viernes, 22 de diciembre de 2006

Moulin Rouge, de Pierre La Mure

Moulin Rouge 
Pierre La Mure
Traducción de Rafael Santos Torrella 
Editorial: Exito, 1955 
379 pp. 


Argumento: 

Novela que narra la biografía del gran pintor Toulouse-Lautrec, cuya vida se vio notablemente afectada por su minusvalía física (padecía una enfermedad que impidió su normal crecimiento) 

Comentario: 

Biopic novelado que relata la vida de Toulouse- Lautrec, desde su infancia hasta su muerte temprana. La novela está dividida en varias partes que narran la infancia, el aprendizaje de su arte, etc, escritas en un tono bastante alejado del "documental", lo cual se agradece, aunque no faltan las notas a pie de página donde se nos informa del destino de retratos o cuadros de los que se habla en el texto. 

Me ha parecido que está bastante bien escrito, teniendo en cuenta que se trata de un viejo bestseller, muy famoso en su época, hasta el punto de existir una adaptación cinematográfica del año 1952, dirigida por John Huston con José Ferrer como Toulouse-Lautrec (Incluso se puede considerar casi inspirada también, aunque Toulouse aparece como secundario, la película homónima del año 2001). 

La novela se lee bien. Describe con lujo de detalles la época del pintor, los ambientes parisinos, en especial del barrio de Montmartre, los tugurios, los locales de moda, las actividades de los talleres de los maestros, la vida bohemia, etc... Las descripciones empero, no agobian. El relato se apoya más bien en unos diálogos muy vivos y realistas. De pasada, se habla de otros pintores famosos, como Degas, Seurat, Vincent Van Gogh, etc. 

Quizás peca de un tono ligeramente sentimental y lacrimógeno. A mi por lo menos algunas escenas me han producido cierta "emotividad", sobre todo las finales, con la decadencia física del autor y su agonía, en presencia de sus padres. 

La personalidad de Toulouse-Lautrec resulta muy interesante, tal y como se describe en la novela. Era un hombre criado para ser perfecto, para ser el mejor, y para considerarse como tal en virtud de un linaje que descendía de los condes de Toulouse (era un aristócrata), y que, sin embargo, sufrió una penosa enfermedad que lo deformó y lo convirtió en un "enano". En el libro se va profundizando en las consecuencias de tal deformidad, como por ejemplo, el dolor que le causaba ser rechazado por las mujeres, lo cual le inclinó a buscar alivio solo en las prostitutas. El éxito artístico y el reconocimiento que vivió este pintor en vida (al contrario que, por ejemplo, Van Gogh) no le acarreó, sin embargo, el amor y ni siquiera la cura para su soledad. De hecho, se hace mucho hincapié en su relación con tres mujeres, cada una en una época diferente de su vida, y que tenían en común que lo rechazaban por "feo", incluso las que mejor lo trataban. 

Me ha parecido un libro muy triste, y que más allá de la vida de un personaje concreto y famoso, parece describir el sino de las personas que no encajan en el canon de "belleza" de la sociedad. Triste y pesimista. No recomendado para quien padezca de depresión o similares. 

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

viernes, 8 de diciembre de 2006

En el nombre del cerdo, de Pablo Tusset


En el nombre del cerdo, de Pablo Tusset 
Editorial. Destino 

Colección: Áncora y Delfín número 1063 
442 páginas 
19,50 € 




Argumento: 


Una mujer aparece troceada en un matadero de cerdos al estilo que se utiliza para sacrificar a estos animales. 
Al mismo tiempo, el Comisario Principal José María Pujol, a punto de jubilarse, muestra interés por un caso que no es suyo y T (Tomás) intenta abrirse paso en EE.UU. antes de regresar y hacerse cargo del suceso. 




Comentario: 


Quien disfrutase con la primera e inesperadamente exitosa "Lo mejor que le puede pasar a un cruasán", estaba pendiente de la publicación de esta segunda obra bastante diferente. 



En esta novela ha dejado de lado el humor irónico y poco convencional de la anterior para intentar, al parecer, dar una interpretación del cuadro de El Bosco llamado "El jardín de las Delicias", que aparece tanto como objeto de pasión y verborrea de uno de los personajes como en la forma de dividir el libro entre el paraíso (T. En USA), el mundo (Pujol intentando reinventarse) y el infierno (T, o P, investigando el caso en San Juan de Horlá, lugar que le supone cierta revelación). 



Tan radical cambio de género, temática y forma de narrar puede ser un signo de valentía del autor, que no ha optado por el camino fácil de escribir una secuela de su éxito o, peor aún, una nueva versión. 



La historia comienza con una introducción de casi treinta páginas en que, con tono informativo y algo distante, evitando el gore deliberado aunque rozándolo, se relata, paso a paso, el camino que recorren los cerdos hasta el momento de ser despiezados para su consumo, adelantando que ese mismo recorrido lo ha hecho la mujer que ha aparecido en el matadero del pueblo. 



Después el autor se lanza a relatar de forma alterna las peripecias de dos personajes, el Comisario Principal Pujol, que tras estar presente en la introducción vuelve a sus tareas rutinarias y se dedica a modernizarse (cambios de ropa y estilismo, compra compulsiva de CDs) e interesarse por la resolución del caso, pero sin prisa. 



Al tiempo T, policía y candidato a becario, se pasea por EE.UU. conoce a una joven que le recuerda a la madonna de un cuadro de Giovanni Bellini, lo que, claro, le hace "enamorarse" de ella entre paseos por la ciudad, charlas en inglés que no se traducen, ya sea porque no son trascendentales para comprender la novela o porque se presupone (acertadamente o no) que cualquier lector/a tiene una cultura tan vasta que no es necesario. 



En cualquier caso, y aunque yo he entendido las conversaciones en inglés (las frases en francés algo menos), los capítulos de T tienden a hacerse eternos y aburridos, quizá porque resulta difícil comprender su finalidad, a no ser que el autor pretenda camuflar algunas "sutiles" referencias al personaje entre tantas palabras. 



Tusset utiliza el recurso de referirse a películas conocidas (en la página 218 cuenta el misterio de "Los Otros", por ejemplo, y al final pone a uno de sus personajes en una situación similar a la de Norton y Pitt en "El Club de la Lucha") para reforzar el argumento. 



También aborda breve y superficialmente la crítica literaria, se diría que a una novela concreta, por medio de Quique Aribau (escritor con seudónimo que hasta puede ser un alter ego, ejem, que para eso se dice que El Bosco aparece en su tríptico) en una conversación con Pujol acerca de la fórmula del éxito: "No se crea... Bastaría una novela que demostrara que Jesucristo era negro, gay y extraterrestre, y sobre todo que la Iglesia ha tratado de ocultarnos esta meridiana verdad pactando con Atila y los nazis..." 



El humor está presente en las charlas que mantiene Pujol con el joven homosexual que le vende los CDs con los que quiere adentrarse en la actualidad. Aunque las conversaciones tienen cierto ingenio da la sensación tanto de forzado, con frases algo tópicas, como artificial y poco creíble. 



Como ya se ha mencionado, los capítulos de T en EE.UU. puede hacerse largos, y los que protagoniza en el pueblo algo confusos, quizá porque no se acaba de entender la finalidad, siendo los compartidos por Pujol y su esposa Mercedes, aún repitiendo tópicos respecto a las parejas que llevan mucho tiempo de matrimonio, los más ingeniosos, enternecedores e interesantes, y quizá lo que impulsa a continuar una lectura frustrante. 



Porque el autor no retoma el caso del comienzo (y hace innecesariamente morbosa la terrible escena en el matadero) , porque no se resuelve, porque el final es tan surrealista y carente de credibilidad como el de su anterior novela, siendo lo único que tienen en común. 



Quizá quienes admiraron al Tusset de "Lo mejor que le puede pasar a un cruasán" prefieran no leer esta segunda novela del autor.


***T***


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

lunes, 4 de diciembre de 2006

Antichrista, de Amélie Nothomb

Antéchrista, 2003
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de Narrativas, 593
Traducción: Sergi Pàmies
136 páginas
12 €

Argumento:

Blanche conoce a Christa y, sin saber cómo, la mete en su casa, donde se gana a su familia.

Comentario:

Para no variar, Nothomb recurre a sus temas habituales: atracción de la protagonista hacia personas atractivas, preferiblemente mujeres en apariencia más interesantes, juegos sadomasoquistas de dominio, culto al físico, etc

En esta novela, tan corta y directa como las anteriores y con los habituales tintes autobiográficos aquí no reconocidos, la autora parece menos comprometida que en otras. Así, el enfrentamiento entre Blanche y Christa, a quien nunca considera una amiga pese a debatirse entre la admiración y el rechazo hacia ella, y no tarda en rebautizar como Antichrista en cuanto se gana a su familia mediante halagos y mentiras es bastante flojo.

Cuando Christa se mete en casa de Blanche y seduce a su familia, erigiéndose en una especie de hija sustituta mejorada, despojándola de sus familiares, de su cama, de su vida, parece que va a pasar algo dramático, en consonancia con otras obras de la autora, pero la historia transcurre, con sus habituales frases cortas y precisas, sin llegar a "arrancar".

