lunes, 1 de julio de 2019

Secretos, de Jerónimo Tristante

Secretos
Jerónimo Tristante
Editorial Algaida
472 páginas

Argumento:

Una extranjera llega a una idílica comunidad para ponerlo todo patas arriba. Su modus operandi es descubrir secretos de la gente y utilizarlos contra ellos.


Comentario:

La idea de la novela es buena, aunque no original del todo. La premisa de cómo conocer los secretos de las personas puede ser utilizado por personas malvadas se establece ya desde el mismo principio de la obra, sin que quepa ningún género de misterio. Podría decirse que es el propio autor el que mata el misterio al plantearnos las cosas de forma tan obvia y tan cruda, sin sugerencias ni ambigüedades, como mascado y digerido, sin confiar en la capacidad de los lectores para sacar sus propias conclusiones. 

El prólogo también da indicaciones claras de por dónde van a ir los tiros, aunque, a mi modo de ver, es prescindible. Sin él se entiende la novela y nada añade a lo demás. 

Lo que más destaca de la historia es que resulta plana y repetitiva. No parece haber una estructura en ella, sino que más bien se nos presenta a los personajes, a la mala (que se sabe que lo es desde el inicio), en el mismo tipo de escenas y diálogos con otros personajes, de manera que parece que no avanza, hasta llegar a un desenlace poco creíble y como de telenovela. En cierto modo, me ha recordado a "La vacante imprevista" de J.K. Rowling, por su estilo coral y la influencia de los secretos en una pequeña comunidad, pero mucho peor, claro.

Hay otro personaje que tiene el rol de investigar los comportamientos y sucesos sospechosos de la comunidad, antaño pacífica y sin problemas, pero este no descubre nada que no sepamos sobre la villana. Es decir, le siguen la pista de anteriores correrías, pero lo único que averiguan ella y su compañero de pesquisas es el origen del "comportamiento" del personaje, muy pillado por los pelos. Hay una escena que me recuerda a la película "La caja de música", casi hasta por el lugar donde sucede, pero sin la efectividad de la original.

Además, hay cosas en la forma de actuar del personaje antagonista que no se entienden, como su obsesión sexual por diversos personajes, que lleva a incluir en la novela escenas que no parecen encajar o que son meros rellenos. En realidad, la psicología no es el fuerte de esta novela. Los personajes actúan de forma muy básica, casi como marionetas al servicio del capricho del autor, sin que en ningún momento nos importen o nos preocupen sus peripecias. La que podría haber sido una psicología compleja (la de la villana) se resuelve del modo más sencillo apelando a traumas y psicopatías, con lo que entra en contradicción un poco con lo que parece al inicio, un ánimo de lucro sin más. 

Nota aparte para el descacharrante y desmadrado final, de nuevo obvio y explicado para que el lector (al que se toma por poco inteligente) comprenda el mensaje o moraleja explicitado con pelos y señales. 

En cuanto a redacción, es básica, basada casi toda en unos diálogos poco pulidos, sin apenas ambientación o descripción. Todo muy sencillo para que nadie encuentre dificultades en la lectura, que pese a ser ligera, a mí se me hizo muy larga, debido a las constantes repeticiones de situaciones y hasta de frases.

En resumen, novela de leer y olvidar, con una premisa buena pero desaprovechada, muy muy larga para lo que cuenta. Simplemente con resumir o eliminar las escenas repetidas, generar un poco de misterio (dejando que el lector descubra las cosas con la "detective" aficionada, en lugar de revelar todo desde el inicio), no explicitar los mensajes y utilizar mejor los recursos narrativos, habría quedado bastante mejor.


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 24 de junio de 2019

La polilla en la casa del humo, de Guillem López

La polilla en la casa del humo
Guillem López
Editorial Aristas Martínez
176 páginas

Argumento:

Veintiuno es un joven que malvive en un extraño mundo subterráneo similar a una mina en el cual una de las pocas diversiones que hay es fumar droga en las "casas de humo". Tendrá que decidir si sale de ese mundo y cómo.

Comentario:

La novela me ha gustado, pero mucho más por los aspectos técnicos que por la trama en sí. Es decir, la ambientación de ese mundo subterráneo, lleno de galerías, estancias, templos, estanques y demás, está muy logrado. Te sumerge en el lugar, y lo que es más difícil, en las sensaciones que un sitio así puede producir a los personajes con su semi oscuridad, su angostura y su miseria, muy bien descrito todo ello. 

