miércoles, 20 de abril de 2016

Los ángeles de hielo, de Toni Hill

Editorial: Grijalbo, 2016
464 páginas
19,90 €
Ebook: 9,99 €

Argumento:

Barcelona, 1916. El psiquiatra Frederic Mayol decide investigar los misteriosos hechos sucedidos años antes en el sanatorio donde empieza a trabajar, cuando el edificio acogía un internado para muchachas de buena familia.

Comentario:

«Los ángeles de hielo» es una novela en la que, en ocasiones, sus «excesos», entre los que se incluyen tanto varias tramas irrelevantes para el desarrollo de la historia principal como otras a las que se da más importancia de la necesaria, pueden confundir acerca de la finalidad de la obra.

Entre estas tramas se encuentra la correspondencia entre el protagonista y Anna, hija de Sigmund Freud, y las referencias a la vida familiar de ella, así como las menciones de diferentes libros que el psicoanalista recomienda a Mayol, o las escenas relacionadas con la primera guerra mundial, que alargan mucho la novela, siendo su importancia relativa para la comprensión de la historia.

La trama centrada en las relaciones familiares de Frederic: la compleja relación entre sus progenitores, Claudine y Horaci, o la historia de este con Montserrat, ocupa páginas y páginas, cuya relevancia es tan escasa que, si se eliminase, no solo no afectaría a la trama principal sino que, además, dotaría de mayor fluidez a una narración que parece estancarse en demasiadas ocasiones.

También hay detalles poco convincentes, por ejemplo la inclusión de Sebastián Freixas como narrador ocasional de ciertos hechos. Tanto en la larga introducción como en las cartas que invaden la narración sin mucho sentido en los momentos más inoportunos o el relato de dos escenas protagonizadas por Blanca Raventós, cuyo contenido, incluidos pensamientos de la protagonista, no puede conocer, da la sensación de actuar a modo de narrador omnisciente en sustitución del autor.

En cuanto a los personajes, las sensaciones son desiguales. Mientras que el diario de Águeda hace de ella un personaje tan interesante como complejo, resulta difícil empatizar con un Frederic cuyas tramas, siendo a veces tan dramáticas, resultan también frías, distantes. El resto de los personajes, de mayor o menor importancia para la historia, se describen lo necesario para cumplir con el papel que se les ha adjudicado, si bien hay algunos (Blanca, Biel, Robí, Alcázar) que destacan sobre el resto, quizá debido a la importancia de su cometido.

Todo esto, que podría resumirse en la impresión de que el autor se ha enamorado tanto de la documentación consultada para escribir su obra que no ha sido capaz de sustraerse a incluir más de la necesaria, se ve compensado por otros detalles, entre los que destaca una cuidada planificación que apenas deja cabos sueltos, quién sabe si deliberadamente o no.

Entre los mayores logros de la novela está su capacidad de sorprender, siendo el punto culminante el giro argumental a mitad de la narración que hace replantearse cualquier sospecha que se tenga, seguido por otros quizá menos impactantes pero igual de eficaces, inesperados y valientes por lo que concierne al destino de algunos personajes.

Destaca además la ambientación de algunos pasajes, especialmente lograda en la descripción del Colegio de los Ángeles hecha por Águeda en su diario, dotando al edificio de una atmósfera misteriosa y enfermiza que se mantiene más tarde, ya reconvertido en sanatorio. Los inquietantes dibujos de Estrada también contribuyen a crear ese aire de inquietud,duda e intriga que impele a continuar leyendo.

En resumen, «Los ángeles de hielo», pese a algunos escollos de diferente importancia, es una novela bien planificada, con capacidad de sorprender sin hacer «trampas» más allá de dosificar la información para lograr que se sospeche  lo que no es, inquietante, misteriosa, con giros argumentales «creíbles», correctamente redactada y con el aliciente poco habitual de lograr que no se quiera dejar de leer hasta conocer el desenlace.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

3 comentarios:

  1. No lo he leído aunque lo tengo pendiente
    veremos a ver cuando puedo ponerme
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer el libro y no me ha gustado nada. Tramas innecesarias y largas. Culpable casi previsible en cuanto aparece el personaje. Un final de historia en el que no sé a qué viene. Cabos sueltos en cuanto a las apariciones que se mencionan. No tiene sentido la narración de la historia por parte de un personaje que parece encajado a fuerza de martillo. Me parece una historia desordenada, que interesa casi al final de sus páginas y que su desenlace no está ni cogido por los pelos.

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.