Incluso el cambio de roles entre las protagonistas, cuando Blanche, en su estilo pasivo agresivo, decide investigar a su torturadora, está descrito de forma rutinaria, sin fuerza ni interés, llegando a una resolución de trámite y una frase conclusiva que intenta dar una vuelta de tuerca al aparente final de la historia.

En resumen, una novela muy inferior a las primeras de la autora, en que pasa como por encima por varios de sus temas recurrentes, sin implicarse en lo que sucede y de la que no hay mucho que decir.

***T***


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

domingo, 26 de noviembre de 2006

Biografía del hambre, de Amélie Nothomb

Biographie de la faim 
Amélie Nothomb 
Traductor: Sergi Pàmies 
206 páginas 
Anagrama 


Argumento: 

Amélie nos cuenta su infancia y juventud nuevamente, ahora desde el prisma del "hambre", que es hambre no solo de comida sino de deseo, de nuevas emociones, de vida, en suma... 

Comentario: 

Biografía del hambre forma parte del grupo de novelas autobiográficas de Amélie Nothomb. En primera persona, nos cuenta, con algunos saltos cronológicos, su infancia y juventud, haciendo hincapié, en varios fragmentos, en su obsesión por la comida (ha padecido de anorexia), la potomanía, etc. Como es sabido, para Amélie Nothomb la vida empieza y termina en la infancia, de ahí que la recree con tanta profusión en sus novelas. En la portada de la novela hay una foto de la autora, para reforzar el carácter autobiográfico de la obra. 

Amélie toma el tema del hambre como metáfora del ansia de conocimiento, de nuevas experiencias y demás, aunque la verdad es que ese tema no parece el punto central del relato más que contadas ocasiones (especialmente al principio, cuando nos cuenta que los habitantes de ciertas islas polinesias, Vanuatu, no han conocido nunca el hambre). 

También cuenta anécdotas de los diferentes países que conoció en su infancia. Su padre era embajador y eso les obligaba a viajar constantemente. Nos habla de Japón, de China, de Nueva York, de Bangladesh... 

La gracia de la novela es que nos cuenta su vida, pero con su originalidad habitual, creando situaciones realmente surrealistas (hilarante la escena en que las diez niñas de Nueva York se enamoran de ella y se pegan entre sí para conseguir ir de su mano). Todo lo que narra Amèlie, sin dejar de ser cosas más o menos normales, parecen verdaderas extravagancias. Su prosa es sencilla, aunque poética, de periodos cortos, muy ágil, lo cual contribuye a que la lectura sea fácil. Te gusta lo que te cuenta y cómo te lo cuenta, pese a no ser nada especial. 

Sin embargo, esta novela me ha parecido más floja que otras que he leido de ella, quizás porque no trata de nada en concreto. Ella cuenta su vida y va haciendo comentarios y reflexiones simpáticos y ocurrentes. Es como si te encontraras con alguien y se pusiera a contarte sus batallitas, y no pudieras dejar de escuchar. Pero no hay mucho detrás de eso. 

He leído por ahí que comparan a Nothomb con Houellebecq... Bueno, la autora belga ciertamente tiene varios puntos en común con el francés. En primer lugar, que ellos se han convertido en sí mismos en un espectáculo por su rareza (les va la polémica; por ejemplo, Amélie Nothomb defiende la guerra como entretenimiento). Son personas raras y lo explotan mediáticamente, para promocionar sus libros. Los dos hablan de temas que normalmente no se tocan, o no al menos cómo ellos lo hacen; son muy libres escribiendo, pero mientras ella es políticamente incorrecta por mero divertimento o de un modo ingenioso, él lo es con un sentido moral o crítico. Ella juega, y él moraliza. Ella es frívola, y él profundo. Eso no quiere decir que ella no tenga su valor. Algunas de sus novelas son muy incisivas, aunque se centren en temas como la belleza, etc. 

Esta "Biografía del hambre" tiene algunos puntos buenos, pero en general no me ha gustado tanto como otras obras de la autora. Parece que te quedas con ganas de más. 

Entrevista con Amélie Nothomb, diario El País 


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

miércoles, 15 de noviembre de 2006

La Dama y el León, de Claudia Casanova

Claudia Casanova 
Editorial Planeta 
Colección: Planeta Fábula 
448 páginas 
Género: novela histórica 


Argumento: 


Aalis se entera de que su prometido ha muerto en las Cruzadas. Para no echar a perder la alianza familiar su padre acepta casarla con el padre del difunto. Pero ella no pasa por el aro y se larga por ahí disfrazada de hombre... 




Comentario: 

Libro de temática medieval, nacido al socaire de títulos de moda del mismo género (la novela histórica está en auge) pero  fallido en mi opinión. 

La prosa es correcta, pero la estructura y la forma de plasmar las escenas deja mucho que desear. Cuando lo empiezas a leer incluso ves el texto confuso y enmarañado, y crees que será solo al principio, pero por desgracia, ese defecto se arrastra hasta el final. A veces hay que retroceder y volver a leer para enterarte de qué ha pasado, porque nos lo cuenta todo sin "dramatizar", sin crear escenas visibles. Yo creo que esto es debido, sobre todo, a la falta de descripciones externas, de lugares, de personajes, etc, y a una planificación poco clara del argumento. Por ejemplo, nos habla de Auxerre y de L´Archevêque, casi sin explicar quiénes son, de modo que tardas bastante en comprender sus roles en el libro; tampoco conocemos mucho acerca de su físico, y menos aún sobre su biografía o vida interior. Todos los personajes pecan de escasísimo desarrollo limitándose a ser meros nombres a los que te acostumbras por repetición. Diría que son planos, pero eso sería hablar demasiado bien de ellos. Ni que decir que los malos carecen de matices... Incluso hay un típico ayudante del malo del género "Silas, del DaVinci" con ojo falso, cicatrices y aspecto bruto cuyo único objeto es matar, machacar, etc. 

La falta de emoción o de pasión que se desprende de la escritura de la debutante Casanova aleja aún más al lector de la historia, que prácticamente se limita a dos cosas: intrigas para casar a una doncella, y la huida de la susodicha. ¿Tantas páginas para eso? Si por lo menos se nos contaran peripecias entretenidas, dificultades, peligros... vamos, una aventura en toda regla, con dudas sobre cómo terminará, misterio y todo eso... pues se podría tolerar la brevedad del argumento (que no de la extensión, que es desmesurada), pero el viaje de la protagonista es un algo aburrido. Como consecuencia de la pobreza de la historia, y de la necesidad de llenar páginas, la autora repite escenas y temas, incluso hay diálogos muy similares: me casan, no me caso, me escapo, me pillan, me vuelvo a escapar, los malos se unen a los buenos, y luego se atacan entre ellos y se vuelven a unir... En resumen, que es algo repetitiva. 

Como es norma en la novela histórica, se introducen personajes reales para despertar el interés: en este caso el Plantagenet de Inglaterra, María de Champaña, etc, pero que más bien están ahí de decoración. Se insinúa que la boda de Aalis es vital para los intereses de ciertas potencias, pero eso resulta un pegote o añadido. El final, happy end almibarado del estilo del teatro del Siglo de Oro, donde el rey resolvía los pleitos en favor del "bueno", termina por darle la puntilla a la novela. 

Al menos parece bien documentada, y quien sienta interés por el tema, puede encontrar agradables los capítulos donde se describen las "cortes de amor". Pero una buena documentación no salva una trama endeble, y este es el caso. 

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

miércoles, 8 de noviembre de 2006

Las congregadas del vaso, de M.A. León Asuero

Las congregadas del vaso 
León Asuero 
Editorial Almuzara / Ediitorial Aladena
Páginas: 368 
Género: misterio, fantasía 



Argumento: 

Una condesa, perteneciente a una congregación de beatas adoradoras de la Virgen del Vaso, aparece muerta y torturada. La juez Fátima y la abogada Olalla investigarán el crimen, que tiene trazas de haber sido realizado con fines rituales o sectarios. La propia Iglesia que cobija esta advocación mariana nos relata la historia de sus orígenes, de los de la imagen, que se perdió hace siglos, y de las sectas que la buscan desde tiempo inmemorial, todo ello en el marco incomparable de la Sevilla de nuestra época. 


Comentario: 

Salvando las distancias, esta novela me ha recordado, en cuanto a la esencia de su argumento, al "Código Da Vinci". En ambos casos se recurre al imaginario y mitología de la Diosa Madre para componer un relato de búsqueda e investigación. Sin embargo, si en el caso de Dan Brown la técnica utilizada para narrar la acción bebía directamente de las fuentes de la novela policial, de misterio o thriller o como se le quiera llamar, la de León Asuero opta por la descripción costumbrista y la fantasía, aunque suene contradictorio. 

