahí, que no se ve venir ni sobre la cual hay ningún indicio, pero que es bonita.

Hay descripciones bastante largas de sesiones de espiritismo al modo decimonónico, con toda esa carga romántica, la emotividad de las madres que quieren hablar con sus hijitas fallecidas, los antiguos amores muertos… Parece que la autora se ha documentado muy bien sobre el tema. Todo es verosímil y acorde con lo que sabemos sobre tales sesiones en la época. Lilias Papagay y su amiga Sophie tienen verdaderos poderes; la segunda, incluso puede salirse de su cuerpo, y en una escena tiene un inquietante encuentro con el espíritu de un fallecido en su cuarto; no falta tampoco el médium falso, el señor Hawke, que desea tener relaciones “no espirituales” con la señora Papagay, fiel a la memoria de su esposo, perdido en el mar. Dado que el poeta Tennyson es uno de los personajes, es evidente que abundan citas de su obra, de la elegía In Memoriam, concretamente, dedicada a la memoria de su amigo muerto Arthur, amado de su hermana, según he entendido, y al cual le unía un fuerte vínculo. Alfred Tennyson se describe como un hombre muy espiritual, romántico e idealista.

Desde el punto de vista formal, es un relato de calidad, muy erudito, culto, elevado, espiritual y profundo, a veces triste, por el tema que trata, la melancolía de la vida, la muerte, el amor perdido, el deseo de las viudas de reencontrarse con su esposo en el otro mundo… Sobre este particular, el libro está sembrado con las ideas de Swedenborg, y sus teorías sobre la carnalidad del amor después de la muerte. Es un relato en el que las ideas y las acciones están muy bien enlazadas, para conseguir el simbolismo deseado. Pero al igual que en el de Morpho Eugenia, la trama casi no existe. Además, las historias de los diferentes personajes, que son muchos, se van contando todas seguidas, sin que se aprecien cambios, que indiquen que se habla de otro tema.

Así pues, una historia curiosa, para paladares que sepan apreciar profundidad y buena prosa, pero un poco lenta para el que busque argumento, conflictos y peripecias.

Angeles e insectos, en conjunto, es un libro para lectores avezados, excesiva en la cantidad de elementos y detalles que introduce, donde todo se cuenta con sutileza, sin morbosidad, con elegancia muy inglesa, casi frialdad en el primer relato, y algo de emotividad en el segundo. Para leer con calma, y sin prisas. 


Del primer relato, Morpho Eugenia, existe una película inglesa, dirigida por Philip Haas, por si prefieren verlo a leerlo.

Angeles e insectos, la película

Obras de la autora:

Sombra de un sol (1964)
El juego (1967)
Posesión (1990)
Angeles e insectos (1992)
Los relatos de Matisse (1994)

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

La Curva del Olvido, de Victoria R. Gil

La curva del olvido
Victoria Rodríguez Gil
90 páginas
Septem Ediciones
Web de la autora

Argumento:

La ciencia ha reducido la memoria a la fórmula R = e − t / S, que define la curva del olvido por la relación matemática que existe entre la intensidad de un recuerdo y el tiempo transcurrido. Para los protagonistas de este libro, las cosas no son tan simples.

¿Se puede recordar el futuro? ¿Guardamos memoria de lo que no ha ocurrido? ¿Elegimos lo que se evoca? ¿Duelen los recuerdos, aunque sean ajenos?

Los diez cuentos reunidos en La curva del olvido plantean preguntas tan inquietantes como éstas, pero no todas las respuestas se diluyen en una solución de ochenta gramos de memoria por cada veinte de olvido.

Las ecuaciones no ayudan a sobrevivir al pasado, aún menos al futuro. Para lograrlo es necesario, a veces, renunciar a la memoria y a la cordura. Y la salvación no siempre está garantizada

Comentario:

La obra es una recopilación de diez relatos de extensión breve, que tienen como leit motiv la memoria y sus fallos, el olvido, etc, haciendo honor al título. Se agradece la coherencia del conjunto, en el cual se ven diferentes facetas o perspectivas del tema. Lo que más destaca es la factura técnica y la prosa de las que hace gala la autora, quien, realizando un tour de force bastante encomiable, trata de dar a cada relato un tono y un estilo diferentes (cartas, informes médicos, etc), incluso voces en tiempos verbales diversos (primera persona, tercera). Eso demuestra un gran dominio de los recursos lingüísticos, muy por encima de lo que se suele ver, y mucho más en noveles, y sobre todo, un intento de ir más allá en cuanto a narración, no quedándose en la mera anécdota argumental y buscando una experiencia estética, que, no obstante, no resulta recargada, sentimental en exceso ni empalagosa, sino fría y racional, rigurosa.