La sociedad que habita esa especie de minas, dedicadas a extraer minerales quizás para la superficie, me ha constado un poquito más creérmela, no sus jerarquías, creencias religiosas basadas en la mecánica o formas de vida, sino la parte de las modificaciones a las que se someten sus habitantes como supuesta promoción, y que básicamente, consisten en amputaciones de miembros para sustituirlos por  partes de metal. Y digo que me cuesta creerlo porque en un cómic o película queda efectista un señor con planchas metálicas clavadas a su cara pero juraría que en la vida real y en un mundo de existencia tan precaria este tipo de cosas crearían infecciones y rechazos... 

Pero, bueno, dejando aparte mi valoración racional, el mundo es relativamente original y se puede disfrutar en toda su sordidez si ese es el gusto de uno. El autor no escatima descripciones desagradables en lo escatológico, y lo sexual y violento, hasta el punto que diría que no es un libro para todo el mundo. A mí ese tipo de cosas tan exageradamente remarcadas no me atraen, pero reconozco que en este libro encajan, dada la historia.

En cuanto a la prosa, me ha gustado también. Es un estilo personal orientado a crear la mayor sensación de desasosiego posible en el lector, a la cual ayuda la narración en primera persona por parte del protagonista, cuyos pensamientos sobre su futuro y su desesperanza en un mundo que no ofrece casi nada podemos conocer con detalle. El personaje por cierto, a mí me ha parecido que se le trata de retratar como muy deshumanizado (pese a ser de los que no han recibido esas modificaciones mecánicas que hacen semejantes a los demás a híbridos humano-máquina o cyborgs un poco steampunk). 

El resto de personajes son descritos lo justo (debido a la narración en primera persona). Tampoco puede decirse que destaquen por originales: esta misma trama podría haberse dado en cualquier otro contexto (por ejemplo: un barrio marginal, el mundo de la droga y la delincuencia, etc), pero para el tipo de historia que es resultan adecuados. Lo único que me ha chirriado un poco es el final. En realidad, la trama es lo menos importante de la novela, a mi modo de ver.

En resumen, una novela de ciencia ficción con aires steampunk, post apocalípticos (aunque las referencias a cómo terminaron así son breves y escasas, así como las explicaciones sobre el "exterior") que no está mal, tiene un buen estilo, está bien escrita y con una excelente ambientación, algo durilla para los estómagos delicados.


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 17 de junio de 2019

La Biblia según Dios, de @diostuitero

La Biblia según Dios
@diostuitero
340 páginas
Editorial Malpaso


Argumento:

Dios nos cuenta la Biblia según su punto de vista, bastante poco amable hacia los humanos en general y los judíos (el "pueblo elegido"), en particular, libro por libro, desde el Génesis hasta el Apocalipsis.


Comentario:

No será la mejor literatura, pero necesitaba un libro como este después de una racha de novelas que no me aportaron nada, y encima me aburrieron. Hacía mucho que no sentía tantas ganas de retomar la lectura para ver qué más pasaba. Ya solo por eso, este libro merece atención.

Repito, el estilo es mejorable, aunque se trate de Dios. El autor abusa de ciertos tics o chistes o recursos o expresiones a lo largo del relato, cuya redacción es bastante sencilla y básica, en un registro coloquial. Naturalmente, que sea así ayuda al efecto cómico. 

Dado que la Biblia es un tomo bastante heterogéneo, no todos los libros que lo componen se prestan lo mismo a la parodia o la sátira. Mis favoritos han sido el Génesis y las partes del Nuevo Testamento y los Hechos de los Apóstoles. Quizás por ser más conocidos, quizás porque realmente tienen más chicha para explotar al máximo la vena satírica.

El autor, Dios, no deja títere con cabeza, claro que los actos y actitudes de ciertos personajes bíblicos lo justifican. Es curioso como a través del humor y del tono de burla, resaltan aún más las contradicciones y burradas descritas en el llamado Libro Sagrado (escrito, para los creyentes, por Dios mismo, o al menos bajo su inspiración). Se ponen de manifiesto los errores científicos e históricos garrafales, las contradicciones y la obsesión por ciertos números sagrados, todo en un tono muy ligero, donde Dios no termina de creerse lo tontos que son los humanos. Especialmente elocuente el pasaje de Abraham cuando va a sacrificar a su primogénito. Y mucho más las increíbles matanzas, asesinatos por orden de Dios, violaciones, justificación de la esclavitud, la visión de la mujer como pura mercancía, reyes judíos con cientos de mujeres y concubinas, incestos de todo tipo, etc, que ni Canción de Hielo y Fuego. Vamos, GRRR Martin es un principiante al lado de lo que se describe en el Antiguo Testamento, y que, como bien señala el autor, durante mucho tiempo estuvo prohibido de leer hasta para los cristianos.