El argumento me ha resultado algo confuso. Se supone que hay dos sectas, las congregadas del Vaso y la Fraternidad, que buscan la imagen religiosa, pero no me ha quedado muy clara la razón de su enfrentamiento. He creido entender que las Congregadas son solo una mínima parte de una organización más amplia, dirigida por una misteriosa Abadesa (que va a todas partes custodiada por escoltas femeninas letales) cuyo objetivo es sacar a la luz imágenes perdidas, favorecer apariciones... Y los otros, tienen el objetivo contrario, ocultarlas, o más bien, disfrutar ellos solos de ese poder ancestral. Supongo que se trata de un argumento simbólico sobre las caras de la religión: las congregadas es un grupo eminentemente femenino, mientras que el otro bando parece estar compuesto por hombres. Así pues parece intuirse una descripción dual de las tendencias religiosas: la femenina y la masculina, dos visiones de la vida enfrentadas y con objetivos diferentes. Ni que decir que todo esto es una nueva vuelta de tuerca sobre el tema del Grial, otro punto coincidente con la novela de Dan Brown, solo que aquí tratado desde un punto de vista menos cristiano, más pagano (alude a la mitología de la piedra celeste o meteorito a partir de la cual se hicieron la imagen y la "copa" o "vaso" milagroso). Contribuye a reforzar esta visión pre-cristiana el hecho de que se remonte la historia a tiempos antiguos, y se describa cómo va manteniéndose el uso sagrado del suelo o templo que luego será la iglesia narradora de esta historia. De todas formas, parece un argumento algo forzado (quizás por la necesidad de adaptar un mito o un símbolo a la realidad) y que se manifiesta en una trama que da vueltas sobre lo mismo, sin avanzar, al menos en apariencia. Que es una historia simbólica se nota también en los nombres elegidos para los personajes, que hacen alusión a alguna característica de ellos (el cura que rige a las Congregadas se llama Custodio, etc) 

Tenemos unos cadáveres, unos signos de violencia que remiten a los martirios sufridos por los santos cuyos nombres llevan los muertos... El autor describe estas muertes y torturas de un modo muy detallado, ahondando en el sufrimiento de las víctimas, por lo cual quizás para personas sensibles algunos fragmentos sean duros de leer. Se establece una investigación policial, pero esta es mínima, y no es utilizada como armazón de la novela, ya que el autor se centra más bien en las relaciones entre la juez, Fátima, la abogada Olalla, y el antiguo marido de ésta última, Jesús. Las descripciones de estas mujeres no me han gustado mucho: ambas son sumamente atractivas, irresistibles, duras, modernas... incluso se sienten atraídas la una por la otra. Esto, que no tiene en sí nada de particular, es descrito de una forma algo idealizada, tanto como sus bellezas y personalidades. El hombre es el tercer vértice de este triángulo, ya que Fátima también se siente atraída por él, aunque él sigue amando a su esposa. Y también hay un "asesino" capaz de las peores torturas por su "fe". En algunos puntos la imagen mental que se da de él me ha recordado al Silas de "Da Vinci", solo que con buen aspecto y aparentemente "normal" (además, aquí también hay un "maestro" que le da órdenes por una "buena causa"). Bueno, lo cierto es que matar matar, matan de los dos bandos, y personas en apariencia vulgares y de lo más inofensivo... pero todas cegadas por la "religión" (aunque no se aprecia una "crítica") 

Hay muchas descripciones costumbristas de Sevilla, sus calles, su gastronomía (hace un buen repaso de platos típicos y tapas, incluso algunos capítulos llevan como título nombres de comidas, gambón, etc...), que si bien crean ambiente, y pueden ser interesantes para naturales de la zona, se corre el riesgo de hacer con ellas más lenta la acción. 

La historia está narrada en tercera persona por la misma Iglesia donde transcurren parte de los acontecimientos. La opción, que suena novedosa, a mí me plantea muchos problemas. En primer lugar, salvo algún comentario "personal" que hace la iglesia, el resto del relato es una típica narración en tercera persona como narrador omnisciente. La Iglesia parece saber no solo lo que ocurre en su entorno (podríamos pasar por alto que vea a los personajes en sus pisos, a varios kilómetros, ya que ella lo menciona), sino también lo que ocurre en sus corazones, almas; está al tanto de sus pensamientos, deseos, acciones... y eso es algo excesivo para mi gusto. Quiero decir que el hecho de elegir narradora tan inusual a lo mejor se tendría que plasmar en algo más concreto, que contara con un determinado estilo o carácter, pero si va a actuar igual que un narrador decimonónico que lo sabe todo sobre todo ¿cuál es el objeto de hacerla narradora? 

Otra cosa que destaca en lo formal, es la inclusión de capítulos en flashback que se intercalan con la narración del presente. Estos capítulos recorren la historia de la virgen del Vaso desde la era pagana hasta la fundación de la congregación, en el Siglo de Oro, y van variando de tipografía según la época. En mi opinión, la inclusión de estas referencias históricas, muy típica de estas novelas de misterios religiosos (Veáse "El ocho", "La hermandad de la Sábana Santa", "El círculo mágico", y otras) algunas redactadas con el español antiguo, resultan difíciles de leer. 

La prosa es buena. El autor escribe con estilo y calidad, pero a mi modo de ver, le falta una revisión en cuanto a estructura, para no repetir conceptos, sobre todo en la descripción de los personajes (¿cuántas veces se dice literalmente que Elenita es "femenina"? ¿No se incide demasiado en la sensualidad de la juez?) cosa que puede terminar siendo machacona. 

De todas formas, el libro es interesante, está bien escrito, con "sabor local", y para quien guste de estos temas esotéricos es una lectura entretenida (aunque no aporta datos de forma abrumadora, es más bien una visión personal de un mito clásico) 

Enlace relacionado: Entrevista a León Asuero


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

martes, 10 de octubre de 2006

La orden negra, de José Calvo Poyato

La orden negra
José Calvo Poyato
398 páginas
Plaza y Janés 


 
Argumento:

Un hombre recibe en herencia de su abuelo la maleta que le robaron a Himmler en el año 1940 durante su visita a Barcelona. Junto con su amiga Marta, una importante historiadora, se hace cargo de los papeles que contiene, pero hay muchas más personas detrás de ellos.


Comentario:

Esta es la segunda novela de Calvo Poyato que leo, y la verdad, veo que sigue en la misma línea que la anterior, La Biblia Negra.

En el argumento se mezclan todos los temas de best seller de moda: nazis, el Grial, esoterismo, cátaros... Sin embargo, el autor es incapaz de organizar con estos ingredientes una trama mínimamente original o atrayente. De hecho, una vez planteada la situación inicial: un hombre que recibe en herencia una maleta propiedad de Himmler con papeles de gran importancia (eso nos dice el autor, machaconamente a lo largo de toda la novela), el resto se reduce a una carrera de los protagonistas por evitar que les quiten la maleta los malos y otros elementos en juego (espias ingleses, policías, la mafia rusa, etc) 

No es exagerado afirmar que la estructura de la novela consiste en una introducción histórica (el inevitable flashback situado en época medieval y otro posterior en la época de los nazis, huelga decir que ambos perfectamente prescindibles, pues toda la información que se da en ellos se repite luego) el punto de partida con la llamada de Ramón a la historiadora Marta, su amiga con derecho a roce, y la carrera con la maletita de marras. Y todo eso para terminar en un final pésimo, blando y decepcionante donde la explicación sobre lo que es el Grial se reduce a : "-En estos papeles, sin embargo, se afirma que el medio material al que se denomina Grial y que permite establecer el contacto con esos Superiores Desconocidos es una gema, una esmeralda". No me digas, el Grial una esmeralda, pues eso no lo sabe nadie, caramba... Vaya misterio. Todo es material de segunda mano, sacado de libros de seudohistoria, que incluso nos cita en el texto como "Hitler, el elegido del Dragón" y otros similares. Ni siquiera sabe aprovechar la mitología en torno al Grial para hacer algo un poco más lucido.

El autor nos castiga con reiteraciones y repeticiones realmente pesadas, donde nos repite una y otra vez las advertencias del abuelo de Ramón sobre los peligros cuasiapocalípticos que encierra la maleta ("...contienen algo terrible y poderoso a la vez! ¡Los poderes del mal que los nazis invocaron para dominar el mundo están en esa cartera!", esta frase y similares aparecen varias veces en el libro, tres o cuatro veces en forma literal, y no exagero nada), referencias al esoterismo nazi, la sociedad Thule, etc, etc... Pero sobre todo esos diálogos donde los personajes preguntan una y otra vez, llegando a exasperar. El estilo es algo vulgar y simplón, pero bueno, viendo ya el argumento...

Las descripciones sobre los personajes son las típicas de este tipo de novelas: la historiadora de muy buen ver, con estupendos glúteos y todo eso, los mafioso rusos, pues desagradables, cómo sino ("La voz del tal Yuri sonaba fría, la amenazaba de muerte como si le hubiese dicho que la invitaba a tomar café. (...) "); los agentes secretos, fríos ("A Marta se le despejaron las pocas dudas que le quedaban sobre la identidad de aquellos tipos. Creía que la frialdad, la dureza y la falta de sentimientos eran producto de la imagen que el cine había ofrecido de loas agente secretos. Pero el cine no había hecho más que reflejar de forma pálida la realidad. No albergaba dudas de que aquellos tipos eran agentes secretos") Es decir, todo es tópico y superficial.

Parece mentira que una novela con una trama tan magra pueda extenderse a lo largo de tantísimas páginas que no cuenta nada más que persecuciones, tiros y explosiones, y que desprecie el tema original al negarse a desarrollarlo con magia y fantasía. Además, tiene un sospechoso parecido con otra novela suya, "La Biblia negra", donde había persecuciones, agentes secretos, mafia rusa... Pero lo más curioso es que esta novela haya quedado finalista de un premio de novela. Claro que el autor es hermano de la Ministra de Cultura...