La prosa está muy ajustada el contenido, es rica en vocabulario y matices, aunque hay relatos que destacan sobre los otros. Si tuviera que poner una pega sería el final abrupto de alguna de las historias o el que se prime el virtuosismo técnico sobre la historia. Al menos a mí me ha costado entender el significado de alguno de los relatos, o quizás esperaba algo más. Esta apreciación no empaña la valoración general de la obra, que como digo, está muy bien escrita y planificada. Curiosamente, la memoria aparece varias veces vinculada al amor, y, lo que es más lógico, a la identidad y como afecta a la personalidad (y a la persona) la falta de ella.

Como muestra, la que para mí es una de las mejores piezas "RECORDAR PERJUDICA GRAVEMENTE LA SALUD...", un relato realmente notable donde el lenguaje empleado, el vocabulario y las relaciones con boleros y demás, crean una gran ambientación, y un personaje picaresco, el Flaco, que bien podría ser, español o iberoamericano, protagonista él mismo de algún bolero de desenlace trágico. Técnicamente está muy bien cuajado, aunque el final patine un poco.

Leocadia lo aireaba cada noche, no se le fueran a anquilosar los músculos, los del contento y los de pugilista, que breves, sí, pero alguno tenía; y lo exhibía por restaurantes y clubes, donde se ufanaba de llevar del brazo al joven más gallardo y que mejor cantaba los boleros. En más de una ocasión se encontró rodeado de embelesadas matronas que disfrutaban de su escaso repertorio como si en él se juntara todo el elenco del mismísimo Teatro Real

En resumen, una breve obra compuesta por relatos que requieren una lectura reposada y atenta, pero en absoluto aburrida, sobre un tema en el que se asienta buena parte de nuestra esencia humana, redactada de un modo muy logrado, y más para ser una opera prima.

Más fragmentos:


Se me olvidó olvidarte. Ya sabes cómo soy, un día cogí el tren a Zamora para visitar a mi hermana y me bajé en León sin tener idea de por qué estaba allí. A ella ya no le extrañan mis ausencias. La primera vez que la olvidé tenía diez años. Le dije que me esperase en el coche mientras enviaba un paquete en Correos y al salir me fui a casa en metro sin recordar que la había dejado aparcada en doble fila en la Plaza de Cibeles. Juró que no me volvería a hablar cuando los rescaté horas más tarde, a ella de la comisaría y al coche, del depósito municipal.
Así son las cosas desde siempre. Me han dicho que tengo no sé qué región del cerebro yerma como la estepa castellana, que mis sinapsis no se excitan convenientemente, que mi hipocampo, en realidad, más parece un hipogrifo, y que todo es psicosomático y borro aquello que no me interesa recordar.


Elena nunca entendió por qué siempre me negué a mirar los folletos que cada mes de junio, con perseverancia digna de mejores causas, brotaban por las mesas y nos inundaban de mares azules y blancos hoteles. Me quiso durante dos años, los mismos durante los que trató de llevarme a la playa, a cualquiera, a todas; del norte, del sur y hasta del trópico. Y aún no sé si se fue porque se le acabó el amor o la paciencia.
Quizás fue entonces cuando empecé a atarme los cordones de los zapatos tan fuerte que a veces se partían; a entallarme la ropa de tal forma que ni un vendaval alcanzaba mi piel y a tensar las sábanas, de noche, hasta el punto de no poder moverme en ellas.


Habla la autora: Victoria Rodríguez Gil

¿Cuál fue tu intención al escribir esta obra? ¿Qué mensaje has querido transmitir con ella?