Como dije anteriormente, la Biblia es un tomo extenso y de interés variable, y su sátira lo sigue en esto. Hay algunas partes donde afloja el humor, pero en otras me he reído bastante. Además, Dios no deja de incluir también comentarios sobre la Iglesia, los Concilios y otros aspectos que resultan bastante interesantes.

Al final, eché de menos que Dios hiciera algún comentario como resumen o conclusión, pero termina un poco brusco ahí con el Apocalipsis, que, bueno, es como termina la Biblia.

En resumen, un libro entretenido, ligero, pero no superficial, donde se hace un buen repaso de la Biblia, que para cualquier persona inteligente sería motivo de reflexión sobre sus creencias y cómo se formaron estas (ver todo lo referente a Pablo), divertido aunque irregular. A mí me ha entretenido y gustado.


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 10 de junio de 2019

Madera de Savia Azul, de José Luis Gil Soto

Madera de savia azulMadera de savia azul
José Luis Gil Soto
Ediciones B
640 páginas

Argumento:

Un terremoto destruye la capital de Waliria (no confundir con Valyria) y su rey decide llevarse a los supervivientes a una región mítica que nadie conoce. Durante el trayecto, el carpintero Bertrand pierde a su hijo.

Comentario:

No sé muy bien en qué "género" encuadrar esta novela. Por el estilo parece histórica, pero al estar ambientada en un mundo imaginario podría pertenecer también a la Ciencia Ficción o a la fantasía (sin fantasía, eso sí, ni elementos de especulación científica). En realidad, eso carece de importancia. Siempre he dicho que solo hay dos géneros: novelas buenas y malas (y los intermedios entre ambas categorías). Y esta, siempre en mi opinión, pertenece al género de las "menos buenas".

En primer lugar, la construcción del mundo imaginario es bastante mediocre o pobre. No sabemos apenas nada de este reino o lugar, salvo pinceladas muy básicas que no permiten hacerse una composición de su historia o geografía. Diríase que el autor no conoce su mundo, pero es que los personajes no lo conocen tampoco. Los protagonistas se van encontrando no muy lejos de la ciudad de donde parten con otros personajes que ignoran la existencia de ese reino y de su rey. Podríamos decir que las comunicaciones en este país dejan bastante que desear, pues ni los empleados del reino se comunican con sus propias tropas situadas en guarniciones más al sur. Siendo así, resulta muy poco creíble que ante una catástrofe como la descrita (destrucción de la ciudad), el rey decida partir en condiciones precarias con miles de supervivientes hacia unos supuestos Grandes Lagos que él mismo admite no sabe siquiera si existen o no. 

Pero no es solo lo que se cuenta, que es tan poco creíble (abundan las situaciones efectistas que solo buscan un efecto melodramático), sino también cómo se cuenta. La prosa es densa, muy densa, haciéndose ardua de transitar. No solo eso, sino que también el autor se detiene en descripciones irrelevantes. He leído casi todo en diagonal, y aun así, se me ha hecho larguísimo.

La trama podría haber dado de sí mucho más de haber estado contada con escenas bien elegidas, personajes bien desarrollados y la mitad de páginas. En realidad, argumento tiene más bien poco, centrándose en la búsqueda de un padre y en una muy básica intriga palaciega relacionada con lo anterior. Pero el autor nos boicotea su propio libro, al introducir "spoilers" sobre lo que va a suceder, quién va a morir, por ejemplo, generando un final anticlimático y pobre, además de intercalar a un par de personajes, uno que narra la historia y otro que escucha, que la verdad poco aportan, y no sirven siquiera para la "sorpresa" que pretende (estos personajes además, en sus diálogos, dicen al otro cosas que este ya sabe, solo para informar al público; ni que decir que son también los "spoilereadores" oficiales de la novela).

En ningún momento empaticé con los personajes, que no tienen apenas desarrollo. El autor nos dice al inicio quién es el malo, y este se dedica a lo suyo, hacer maldades tópicas de villano de bestseller sin ningún matiz. Luego hay muertes porque sí, que tampoco te importan, y un montón de momentos forzados, como que un mudo escriba en un pizarrín un diálogo eterno, que incluye interjecciones como Oh, y similares. A veces piensas que más que una pizarra llevaba una tablet tamaño A2 mínimo.

Pero el problema principal es que estas situaciones, salvo excepciones, se nos cuentan resumidas, de forma que no te puedes meter en la historia (yo al menos, probablemente otro tipo de lector sí). A mí me da sensación de borrador que hubiera precisado de cortes y de edición. 