Algunas frases:
Ramón notó como se le encogían el pene y los testículos. Sin duda aquello era acojonarse.

Se iniciaba una persecución en plena Diagonal, en un momento en que la densidad del tráfico podía ser causa de un grave accidente.

La desagradable voz del ruso, porque si se llamaba Yuri tenía que ser ruso, ucraniano o de aquella zona, le aterraba. Tal vez pertenecían a alguna de las mafias que operaban en Cataluña, sobre todo en la Costa Brava. ¡Se contaban cosas horribles de aquella gente!


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

martes, 26 de septiembre de 2006

La Silla, de David Jasso

 La Silla
Autor: David Jasso
Editorial Equipo Sirius
211 páginas
Ilustraciones: Manuel Calderón 

 
Argumento:

Daniel Lonces, joven escritor de novelas de terror, le pide a su mujer que lo ate a una silla para experimentar lo que se siente y poder describirlo con acierto en su nuevo libro. Pero un imprevisto lo deja en esa guisa y sin posibilidad de pedir ayuda. A partir de entonces se verá inmerso en una carrera contra el reloj para salvar su vida y la de su familia....


Comentario:

La Silla es una novela corta en extensión, aunque con el espíritu de un relato alargado. Quiero decir que tenemos una situación central (el autor atado a una silla y sus intentos por liberarse) sobre la cual gira toda la trama. De hecho, mientras se lee te vienen a la memoria historias similares en las que entra en juego una situación accidental absurda a la que se ve abocado el personaje, generalmente en una sola localización (como la película "A la deriva", "La cabina" de Mercero, algún capítulo de "Alfred Hichcock presenta", etc, etc). Todo eso acentúa el carácter más teatral que cinematográfico de la obra, que se visualiza muy bien, como si contemplaras el espectáculo en tiempo real.

Lo que más destaca es el punto gore, con descripciones detalladas de diversos fluidos corporales (pus, sangre, orina, vómitos, etc), hedores, putrefacciones, gangrenas y demás, que lo hacen algo desagradable de leer para ciertos espíritus sensibles, aunque a mí no me ha afectado mucho. La sensación de angustia está lograda en muchos tramos de la novela.

La prosa es correcta, sencilla, directa y clara, aunque, y de esto no tiene la culpa el autor, el tipo de letra en que está impreso el libro no es mi favorito.

Cada capítulo viene ilustrado por unos dibujos bastante elocuentes, de corte terrorífico y macabro, que ambientan la acción.

En cuanto a la estructura, creo que es ahí donde encontraría más "peros". El autor mezcla la primera y la tercera persona de una forma algo arbitraria, incluso dentro de un mismo capítulo, y no sabes si es que es un error o qué, pero el caso es que descoloca un poco y hace variar el punto de vista narrativo.

Aparte del asunto central, hay dos subtramas, la de la madre del chico que se suicidó por leer un relato de Daniel, y la de este y su amante, que no terminan que cuajar bien con el resto. En el primer caso, empieza el libro con la desesperación de la madre, y se cargan tanto las tintas en ello, que parece que esta va a tener un gran protagonismo, pero le perdemos la pista hasta el final, cuando que regresa, pero sin mucha participación (como no sea la promesa de una futura venganza en otro libro). Yo diría que si se elimina esta trama el argumento no se ve afectado en absoluto. Es más, ganaría, ya que una expectativa que no se cumple puede molestar al lector.

En cuanto a la trama con la amante, tampoco la encuentro relevante para la historia. Supongo que el autor la incluye para describir un sentimiento de culpa del personaje del escritor y también para crear una intriga sobre si ella, al ir a visitarlo a su casa, podrá encontrarlo y salvarlo de su cautiverio, pero esa posibilidad se desinfla. Por otra parte, me parece algo poco creíble que una mujer enamorada le diga a su amante que no quiere seguir con él porque ella no es una "zorra destrozamatrimonios", y que luego, para colmo, eso sea una mentira para forzarle a reaccionar.

Nunca me he atado a una silla así que no puedo hablar con conocimiento de causa, pero sorprende, al menos a mí, que el personaje pueda pegarse esas carreras por toda la casa en una postura tan forzada. En lo demás, la historia está descrita de una forma que resulta creíble y con gran realismo. Lo malo de la situación central es que, a pesar de los nuevos elementos que van variandola a lo largo de la novela o empeorándola, se hace algo reiterativa. Sin embargo, se lee bien, y no aburre en ningún momento.

Lo que más me ha gustado ha sido el principio, donde se cuenta la vida de Daniel como escritor, de un gran verismo y probable cariz autobiográfico (algo idealizado)

Novela que recomendaría a los fans del terror sobre todo, ya que está muy decantada hacia el género. Para ser una opera prima resulta bastante digna, aunque la edición es mejorable en calidad tipográfica y de encuadernación.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

domingo, 10 de septiembre de 2006

Trilogía del Cristo Clonado, de James Beuseigneur

Trilogía del Cristo Clonado I y II:
James BeauSeigneur
Editorial Martínez Roca


A su imagen

A su imagen
In his image
Traductora: Alicia Frieyro Gutiérrez
510 páginas


El nacimiento de una era

El nacimiento de una era
Birth of an Age
Traductora: Alicia Frieyro Gutiérrez
322 páginas


NOTA IMPORTANTE: la autora de la crítica respeta todas las creencias, aunque sea atea. Ha comentado los libros como si fueran de ficción, que quede claro.


Argumento:

Decker Hawthorne, un periodista de provincias, recibe el encargo de cubrir las investigaciones sobre la autenticidad de la Sábana Santa de Turín que realiza un grupo de científicos, entre los cuales está el ateo Harry Goodman. Cuando el científico descubre que en el lienzo han quedado algunas células vivas, se abren nuevas posibilidades, incluida la clonación de Jesús... Y, cómo no, a ello se ponen... Pero el panorama internacional está que echa chispas, y aún se pondrá peor...


Comentario:

Solo he leido dos de los libros de la trilogía del Cristo Clonado (el tercero sale en octubre), pero he decidido comentarlos los dos conjuntamente, dada la unidad sustancial y de argumento. Es más, yo diría que estas novelas no deberían haberse dividido, ya que no hay nada en absoluto que justifique su existencia como obras independientes. La acción que se narra en ambos tiene una continuidad total, sin saltos ni cambios de estilo o tema.

Literariamente, no vale mucho. El estilo es peor que si fuera de bestseller: prosa aséptica, meramente informativa; aire de reportaje periodístico más que de novela; personajes más planos que un folio a los que ni los peores cataclismos conmueven; técnicas de introducción de la acción tan burdas como describir las actividades y casi la vida al completo de testigos de las catástrofes, totalmente irrelevantes para la trama; falta absoluta de emoción en las descripciones, tanto que te quedas fría incluso ante hechos gravísimos que no transmiten el menor sentimiento, ni siquiera de fascinación o admiración; una trama que copia casi literalmente los hechos del Apocalipsis y de los Evangelios (la vida de Christopher, el Cristo clonado, reproduce muchos episodios de la vida de Jesús, incluidas resurrecciones, curaciones milagrosas y demás), que se han variado o actualizado para darles un cariz algo más "científico"; tediosos relatos de sesiones del Consejo de Seguridad de la ONU e intrigas "palaciegas" y políticas varias, por no mencionar, páginas y páginas de geopolítica y movimientos estratégicos en diferentes guerras (indescriptible la invasión rusa de Israel)... El ritmo es totalmente irregular, lleno de altibajos, digresiones (el secuestro de Decker en el Líbano), destacando unas últimas 50 páginas del primer tomo realmente soporíferas y que solo se pueden soportar leyendo en diagonal (o no leyendo, porque tampoco cuenta nada que afecte a la trama mucho). Curiosamente, el autor utiliza hasta la saciedad la elipsis para cubrir amplios periodos de tiempo ("Ocho años más tarde..."), aunque los personajes siguen sin mostrar cambios apreciables de personalidad; son casi como robots inmutables e inmunes a toda emoción. También es verdad que no tienen mucha personalidad, así que es difícil que la cambien.

Siendo su valor literario tan mediocre, solo cabría salvarlo por el argumento o por el interés que despertara su supuesto mensaje, pero también ahí encontramos tales despropósitos que sería casi imposible describirlos todos en un comentario. Claro que esto ya es más opinable, y va en gustos. Si eres un fanático de la geopolítica, de la política-ficción, de la Biblia, de la New Age, los libros con tema religioso y todo eso, pues seguro que este libro te vuelve loco. Si te gustan las historias lisérgicas, y disfrutas descubriéndo qué nuevo desbarre se le ocurre al autor, este también es tu libro (solo tienes que leer en diagonal lo que no interesa). El final es delirante, con un panegírico de la anarquía, el ateismo, los extraterrestres y la meditación trascendental, y un odio a la religión judía y cristiana, que parece fruto de una sesión hippie con drogas o algo. Esto redactado en tono de humor tendría que haber quedado chulísimo, pero no, nada, va en serioooooo.