Mi intención al escribir este libro era la de preguntarme cuánto hay de real y cuánto de inventado en nuestras vidas ya que, según los expertos, los recuerdos no siempre son como los evocamos, tendemos a alterarlos con el tiempo, a mejorarlos e incluso, a empeorarlos o adornarlos. Quizás por mi edad (51), la memoria empieza a ser más que una herramienta, una parte importante de mi identidad a la que me espanta tener que renunciar (tengo varios casos de Alzhéimer en la familia). También es una excusa para analizar las dificultades en las relaciones personales. Creo que no trataba de enviar ningún mensaje consciente, sólo el de preguntarme el porqué de complicarnos tanto la vida.

¿En que se diferencia de otras del mismo estilo, género o temática?

Me gustaría pensar que mi libro difiere de otros volúmenes de cuentos que abordan las relaciones personales (al fin y al cabo, es el principal tema literario, creo) en un estilo que pretende ser directo y variado, pero muy accesible (soy periodista, la legibilidad me importa mucho) y en ofrecer más preguntas que respuestas, que nos haga recapacitar, pero siempre contando una historia, narrando, que es lo que me gusta hacer, y tratando de no aburrir.

¿Cuál sería tu público lector? ¿A quién se lo recomendarías? ¿A quién no?

Creo que mi público lector serían hombres o mujeres de una cierta edad, no adolescentes quiero decir, porque para los más jóvenes creo que mis cuentos resultarían demasiado escépticos y tal vez faltos de  interés temático. Los veo más dirigidos a personas con un cierto bagaje vital, quizás como mis propios personajes, asombrados por la realidad en la que creen vivir, pero que quizás no sea tan real. Aquellos que se lo cuestionan todo.

¿Tienes algo que comentar, objetar, aclarar o matizar al respecto de esta reseña? Defiende tu obra de la malvada criticona.

No tengo nada que objetar a tu reseña, te lo digo en serio. Sólo faltaría más. Sé que soy novata en la narrativa, quizás lo bueno que destacas se debe a mis más de 20 años de actividad periodística, que es un sistema óptimo para depurar el estilo y eliminar muletillas y ñoñeces (lo que más odio) Mi única defensa es que he tratado de escribir, en cuanto al continente, lo mejor posible, huyendo de modismos, frases hechas y comparaciones manidas, y respecto al contenido, desde las tripas, tanto que ahora que el libro está al alcance de cualquiera, siento un cierto pudor que no me esperaba. Es una suerte que los lectores ignoren cuánto hay de verdad y cuánto de ficción en una obra narrativa.


Autora:

Victoria R. Gil

(Oviedo, 1962). Periodista, ha trabajado en radio, prensa diaria y revistas, si bien la mayor parte de su actividad profesional se desarrolló en el desaparecido diario La Voz de Asturias. Ha publicado, como coautora, la biografía José Antonio Coto. Una vida dedicada a la empresa y a Asturias (Club Asturiano de la Innovación, Gijón, 2006) y la antología de relatos PervertiDos (Traspiés, 2012).

Escribe la bitácora Fundida en Negro y colabora en el blog colectivo de reseñas literarias La Tormenta en un Vaso

jueves, 12 de septiembre de 2013

Una Historia del Mundo en Diez Capítulos y Medio, de Julian Barnes



 Una Historia del mundo en diez capítulos y medio
A History of the World in 10½ Chapters
Julian Barnes
Traductora: Maribel de Juan
Anagrama
362 páginas


    Sinopsis:

    Conjunto de relatos que cuentan varios episodios de la historia real y mítica del ser humano, desde el Arca de Noe hasta la vida en el Cielo.

    Comentario:

    La estructura general del libro de Barnes, diez relatos unidos por temas comunes, donde aparecen varios leit motivs, a priori me pareció interesante, aunque no sea ni mucho menos el primero ni el último que haya tenido esa idea. Sin embargo, al terminar el libro, me ha quedado una cierta sensación de vacío, como si la ambición formal no estuviera al nivel del contenido o incluso del resultado. O eso me ha parecido a mí.

    Nadie duda de que Barnes es un buen escritor. Sin florituras ni barroquismos, narra con limpieza y agilidad, con una alta dosis de referencias culturales implícitas y explícitas, y una gran claridad de exposición. Su prosa es clásica, de influencia decimonónica podríamos decir, más concretamente de influencia francesa. Tampoco es desdeñable el humor que suele acompañar a sus escritos, este incluido, y que no es un humor de carcajada sino soterrado, sutil y muy británico.

    Sin embargo, a mi modo de ver, esta no es la mejor obra de las que conozco del autor. Hasta me ha gustado más la en cierto modo fallida "El sentido de un final", y desde luego, mucho más "El loro de Flaubert". Si queremos qualité, a saco con la qualité, y aquí se queda a medio camino.

    El primer relato, el de Noé, tiene su ingenio y sienta las bases de los demás al establecer los leit motivs principales: los animales o seres puros e impuros, la presencia de las carcomas (¿quizás una metáfora de los rebeldes de la sociedad, aquellos que socavan el sistema?), los viajes en barco (otra metáfora, supongo, de la vida o del mundo), el sacrificio de unos por otros, etc, etc. Aunque es simpático, ya aquí nos encontramos con cierta tendencia a la repetición de conceptos que afea un poco el resultado y la forma, por no mencionar el humor, que a veces es algo infantil o como forzado.

    El resto de los relatos incluye varios de estos temas ya de forma clara ya con breves referencias, a veces, hemos de reconocer, muy metidas con calzador (menciones a las termitas o carcomas, a la madera, los barcos, etc).

    No entiendo muy bien por qué se llama Historia del Mundo... cuando más que de historia se habla de mitología y simbolismo. La presencia bíblica es importante, así como las reflexiones de corte espiritual y religioso (el relato de la chica que asciende el Ararat, el del astronauta que busca el arca de Noé tras recibir órdenes de Dios, el hombre que está en el cielo y se aburre...). Creo que esto me ha decepcionado un poco, ya que esperaba algo más centrado en la historia real.

    También hay, por supuesto, algunos relatos que toman como base acontecimientos históricos, como el de la balsa de la Medusa, que, por cierto, antes de que dijera que se trataba de eso, ya se percibe, pero para mí gusto se trata de ejercicios de estilo sin un trasfondo más allá del mensaje de la humanidad y su lucha por la supervivencia.

    Hablando de ejercicios de estilo, a destacar el capítulo donde se celebra un juicio contra las carcomas que han devorado la pata de un trono y con ello propiciaron la herida de un clérigo importante. Al parecer, deduzco por las notas del propio Barnes, se ha inspirado en un libro que habla de juicios a animales. Este relato es paradigmático del alarde sin contenido que nos sugieren muchas partes del libro. Cuando lo lees te preguntas, ¿y?

    Otra cosa que no me ha gustado es que varios de los relatos empiezan de un modo, por ejemplo con un joven recordando su vida, y de pronto, las divagaciones se disparan y terminamos contando la historia de Jonás, del Titanic y la de cierto barco cargado de judíos que nadie quería recoger. Otros parecen ensayos más que narrativa, o una mezcla extraña.

    Ciertamente, el libro es bastante irregular, y los relatos insatisfactorios en su desenlace, además de muy largos, lo cual a veces provoca aburrimiento. Para mí uno de los mejores es el del Ararat, aunque tampoco sea para tirar cohetes. Algunos de ellos, como el de Chernobyl resultan bastante previsibles.

    En resumen, el libro me ha decepcionado un poco, pero siempre quedarán otras obras de Barnes para leer. Y bueno, es destacable el intento por hacer algo diferente, con una estructura no lineal.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

martes, 26 de junio de 2007

El enviado, de J.E. Álamo

 El Enviado
J.E. Álamo
Grupo Ajec
Colección Albemuth Bolsillo, 15
175 páginas 


 
Argumento:

Libro de relatos de temas variados y ambientados también en diferentes épocas, pero que mantienen una relación íntima y sustentada por las actuaciones del Hijo Enviado, y las Madres, vigilantes del Seno Espiritual. Un misterioso viajero realiza nueve misiones en pos de su destino.


Comentario:

Como ya he mencionado en el argumento, se trata de un libro de relatos, en concreto nueve, titulados cada uno de ellos con el nombre de una persona y un subtítulo alusivo al contenido. Cuando lo comienzas a leer piensas que son relatos independientes, quizás con el tema común del viajero misterioso impartiendo justicia / venganza, pero pronto te das cuenta de que hay algo más detrás de la apariencia.