Una vez llegada a ese punto no puedes creer lo que has leído, y mucho menos, conociendo las credenciales del autor (partido repúblicano de los USA, posible fundamentalista cristiano, que ha trabajado en la Administración Bush), ya que, como apuntaba arriba, defiende con vehemencia la New Age, y tacha a Yavé de tirano, cruel, asesino y de todooooo lo malo, y entonces, solo se te ocurren dos opciones: una, en el tercer libro nos hará una vuelta de tuerca (que ya viene en el Apocalipsis, todo sea dicho de paso) y nos demostrará que de eso nada, que nada de no adorar a Dios, que eso son cosas del Demonio; dos, el autor no es quien dice ser... Me inclino por lo primero, ya que Beauseigneur incluye una nota al inicio donde pide a las personas devotas que no hagan juicios precipitados antes de lapidarle y "esperen al final". Así que el "mensaje" es de temerse, no me lo quiero ni imaginar... (la ONU mala, la New Age, mala, la clonación, no digamos; USA bueno, los judíos también buenos; Francia y los rusos malos; las armas atómicas buenas...)

En resumen, una trilogía con mucha paja, datos innecesarios, delirio religioso, documentación ciéntifica y geopolítica abundante, etc, que podría haber mejorado con algo más de emoción, un estilo más literario (no tanta "cita biblica" y "nota a pie de página", por favor, que esto no es una enciclopedia), personajes de verdad, la mitad o menos de las páginas, y sobre todo, si no tomara tan al pie de la letra lo que dice el Apocalipsis (es prácticamente una crónica periodística del asunto) lo cual lo hace previsible (damos por supuesto que la gente CONOCE EL APOCALIPSIS). Pero lo que realmente pone los pelos de punta no es lo que cuenta el libro, sino que el autor cree que eso sucederá. Bueno, todo el mundo tiene derecho a creer lo que le apetezca, pero... Léase esta entrevista:

Extracto:

" ¿Tiene una visión de la humanidad tan apocalíptica como refleja en su novela?

He creado mi historia alrededor de hechos descritos en el Apocalipsis. No digo que lo que cuento vaya a ocurrir, pero creo que hechos muy similares a los que describo en la novela ocurrirán."

O este reportaje:

Extracto:

"Aun así, las consecuencias de todo ello dejan un panorama desolador y nos hacen desear que mejor que no se cumpla todo lo que dice. «¿De verdad querrías evitar la clonación de Jesucristo si fuera posible? Es una técnica que existe y es imposible prevenir que suceda algo así. Aunque creo que lo que sí es inevitable es la llegada del Apocalipsis. En todos los sentidos: a medida que avanzas en la lectura de las novelas te vas dando cuenta cómo se está desarrollando», afirma serio. Su mujer va guiando sus contestaciones. «Es muy importante que el lector sepa que no todo sale de mi imaginación. Si creemos en la Biblia, y muchos millones de personas lo hacen, tenemos que creer en lo que narra. Y el Apocalipsis es una parte. Yo sólo lo he descrito»."

En fin...



viernes, 8 de septiembre de 2006

Pandora en el Congo, de Albert Sánchez Piñol

 Pandora en el Congo
Albert Sánchez Piñol
Traductor: Xavier Theros
Editorial Suma de Letras
Paginas: 423

  

Argumento:

Thomas Thomson es un joven que sobrevive como "negro" de un "negro" literario (escribe las novelas para otro que pone su nombre) del famoso autor Doctor Flag. Cuando le proponen escribir la historia de Marcus Garvey, un hombre acusado de matar a dos hermanos de la aristocracia durante un viaje a Africa, a fin de salvarlo de la horca, no se lo piensa. La historia de Marcus es de lo más delirante, pero aún así, Thomas la relata haciéndola aún más fabulosa, hasta convertir al reo en casi un héroe que salva a la humanidad... Pero las cosas no son nunca como parecen...


Comentario (con spoilers):

La segunda novela de Sánchez Piñol, tras el mega-éxito de "La piel fría", supera con creces la propuesta de su ópera prima partiendo de una cierta similitud argumental. Digo "cierta", porque el lector puede llamarse a engaño si cree que se trata de una novela de terror-fantasía-aventuras con trasfondo filosófico como era la primera. Bien es verdad, que también se nos narra una historia donde tienen participación criaturas no humanas que viven bajo la tierra, pero eso es una mera excusa. De todas formas, es casi obligado comentar "Pandora en el Congo", haciendo alusión a la anterior, y comparando, ya que forman parte de un conjunto.

Nos da una pista el hecho de que la novela, de principio a fin, esté escrita con un gran sentido del humor e ironía. Es sabido que la inclusión de humor en un relato hace que el lector se distancie de los hechos, y acepte con naturalidad cosas que contadas en serio serían inverosímiles. Lo mejor de todo es que esta ironía, a menudo es autoironía, y que incluso el autor parece parodiar su propio éxito, "La piel fría", con un desparjajo digno de aplauso.

El humor de la novela llega a veces al absurdo (con los episodios de la tortuga María Antonieta y similares). Yo creo que esto es a propósito, como demuestran incluso algunos de los nombres (el Doctor Flag, que como sabrán algunos lectores, es similar al de un famoso personaje de Jardiel Poncela, adalid del humor del absurdo hispano, el Doctor Flagg, un mentiroso y fabulador contumaz) y los roles que representan. Donde "La piel fría" era solemne, seria, y grandilocuente, "Pandora en el Congo" es burlona, jocosa y llena de ingenio, sin recurrir a las pesadísimas y forzadas metáforas e imágenes, supuestamente "líricas" de la "Piel fría". Es más, Sánchez Piñol parece haber "corregido" los "errores" de su primera novela, y la reescribe (incluso cambiando el carácter del personaje "femenino" que pasa de ser pasivo a ser activo, etc), pero como relato dentro de otro relato, en el que priman el juego, la mentira y la inspiración creadora, que es de lo que yo pienso que trata esta novela, autobiografía encubierta, sarcástica e idealizada del propio autor.

En el libro tiene cabida hasta la crítica a la literatura de consumo (autores con decenas de negros, que escriben tres libros a la semana, siguiendo un guión). A este respecto, el guión original del Doctor Flag, sobre la novela "Pandora en el Congo", que le ordenan a Thomas que escriba siguiéndolo al pie de la letra, no tiene desperdicio y es toda una bofetada al mundo bestseleril (esas indicaciones obligándole a que no escatime adjetivos y olvide la verosimilitud, con una selva habitada por leones y legionarios romanos que se reproducen por esporas), así también como el final.

Me ha gustado bastante más la parte que cuenta los desvelos literarios del joven Thomas que el relato de Marcos, ese donde aparecen los tecton, las criaturas subterráneas, que como me pasó con "La piel fría", se me hacía largo y repetitivo (aunque menos que en la anterior). Tal vez sea que resulta tan similar a "La piel fría" que se pierde el elemento sorpresa. Sin embargo, la novela es algo previsible, ya que el autor da pistas que nos permiten intuir sobre la mitad más o menos que la historia de Marcus podría no ser lo que parece y estar basada en experiencias y personajes no tan irreales (se dice que los tecton usan porras, y también los policías de la prisión de Marcus, etc, etc). Aunque el final se vea venir, eso no le quita el mérito a este juego de las apariencias, donde se ponen en entredicho los conceptos de "verdad", de "mentira", de "verdad poética", etc, etc, y se hace una crítica a la manipulación elaborada por el marketing sobre las masas, capaz de convencer a la población de la realidad de una historia totalmente delirante (otra crítica encubierta a la literatura de consumo y quizás a la política también)

La prosa es concisa y llena de ingenio, e inteligencia, y sobre todo mucho humor, aunque para mi gusto, la parte de Marcus y los tecton flojea un poco. Diría que le sobran algunas páginas, y que condensada, estaría mucho mejor. Lo mejor, la historia de Thomas, su vida, sus impagables compañeros de pensión (el señor MacMahon, etc), la Guerra Mundial...


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

jueves, 7 de septiembre de 2006

Las afueras de Dios, de Antonio Gala

 Las afueras de Dios
Antonio Gala
Planeta DeAgostini
397 páginas 


 
Argumento:

La hermana Nazaret es una monja de mediana edad que trabaja en un asilo de ancianos. La llegada al mismo de un obrero llamado Diego, precipita en ella pensamientos amorosos, no muy diferentes de los que ya tenía hacia Dios y el prójimo. La monja se replanteará su vida a partir de ese encuentro...

Comentario:

Qué difícil hacer el resumen de este libro; o mejor dicho, qué fácil. Es que en menos de cinco líneas yo creo que lo podría contar todo, al menos si me ciño a los hechos externos. Porque se trata de una novela intimista al pie de la letra. Lo que nos relata el señor Gala es su visión sobre el amor, a través del personaje de la monja Clara/Nazaret.

Para ello utiliza unos diálogos artíficiales, alambicados y totalmente solemnes y místicos que alejan al lector de la narración; pero bueno, más vale un diálogo forzado que páginas enteras de parrafadas sin un solo respiro, en las que solo se cuenta lo que la monja siente, piensa, opina sobre Dios, el amor profano, el amor divino, el arrinconamiento de la muerte y de la vejez en nuestra sociedad (es decir, que casi no hay diálogos). Este es quizás el tema más interesante del libro, cuando habla de los ancianos, aunque como todo en él, llega a ser repetitivo, porque usar 400 páginas para redactar lo que en realidad no es más que un ensayo disfrazado de novela, es pasarse.