Lo que más destacaría de la obra es su gran ambición. Son relatos para leer con suma atención e incluso para releer en busca de claves, ya que leído en conjunto, observas que hay una historia que se ha repartido en varias partes, en desorden cronológico, lo cual obliga al lector a un ejercicio de inteligencia, casi como si se enfrentara a un puzzle o un juego. Siendo así, a veces muchas cosas no te quedan claras, aunque intuyes relaciones ocultas y sacas tus propias conclusiones.

El hecho de que el autor haga que aparezcan personajes citados en otros relatos da una pista al lector. No solo repiten personajes, sino lugares (como el bar de Paco) y algunas circunstancias (abusos sexuales a niños) que permiten reconstruir la historia de ese Enviado, de aires a veces angélicos, a veces vengadores, pero siempre misterioso y sobrenatural, vinculado con una extraña jerarquía de Madres situadas en otro plano de existencia y que parecen velar por el Equilibrio universal. Y como telón de fondo, el concepto del Amor como salvación o redención.

Las técnicas utilizadas también son variadas: vemos lo mismo relatos en primera persona que en tercera; estilos lindantes con la ciencia-ficción, con la fantasía heroíca (o pseudomedieval o incluso postapocalíptica), con el género de terror, el costumbrismo... La prosa es sencilla pero muy correcta, adecuada a lo que se narra, y permite una lectura ágil y sin dilaciones inútiles. Si tuviera que ponerle un pero, quizás me referiría a la parte donde se narra la biografía de Conrado, que parece algo explicativa, pero el resto es ajustado. Un error que sí se repite bastante es la falta de algunas comas en construcciones del estilo de: "No Señora" y similares. En eso necesitaría alguna revisión.

Como ven el libro es complejo y posee múltiples lecturas e interpretaciones. Es posible que no haya captado todos los matices de tan compleja trama, aunque se alaba la ambición del autor, que es un gran mérito en los tiempos que corren donde todo se resuelve por lo "facilón"

En resumen, una lectura interesante y que exige de la participación de los cinco sentidos. Lo mejor que se puede decir de una obra es que después de terminada, aún la recordemos y la releamos. Con "El Enviado" sucede así. Me ha parecido bastante original.


Los relatos (con spoilers)

Roger: el poder

En este relato de tintes no se sabe muy bien si medievales o postapocalípticos, vemos al Enviado en acción, eliminando a un elemento bastante desagradable, pero por mediación de otro. Quizás este relato encierra alguna clave que se me ha pasado, pues no le veo relación con el resto. Quizás esté en la frase que define a Roger de los Llanos como "el comerciante que da a la gente lo que desea"

Conrado: el negocio

Conrado es el empresario vicioso que vende su "alma" a cambio de que todo el mundo haga lo que él quiera. Este personaje vuelve a mencionarse o a aparecer en relatos posteriores, y también se cita a su amante Eva, como compañera de Beatriz, personaje de gran importancia.

Jaime: el señor de los caramelos

También vemos aquí el tema de la pederastia, contado desde el punto de vista del niño que lo sufre, aunque todo es muy sutil y sujeto a interpretaciones. Es uno de los relatos más misteriosos y con un final más ambiguo.

Matías: el ángel de la guardia
Este relato junta a dos amigos, Matías y otro, el narrador, cuyo nombre no recuerdo que se cite (¿será Jaime?). Matías relata su experiencia con un peculiar ángel de la guardia que hace que no se le cumpla aquello que desea con más ardor, lo cual le ha obligado a un ejercicio mental para evitarlo. El final situa al narrador en el Limbo.

Luis: el comienzo de la partida

En este relato se muestra la muerte de Luis en el Bar de Paco, y luego hay un flashback para reconstruir los hechos, en el marco de una partida de cartas, con la intervención del misterioso enviado. En la partida participan Jaime y Matías, con lo cual este relato es cronológicamente anterior al de estos personajes. El hecho más importante es la rotura de un espejo, que libera "algo"

Paco: el incidente

Aquí, dos meses después de los sucesos de la partida vemos a un supuesto investigador de lo oculto que quiere saber qué ocurrió. Paco, el del bar, recuerda cosas que le contó Matías antes de la partida, sobre las Puertas que se abren entre Mundos y las llaves para abrirlas. Luego hay un salto temporal, y nos situamos un mes después de la muerte de Conrado (en accidente) y se cita que Matías está en un "sanatorio". Al final el falso reportero descubre que Paco es el ente que se coló a través del espejo, y que venía de un "infierno" (¿podría ser alguno de los personajes anteriores, como por ejemplo, el verdugo del primer relato?)

Las madres: el nódulo

Este relato resulta de los más difíciles de leer por la jerga utilizada (nódulo, Seno Espiritual, Madre novicia) y lo ambiguo y raro que suena todo, pero resulta de importancia capital para entender el resto. Averiguamos que el viajero es el Hijo Enviado de una de las Madres.

Beatriz: una historia de amor

Otra historia relacionada con una violación a una niña. Beatriz, la narradora, es empleada de Conrado, una mujer solitaria y traumatizada por una experiencia desagradable de la infancia. Sale con Fran, pero es vigilada de cerca por un falso detective, con una misión, encontrar al violador que le hizo daño y enviarlo a un lugar "entre la vida y la muerte" (¿El limbo mencionado antes?) Pero resulta que Fran es Paco (el ente). Solo el amor podrá evitar que el enviado cumpla la orden de restablecer el "orden"

Las madres: conclusiones

El triunfo del Amor como armonizador y causa de redención de varios personajes.



Unas notas sobre el autor (sacadas de la contraportada):

Nacido en 1960, en Inglaterra, hijo de inmigrantes españoles, José Álamo reside actualmente en Valencia.
Se declara adicto a la lectura, y entre sus escritores favoritos encontramos a Asimov, Tolkien, Andersen, Dickens, Poe, Philip K. Dick, Vargas Llosa, Alejandro Dumas y un largo etcétera. Ese afán lector le llevó a la certeza de que algún día debería intentar escribir, aunque hasta la edad de 43 años no se dispuso a hacerlo con seriedad.
Ha publicado relatos en varias revistas electrónicas (Alfa Eridani, Aurora Bitzine) y en una antología publicada por Espiral CF. "El enviado" es su primer libro publicado.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

jueves, 8 de diciembre de 2005

Vals de Mefisto, de Sergio Pitol

 Vals de Mefisto
Sergio Pitol
Editorial Anagrama - Narrativas Hispánicas
125 pp
 

Argumento:

Se trata de cuatro relatos:

Mephisto- Waltzer
Una mujer separada de su marido lee un relato que él le envía, trufado de referencias musicales y artísticas.

El relato veneciano de Billie Upward
Billie Upward es una escritora, autora de Closeness and Fugue, un libro de esos de "qualité" que no lee nadie. El autor nos cuenta la trama, que versa sobre una chica, Alice, a la que sus padres envían a estudiar a Suiza y va en viaje de fin de curso a Venecia, donde le suceden ciertas aventurillas.

Asimetría
Dos hermanas mexicanas recuerdan a su padre asesinado.

Nocturno de Bujara
Extraño y surrealista viaje a Samarcanda.


Comentario:

Como ya se habrá visto por los resúmenes que he hecho, no es fácil contar las "historias" que narra este libro de relatos, ya que la trama es mínima, y eso que en uno de ellos, en boca de uno de los personajes, se habla de la necesidad de que la prosa esté al servicio de la trama.

Está claro que quien abra este libro y disfrute de él será por razones ajenas al argumento, como pueden ser la magia, su sentido de la maravilla, el surrealismo, el gusto por el viaje imaginario, la metaliteratura.

No puede negarse, en ese sentido, que Pitol ha creado un libro muy bonito, que recuerda a Borges, o a Calvino (por las menciones a las ciudades), quizás un poco menos intelectual, pero aún demasiado abstracto, demasiado cerebral, erudito y complejo como para que sea asequible a los lectores normales. Además, está repleto de referencias tanto de la música como de la literatura, la mitología, etc.