Gala comete la osadía de contar todo en lugar de mostrarlo a través de la acción, sobre todo en los tramos finales, y con numerosas alusiones al pasado (ella y también los viejos sacan a relucir anécdotas de su vida con el solo objeto de ilustrar las tesis del libro: la sociedad es muy mala con los ancianos, los hijos son malos también y meten a sus padres en los asilos luego de quitarles la pasta, la gente guapa deja de serlo cuando envejece y entonces no le queda nada...)

El libro está dividido en dos partes. En la primera, titulada como Nazaret, bastante más interesante que la segunda, el autor, narrando en tercera persona, se centra en la vida de la monja en el asilo, y es ahí donde desarrolla mejor sus argumentos, las dudas vitales de la susodicha, e incluso la trama; ya que si bien no tiene mucha, al menos pasan algunas cosas.

En la segunda parte, titulada "Clara", nombre mundano de la monja, se nos relata (en primera persona por un médico llamado Mauricio) la historia de la protagonista una vez abandonado su estatus religioso. A mí, personalmente, esta parte me sobra, y me resulta mucho más aburrida que todo lo anterior. Además, no entiendo la razón de cambiar el punto de vista narrativo, como no sea la de idealizar aún más a la monja, a la que poco falta para que la saquen en procesión, de lo buena y santa que nos la describen. Porque este bloque parece casi un libro-testimonio, casi hagiográfico, como si la monja fuera la Teresa de Calcuta y el médico en cuestión considerara un deber ineludible en descubrir al mundo los novedosos pensamientos sobre el Amor, Dios, los Viejos... que la SANTA (en algunos momentos parecía que iba a decir: "vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero que muero porque no muero") le confió en sus largas charlas con ella... hasta su agónica muerte (no podía faltar un calvario para la monja)

La prosa de Gala es densa, y de buena calidad, no apta para gente aficionada a "devorar" libros. Lo malo es que todo esto parece un libro de autoayuda o un panfleto más que una novela. Las descripciones son abundantes y prolijas, algunas de indudable belleza; eso hay que reconocerlo.

Vamos, que "Las afueras de Dios" es una obra que solo disfrutarán místicos natos, personas espirituales, monjas que se identifiquen con la protagonista y fans de Gala, muy acérrimos. 

Si alguna persona afecta de depresión, trastorno bipolar, neurosis o cualquier otra alteración que le haga tender a la tristeza, pretende leer esta novela, que se abstenga. Está plagada de viejos a los que se les rompe la cadera, tienen senilidad; muertes a porrillo, incluso de niños (la monja acumula sobre sí cantidad de desgracias); enfermedades como la esclerosis múltiple y mucho más...

También hay algún errorcillo: No es "La Corte del Faraón", si no "La Corte de Faraón"; no es "éstos", si no "estos"...

Algunos fragmentos:

Pero el placer, sea el que sea, no incluye la felicidad, aunque sí viceversa. La Felicidad no es la alegría, ni la risa común, ni la mutua satisfacción, ni siquiera el amor, a veces es lo menos programable que existe; posee más de rapto y de entusiasmo que de comprobación; se trata de una dádiva, no de una consecuencia. Es un transtorno transitorio, un tramo adolescente que puede darse en plena madurez. Es una participación repentina, no imperecedera, del ser entero, físico y espiritual. No consiste en cumplir los ideales de nuestra juventud, ni en una creación gozosa y exultante a la que raramente el cuerpo acompaña. Es una sensación palmaria y flagrante como la vida misma.

El autor

Antonio Gala

Bibliografía:



[BIBIOGRAFÍA]

Teatro

Los Verdes Campos del Edén (1963). Premio Nacional Calderón de la Barca.
El caracol en el espejo (1964).
El sol en el Hormiguero (1966).
Noviembre y un poco de Hierba (1967).
Spanish strip-teas (1970).
Cantar del Santiago para todos (1971).
Los buenos días perdidos (1972).
¡Suerte, campeón! (1973).
Anillos para una dama (1973). Premio Nacional de Literatura, el Espectador y la Crítica, Mayte.
Las cítaras colgadas de los árboles (1974).
¿Por qué corres Ulises? (1975).
Petra Regalada (1980).
La vieja señorita del paraíso (1980).
El cementerio de los pájaros (1982).
Trilogía de la Libertad (1983).
Paisaje andaluz con figuras (1984).
Samarkanda (1985).
El hotelito (1985).
Séneca o el beneficio de la duda (1987).
Carmen Carmen (1988).
Libreto de la ópera Cristóbal Colón, con música de Leonardo Balada; estreno en el Liceo barcelonés (1989).
La truhana (1992).
Los bellos durmientes (1994).
Café cantante (1997).
Tetralogía de la libertad (1998).
Las manzanas del viernes, (1999).
Cinco conmemoraciones (1999).
Teatro musical (2000).
Teatro de la historia (2001).
Inés desabrochada (2003).

Narrativa

El manuscrito carmesí (1990). Premio Planeta.
Siete cuentos (1993).
La pasión turca (1993).
Más allá del jardín (1995).
La Regla de tres (1996).
27 narradores cordobeses (1997).
El corazón tardío (1998).
Las afueras de Dios (1999).
El imposible olvido (2001).
Los invitados al jardín (2002).
El dueño de la herida (2003).

Poesía

Enemigo íntimo (1960). Áccesit Premio Adonais.
Sonetos de La Zubia (1981).
Poemas cordobeses (1994).
Poemas de amor (1997).
Testamento andaluz (1998).
El poema de Tobías desangelado (2005).

Recopilaciones de artículos

Charlas con Troylo (1981).
En propia mano (1983).
Cuadernos de la Dama de Otoño (1985).
Dedicado a Tobías (1988).
La soledad sonora (1991).
Proas y troneras (1993).
A quien conmigo va (1994).
Carta a los herederos (1995).
Troneras (1996).
La casa sosegada (1998).

Otros libros

Vicente Vela (1975).
Granada de los nazaríes (1992).
El Águila Bicéfala (1993).
Córdoba de Gala (1993).
Andaluz (1994).
El don de la palabra (1996).
Andalucía (1996).
Trece noches (1999).
Ahora hablaré de mí (2000).

Guiones cinematográficos y televisivos

Las Tentaciones.
Si las piedras hablaran (1975).
Paisaje con figuras (1985).
Digan lo que digan, de Mario Camus.
Esa Mujer, de Mario Camus.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

martes, 15 de agosto de 2006

El manuscrito de Dios, de Juan Ramón Biedma


Manuscrito de DiosEl manuscrito de Dios
Juan Ramón Biedma
Ediciones B
320 pp.
Género: terror, fantasía


Argumento:

Un aparcacoches, un cura y la hija de otro cura tratan de hacerse con unas maletas donde está escondido el "manuscrito de Dios", libro con grandes poderes que también ambicionan los herederos de la Inquisición, ahora llamada Santa Alianza, en la Sevilla de fin de año.


Comentario:

El argumento y en general algunas de las ideas que contiene esta novela podrían haber dado de sí para algo más que para lo que ha salido. Solo hubiera faltado más contenido, más forma y más querer decir algo (aparte del mensaje anti-religioso), pero el autor ha tirado por el camino de, a falta de peripecias interesantes o de un aire verdaderamente fantástico, meter escenas eternas de torturas, sangre, violaciones, cosas repugnantes, y demás, descritas al estilo gore, tratando de ser cada vez más retorcido, más morboso, más sanguinolento...

No cabe duda de que esta obra bebe de fuentes como el cómic underground o el cine de serie B. Todo en ella recuerda a una película. De hecho, mientras lo leía me venían a la cabeza imágenes de "El Día de la Bestia", película española (una de las pocas decentes de los últimos años), y de argumento y ambientación algo similar.

Quizás la ambientación es de lo poco que me ha gustado en esta novela: el autor nos pinta una Sevilla pre-apocalíptica en la que no deja de llover (como en "Seven"), y bastante surrealista, por la cual se pasean mendigos andrajosos armados y sin control, casi como zombies, y se nos describen toda suerte de habitantes del submundo, literalmente (hay muchas galerías subterráneas y cosas así). A quien le guste esta estética estilo "Sin City", feista y deprimente, estará encantado con la novela.

Y es que durante las 320 páginas que dura, asistimos a un continuo ir y venir de los personajes. Prácticamente no hay nada más que persecuciones, peleas (prolijamente descritas), torturas y visitas a lugares deprimentes como el "nosocomio", habitado por enfermos mentales, físicos, minusválidos, etc, abandonados a su suerte. Todo ello salpicado con las noticias de fondo que cuentan matanzas de curas, de niños cantores y lindezas similares. A mí me ha dado la impresión de que no tiene mucho argumento, y que bajo el aspecto y ambientación de novela gótica (o terror o fantasía, que no sé muy bien dónde encajarlo), se trata de un mero relato policial, con sus incursiones en el lumpen, los interrogatorios de la poli corrupta. Así pues hay poco de fantasía y si mucho de surrealismo, con la descripción de las visiones que tiene uno de los personajes, de orgías, masturbaciones y cosas, que repito, más que servir al avance de la historia añaden páginas inútilmente (por cierto, ese personaje no sé qué pinta en la trama)

Los personajes son también típicos en estos relatos: Riven, el aparcacoches que oculta un oscuro pasado, algo chulillo, prepotente, de vuelta de todo, violento y sin escrúpulos; la chica, desarraigada y nada delicada; el cura que quiere llevar a cabo su misión, aunque sea en compañías tan poco adecuadas...

Por otro lado, el poco argumento que hay me ha parecido muy enmarañado, y esa es, tal vez, una de las razones de que cueste tanto seguir el hilo y "engancharse". No sé si es que la leía con desgana o qué, pero al final no me enteré mucho de esa "sorpresa" que se supone que encerraba el diario de Hesperio Tertulli que se va intercalando con el relato en sí. Tendré que releerlo a ver si por fin lo capto. De todas formas, llegué a las últimas páginas casi por inercia, y con ganas de terminarlo de una vez, ya que en ningún momento logró captar mi atención ni meterme dentro de la historia.

Creo que se trata de un libro que sólo agradará a lectores de unos gustos muy marcados, aficionados al género policiaco, al cómic y al gore, y poco más.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

martes, 20 de junio de 2006

Diccionario de nombres propios, de Amélie Nothomb

Robert des noms propres, 2002
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de Narrativas (PN 563)
Traducción: Sergi Pàmies
136 páginas
13,90 €

Argumento:

Plectrude, hija de una asesina suicida, se cría con la familia de su tía como una más, decidida a ser bailarina.

Comentario:

Nueva (y ya cansina) revisitación de Nothomb al mundo de la infancia.

La vida de Plectrude tiene mucho en común con la propia autora tal como se describe a sí misma en Metafísica de los Tubos (mimada aquí hasta el capricho por su madre-tía Clémence y por el aya Nishio-san en la otra, o las palabras con que decide comenzar a hablar) y El sabotaje amoroso (la amistad como devoción, en este caso compartida, con Rosalyne, tan similar en algunas situaciones a la que mantiene Amélie con Elena en la anterior)

Aunque hay otras similitudes, tanto con las citadas novelas autobiográficas como con el resto de su obra.

Una vez más, la autora recurre a sus temas recurrentes, como la comida y la anorexia, que en esta ocasión se “justifica” por la obsesión de Plectrude por ser bailarina clásica y las torturas a que es sometida por el profesorado para cambiarla, en unas páginas tan terroríficas y extremas que pierden credibilidad.

También incide en la fascinación infantil por la muerte y el suicidio, en a inquietante escena de en que Plectrude intenta un sacrificio ritual en que pretende morir enterrada bajo una capa de nieve, o las ocasiones en que intenta cruzar la calle para que su única amiga, Roselyne, la salve en el último instante tal como desea.

A señalar especialmente la personalidad de la madre sustituta, Clémence, dominadora de su marido Denis y sus hijas naturales Nicole y Béatrice, a quienes deja ser como son, que choca de forma espeluznante con la “educación” permisiva que da a Plcetrude, viviendo la vida que no tuvo en esta hija a quien ve brillante hasta en absurdos como los caprichos alimentarios, las malas notas escolares o la extrema delgadez (anorexia) que llega a ver como belleza cuando está a punto de conseguir un sueño que parece más de la madre que de ella.

El giro final (desvelado en parte por el texto de la contraportada), es tan absurdo, tan para sorprender buscando lo inesperado, que tienta a buscarle una razón de ser, cómo la identificación de autora y personaje o una nueva incursión, esta vez menos reconocida, en la autobiografía.

Por supuesto, puede ser simplemente lo que parece, una tontería.

Además, Nothomb permanece fiel a sus temas recurrentes y a ese tono surrealista, excéntrico y extremo que la caracteriza y que lo mismo puede apasionar en su repetición como provocar rechazo y hastío cuando se han leído varias de sus novelas, especialmente las citadas.

“Diccionario de nombres propios” satisfará más a quien no haya leído a Nothomb y, por tanto, no reconozca sus trucos y estilo característico. 


***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

domingo, 28 de mayo de 2006

Conspiración Maine, de Mario Escobar


Conspiración Maine.
Mario Escobar Golderos.
Editorial: Nowtilus.
Nº Páginas: 424.


 
Argumento:

El barco de guerra Maine, de la marina estadounidense, es hundido en la bahía de La Habana; vientos de guerra entre Estados Unidos y España soplan sobre Cuba. Para tratar de esclarecer los hechos, un agente español y otro americano, aliados con una periodista, investigarán en los bajos fondos de la capital cubana todas las tramas e intereses que confluyen en el luctuoso suceso en el que incluso hay implicada una antigua sociedad secreta con intenciones oscuras...



Comentario:

He de reconocer que esperaba mucho más de esta novela, a priori de tema muy interesante. Por un lado, la acción se centra en un periodo histórico poco conocido por los españoles, pese a que nos concierne tanto (en general todo lo relacionado con la independencia de las repúblicas americanas es ignorado en nuestro país); por otro, entraban en juego elementos muy de moda en las novelas de los últimos tiempos, de tema conspiratorio, como una sociedad secreta, que al parecer existe, Los Caballeros de Colón, y un tesoro mítico, cuyo paradero está indicado por un libro...

Pero al final la novela tira más por el tema de la investigación policial que por el tema digamos "mágico-aventurero". No se puede negar que el autor no haya hecho una ingente labor de documentación; de hecho, el libro a veces parece un ensayo por el cúmulo de fotografías que lo adornan y le dan ese viso de autencidad que lo hace todo más verosímil. Sin embargo, para mi gusto, falta algo más de aventura y sobre todo, centrarse en el tesoro, en la conspiración y en la sociedad secreta. Claro está que esto es un gusto personal, e ignoro cuáles fueron las intenciones del autor al escribir la novela, si tal vez introdujo esos elementos solo como gancho para dar a conocer el verdadero tema: el hundimiento del Maine y los misterios que lo rodean, los intereses políticos de las potencias de la época.

Como suele suceder en novelas de este género, aparecen algunos personajes reales mezclados entre los ficticios. Por ejemplo, Unamuno, Pablo Iglesias (que incluso tiene una escena de acción), Ganivet, y el mismísimo Winston Churchill. El autor se encarga de aclarar al final lo que de verdad o mentira hay en la novela con respecto a estos personajes y al resto de elementos históricos, lo cual es de agradecer, para evitar malentendidos culturales.

También muy típico es la inclusión de pasajes en flashback, que en este caso veo un poco sobrantes, ya que no añaden información a la trama, y más bien se limitan a una mera ilustración de ciertas escenas sin contenido dramático. Por ejemplo, cuando se habla del submarino diseñado por el ingeniero Blume.

Creo que el mayor error del libro es la sobrecarga de información "real", y la falta de consistencia dramática, de acción, de aventura, de romance, incluso (el que se insinúa es muy breve y poco descrito).

Algunos diálogos resultan algo explicativos, en su afán por aportar más datos o informar al lector. También me parecen un poco sobrantes las transcripciones de los diarios de la princesa vikinga Gudrid, que según dice el autor, es un personaje que existió en la realidad y viajó a América varios siglos antes que Colón.

En resumen, un libro con un tema interesante, con elementos que podrían dar mucho juego, pero que no cumple todo lo que promete, debido a la forma en que está escrito, con escasa dramatización de las escenas, personajes algo planos (más por lo poco que pueden expresarse que por su construcción, que no es mala), dispersión del argumento, etc... Tal vez la explicación de este desfase entre el tema y la forma esté en el hecho de que este es el primer libro del autor. Seguramente en los próximos sabrá eliminar los defectos y logrará mejores resultados.

No obstante, la obra puede resultar interesante para los amantes de las novelas conspirativas que además busque información sobre una parte de la historia de España y América muy poco conocida, con anécdotas e historias curiosas como la de la princesa Gudrid, los Caballeros de Colón, etc, etc... Además, es digno de alabanza que el autor no trate de liar al lector afirmando, al estilo Dan Brown, "que todo lo que pone el libro es verídico". Mario Escobar se encarga de separar de modo adecuado el grano de la paja y deja bien claro lo que es ficción y lo que es real.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

sábado, 29 de abril de 2006

Muñecas tras el cristal, de Pedro de Paz

Muñecas tras el cristal
Pedro de Paz
Editorial El tercer Nombre 
207 pp
Género: negro, policiaca
 


Argumento:

Jaime, un treintañero asocial que se entretiene con el internet, descubre en uno de sus paseos por la red la fotografía, de corte pornográfico, de una antigua amiga, Noelia, de la que estuvo enamorado. Conmocionado por el hecho, decide investigar para localizarla y averiguar qué la ha llevado a esa vida. Pero el ambiente en que se movía la mujer no es precisamente claro y agradable. Jaime, sin querer, se ve atrapado por una trama mucho más peligrosa de lo que había pensado en un principio... en la que están mezclados los intereses incluso de la nación...

Comentario:

Desde el punto de vista del estilo esta novela me ha parecido que empieza con algunas reiteraciones, sobre todo referidas a la descripción como "asocial" del protagonista, pero extensibles a otros aspectos. El autor a veces explica detalles que ya se ven por las acciones. Esta repetición de conceptos es más visible en las primeras páginas, donde se dan rodeos de varios párrafos antes de entrar en el hecho que tanto asombro le ha causado al protagonista y que es el disparador de la acción. Sin embargo, a partir del segundo capítulo, la prosa es sobria, de fácil lectura y ágil.