En el primer relato, por ejemplo, y para mantener la coherencia, se echa mano de la música.
"Hay en el relato (abre la revista, busca el párrafo para convencerse de su existencia, y, al comprobarlo, suspira complacida) una referencia pasajera al concierto oído por ambos en París después de su matrimonio y comprueba que su abatimiento ha sido tal que basta ese mínimo signo para por el momento sentirse homenajeada. El narrador (porque Guillermo crea una distancia entre él y su relato a través de un narrador, mexicano como él, y también como él residente por un breve tiempo en Viena) se refiere al concierto en que oyó por primera vez al pianista y recuerda que, en el momento en que se levantó para agradecer los aplausos, su mujer -sí, ella, la que tendida en la litera de un vagón de ferrocarril viaja de Veracruz a México y lee una revista literaria-, al ver las sienes bañadas de sudor del pianista, comentó (aunque en el momento en que lee está casi segura de no haber dicho tal cosa) que el efecto de esas gotas que se le deslizaban por las sienes y bañaban sus mejillas le hacía pensar en el rostro de un joven fauno que volviera de hacer el amor"

En el segundo, se recurre a la literatura, en especial a la obra de Shakespeare, "El sueño de una noche de verano", al hacer aparecer a personajes que llevan el nombre de Titania, reina de las hadas o de Puck. El cuarto relato es el que más me ha recordado a Italo Calvino y su obra sobre las ciudades imaginarias. En el libro hay una curiosa mezcla de realidad y fantasía; está lleno de descripciones de lugares, ciudades, edificios, citas culturales...

El estilo es limpio y elegante, muy sugerente, que varía entre lo puramente narrativo y el ensayo, un poco al estilo de Joan Perucho. La prosa es casi lo que más me ha gustado, dado que en ningún momento me he metido en el texto. Tiene un aire arcaico, como de Las mil y una noches, con historias dentro de otras historias que se mezclan y entrecruzan, y a mí particularmente, me confunden; una importancia de las ciudades con nombres de resonancias evocadoras (Viena, Venecia, Samarcanda, etc)

Como ya dije antes, todo tiene un sentido muy metaliterario: así pues habla de cierto personaje, y nos cuenta lo que ese personaje escribe, como una muñeca rusa.
"Un escritor navega siempre al borde del naufragio cuando trata de recorrer todos los tiempos que han compuesto no sólo a Venecia sino a la más polvorosa y deslucida ranchería. Y Billie no se libra por entero del ridículo y de los peligros de una retórica un tanto hueca. La protagonista ve a su acompañante salir de una función de ópera del brazo de una diva que ha cantado una Norma perfecta y a quien va a estrangular horas después en esa misma góndola funeraria; lo reconoce cuando es un griego de Siria que intenta hacer subir a las hijas de un notario a su bajel con el pretexto de mostrarles unos paños finísimos; lo descubre en el momento de espiar en el baño a sus primas y también en aquel en que con devota unción asiste a las exequias de su primera amante. De pronto se insinúa el amanecer en la laguna. A medida que la góndola avanza bajo una lluvia de oro, Venecia se despoja de su abigarrada historia. Las fachadas se asemejan cada vez más a las de la primavera de 1928; la máscara del gondolero ya no existe, y el joven que viaja a su lado se deshace del espectro de todos los hombres que esa noche ha sido para ser solamente el esbelto muchacho de talle deportivo, pómulos prominentes y dientes infantiles."

Hay mucho artista, mucho escritor, pianistas, y demás élites intelectuales, sumidos en su búsqueda y recreación de la belleza y esas cosas con las que las personas normales no solemos identificarnos. Eso no significa que el libro esté mal. Es un libro muy bien escrito, hermoso, con una prosa elegante y culta, pero desde luego no es para todos los públicos. Ideal para quien busque una lectura de sosiego, de evasión a mundos sofisticados y surrealistas compuestos a partir de las creaciones culturales de Occidente. 

Sergio Pitol fue galardonado con el Premio Cervantes 2005.


Algunas obras:

No hay tal lugar (1967)
Infierno de todos (1971)
Los climas (1972)
El tañido de una flauta (1973)
Asimetría (1980)
Nocturno de Bujara (1981)
Cementerio de tordos (1982)
Juegos florales (1985)
El desfile del amor (1985)
Domar a la divina garza (1988)
Vals de Mefisto (1989)
La casa de la tribu (1989)
La vida conyugal (1991)
El arte de la fuga (1996)

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.