Aunque el inicio es lo que menos me gusta, y se echa de menos que sea un poco más "convincente", la historia se lee con interés, ya que va cogiendo velocidad a lo largo de las páginas. Cuando hablo de lo "convincente" me refiero a que las situaciones se precipitan a partir de hechos demasiado casuales (encontrar la fotografía de una antigua amiga en una web de sexo es físicamente posible pero francamente improbable, debido a la profusión de tales webs).No se puede negar que es entretenido, pese a que el policial es un género que no me atrae demasiado, y que incita a seguir leyendo por la intriga de averiguar qué ha pasado con esa chica, y en qué tramas está involucrada. Además, abunda la acción física, sobre todo de la mitad en adelante, aumentando así la sensación de rapidez.

Aunque hay algunos giros argumentales sobre la mitad, la trama en sí podría haber sido algo más elaborada y con más sorpresas. Adolece de cierta "sencillez". Claro que en 200 páginas tampoco se pueden meter muchas intrigas. El libro es breve y va al grano, quizás a veces demasiado, de modo que se echa de menos un poco más de descripción de la parte emotiva o de relación entre personajes. Después del descubrimiento casual, se introduce un flashback donde se describe su relación de amor no correspondido (en apariencia) por Noelia. En estos primeros capítulos da la impresión de que el autor va a seguir ahondando en el tema "humano" pero después, cuando empieza la acción, el libro cambia de tono. A mí, personalmente, me hubiera agradado más una profundización en la parte de las relaciones y menos acción, pero sobre gustos no hay nada escrito. Y no hay que olvidar que se trata de una novela policiaca. En este aspecto cumple con todo lo que se espera del género: tiroteos, operaciones encubiertas, turbios empresarios, muertes, ambientes sórdidos, personajes de "perdedores"...

El protagonista es el mejor descrito, aunque quizás con cierta superficialidad, y haciendo mucho hincapié en su carácter de poco sociable. El "malo", sin embargo, resulta algo tópico con su aire soberbio y su puro en la boca.

Aunque desconozco totalmente el tema, se nota que el autor ha investigado o se ha documentado sobre ciertos aspectos tratados en el libro, desde el procedimiento policial hasta lo relacionado con las tramas de webs pornográficas y su modus operandi. Las partes más "incoherentes" como el hecho de que se deje participar a un civil en una operación secreta, incluso se justifican en el texto.

En suma, se trata de una novela que no aburrirá al lector, a la que, a mi modo de ver, la harían falta unas cuantas páginas más para poder desarrollarse en toda su extensión, y profundizar en esa historia de amor imposible, que está demasiado en el fondo, escondida entre los tiros y las investigaciones, y que podría haber dado mucho de sí. Al que le guste el género policiaco la encontrará de su agrado, pues contiene todos los ingredientes necesarios.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

domingo, 9 de abril de 2006

Enigmas y misterios de la II Guerra Mundial, de Jesús Hernández


Enigmas y misterios de la Segunda Guerra MundialEnigmas y misterios de la II Guerra Mundial
Jesús Hernández
Editorial Nowtilus
Colección Historia Incógnita
308 páginas
Género: divulgación histórica, misterios



Argumento:

El autor recopila una serie de misterios relacionados con la II Guerra Mundial, haciendo un repaso tanto por acciones bélicas inexplicadas, mitos y leyendas, como por muertes de famosos (como Leslie Howard, Glenn Miller, etc), desmitificando algunas de las leyendas y desvelando la acción heroica de ciertos personajes que no son muy conocidos hoy en día. Espías, foo fighthers, el experimento Filadelfia, el triángulo de las Bermudas, el misterio de la muerte de Joe Kennedy, el ataque fantasma a Los Ángeles... a todo ello se hace repaso, sopesando las fuentes, los datos a favor y en contra de su autenticidad...

Comentario:

Este libro relata sucesos y acontecimientos, algunos de ellos no muy conocidos, de esa trágica época en la historia de la Humanidad que fue la Segunda Guerra Mundial, demostrando que todo conflicto, incluso los supuestamente más y mejor documentados, son capaces de generar mitos o de quedar en el misterio.

Al autor estructura la información en seis capítulos titulados:

1. Sucesos inexplicados
2. Espías enigmáticos
3. Extrañas desapariciones
4. Barcos malditos
5. Muertes misteriosas
6. Mitos e historias fantásticas

En el capítulo primero se narran algunas historias curiosas, entre las que destacan los rumores de invasión de Inglaterra por parte de los alemanes, propuestas de armisticio a través de misteriosos intercambios de prisioneras, y la peculiar "batalla de Los Angeles", durante la cual la ciudad californiana creyó ser agredida por un escuadrón japonés (incluso se dispararon las baterías antiaéreas).

En el segundo, se cuenta la biografía y hazañas de la espía conocida como la Gata, que se afilió a la resistencia francesa y luego cambió bando, o de Cicerón, el más famoso espía de la guerra, un criado al servicio de la Embajada Británica que pasaba secretos a los nazis a cambio de elevadas sumas de dinero. O la de Sorge, que con sus delaciones salvó Moscú de la horda alemana.

En el tercero se hace repaso de las desapariciones misteriosas. La que más me ha llamado la atención es la relativa a Wallenberg, un embajador sueco en Budapest, conocido como "el héroe sin armas ni tumba", que fabricaba visados y pasaportes y corría a las estaciones desde donde se enviaba a los judíos a los campos de exterminio, y les entregaba la documentación sueca; con este método se dice que salvó miles de vidas. Un auténtico héroe que, sin embargo, fue "recompensado" con la captura por parte de los rusos "liberadores" y su posterior ejecución, solo conocida (y reconocida) en la época de Gorbachov, con la glasnot y la perestroika.

En el apartado de los barcos malditos hay muestras de que los dos bandos contenían villanos y héroes. Así, se narra la historia épica y casi romántica del Graf Spee (de la cual se han hecho incluso dos películas, una de ellas: "La batalla del Río de la Plata"), un "acorazado de bolsillo" que hacía labores de corsario, hundiendo mercantes, sin causar ni una sola baja (incluso recogía a los supervivientes y los dejaba en puertos neutrales), y el cual fue sometido a una intensa persecución por parte de los americanos, que terminaron tendiendole una trampa en el Río de la Plata. Allí luchó contra tres navíos, a los que causó grandes daños. Como también estaba muy tocado, se le dio un plazo para reparaciones. Pero el capitán lo envió a pique, tras lo cual, se suicidó "pues el destino de un capitán debe estar unido siempre al de su nave". Llamativo el hecho de que el propio Churchill alabara a este capitán germano que parece sacado de épocas más caballerosas y honorables.

Más negativa la historia del Cap Arcona y demás barcos alemanes, que transportaban prisioneros de los campos, evacuados ante la llegada los rusos, y que fueron bombardeados por los aliados. Un episodio bastante negro y desagradable, que no fue un caso aislado, ya que los aliados, sobre todo en las últimas fases de la guerra, cometieron bastantes tropelías y bombardeos injustificados desde el punto de vista de la estrategia bélica.

Los dos últimos capitulos repasan las muertes de los personajes famosos, como el actor Leslie Howard, el músico Glenn Miller (que desmitifica su figura), o el escritor Saint-Exupery; y los mitos relacionados con la contienda, de corte más fantástico (avistamientos de luces extrañas, experimentos fabulosos de teletransportación, etc)

El libro se puede considerar una recopilación de anécdotas y hechos curiosos, de mayor o menor interés. En favor del autor está el que haya optado por describir episodios no tan conocidos, como los que atañen a Wallenberg y los espías, en lugar de centrarse solo en lo que es más de dominio público. De todas formas, dado lo poco extenso del libro, se dejan fuera algunas historias también interesantes como la del hundimiento del Gustloff, las creencias nazis de tipo esotérico (aunque esto es muy conocido, y hubiera quitado interés al libro), y alguna otra. La II Guerra Mundial dio para mucho, sus seis años de duración, un acontecimiento histórico que cambió el mundo y lo afectó casi por completo.

El texto es de sencilla comprensión, de divulgación histórica, sin exceso de erudición (casi no hay notas al pie, ni citas de otros libros, la bibliografía no es muy extensa). Sirve para conocer los hechos, pero no profundiza, por la propia concepción de la obra. Es una lectura interesante, que puede suscitar la curiosidad de conocer más acerca de los mismo, y además, descrito con cierta imparcialidad, sin partidismos, al que contribuye el lenguaje aséptico.

Entre los defectos, aparte de la superficialidad ya mencionada (justificada por el hecho de abarcar mucho campo), está el diverso interés de las historias. Algunas son muy llamativas, pero otras no parecen tan misteriosas. Por otra parte, y aunque el autor ya avisa sobre el particular, muchos de estos enigmas quedan sin explicación, lo cual puede producir cierta frustación en el lector. No obstante, muchos si tienen desenlace y explicación, en algunos casos desmitificadora (como el experimento Filadelfia o el triángulo de las Bermudas).

El libro viene con abundantes ilustraciones en blanco y negro.

Ideal para quienes gusten de la Historia menos conocida, los misterios y tengan curiosidad en general por la II Guerra Mundial.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.