En resumen, una novela que  me ha aburrido bastante, pese a haberla leído en diagonal. Tiene en general buenas críticas, así que seguro que soy yo, y no la novela... No la recomendaría a aficionados a la fantasía, pero quizás a los amantes de intrigas tipo "La catedral del Mar" les entretenga...

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 3 de junio de 2019

Un matrimonio perfecto, de Paul Pen


Editorial: Plaza & Janés, 2019

350 páginas
19.90 €
Ebook: 8.99 €

Argumento:

Una familia que viaja en autocaravana por Estados Unidos se detiene a ayudar a alguien…

Comentario:

Leer Un matrimonio perfecto es como ver uno de los múltiples telefilmes de sobremesa en los que un personaje persigue de forma obsesiva a una familia sin que, en un principio se conozca el motivo. Y, al igual que estos, resulta previsible, exagerada, excesiva, llena de tópicos, con situaciones poco creíbles, y se hace larga sin serlo.

El orden en la que se cuentan algunas cosas puede hacer que se adivinen otras (si hay alguien que no lo haya deducido desde el principio), los flashbacks se hacen largos y explicativos de lo que ya se ha entendido, lo que hace pensar en lo pertinente de contar algunos detalles en uno u otro momento para que resulten más eficaces. Hay varios capítulos al principio que se dirían sobrantes si no estuvieran ahí para dar una impresión concreta (y errónea, claro) acerca de cierto personaje, para luego, cuando finalmente se cuenta la realidad, tratar de sorprender.

La redacción es correcta y fluida, los diálogos tienen ingenio ocasional. Los personajes (Grace, Frank, Audrey, Simon, Mara y varios secundarios) son tan reconocibles como convencionales, retratados de forma superficial, con referencias continuas a la cultura popular norteamericana, lo que incrementa las similitudes con cualquier producto Made in USA. El personaje que se encuentra con la familia, sus motivaciones, razonamientos y actos podrían ser atractivos si no fuera por lo absurdo y, de nuevo superficial, del planteamiento.

El mensaje, que lo tiene, podría ser interesante (que no original)  y “salvar” la novela, si se hubiera transmitido de forma menos obvia y explicativa, menos superficial y efectista, siendo más decepcionante cuando se lee sobre temas parecidos, con mayor fortuna y profundidad, en otras obras.

En resumen, Un matrimonio perfecto es una novela correcta en lo formal (el autor sabe dosificar qué información da y cuándo lo hace para que la lectura resulte más atractiva, creando un interés creciente que no tarda en disminuir, al deducirse, demasiado pronto, las revelaciones que el autor tarda en plantear y resolver). La superficialidad con la que se tratan personajes y temas restan efectividad a la historia, dando como resultado una obra que se hace larga. A ratos aburrida, repetitiva, explicativa y convencional.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 27 de mayo de 2019

Una jaula de oro, de Camilla Läckberg


T.O.: En bur av guld, 2019
Editorial: Maeva, 2019
Colección: Maeva Noir
Traducción: Carmen Montes Cano
360 páginas
20 €
Ebook: 12,99 €


Argumento:

Cuando la “vida perfecta” de Faye deja de serlo, decide hacer algo.

Comentario:

Una jaula de oro no es una novela protagonizada por Erica y Patrik, aunque la autora la relaciona con esta serie al hacer que la protagonista, Faye, sea de Fjällbacka, donde vive de niña. También comparte similitudes estructurales (pasajes en cursiva y un diario del pasado que se alternan con la actualidad para mostrar una visión completa de lo que sucede desde el origen del conflicto que es parte central de la historia) y la crítica social, más evidente y protagonista en esta obra.

Concebida como una historia que aúna el misterio clásico con la crítica tanto a la frivolidad y ociosidad de la vida de las personas con mucho dinero como al culto a la belleza física o, la más evidente, el maltrato de todo tipo (físico, emocional, material) al que algunos hombres someten a las mujeres con las que viven, consigue equilibrar ambos temas principales, creando intriga y expectativa por lo que pueda suceder.

Entre los recursos utilizados, quizá algo “tramposo”, está el orden en el que se cuentan algunos detalles, que puede cambiar la percepción de lo sucedido: se ocultan, o no se mencionan,  ciertos datos hasta que la autora considera que es el momento adecuado para revelarlos dando golpes de efecto más o menos esperado: hay algunos giros previsibles (otros no tanto), en su mayoría por la lógica de la narración.

Tanto la narración del pasado como la del presente se relatan bajo el punto de vista de Faye, el personaje más trabajado, aun siendo sus conflictos y forma de vivirlos bastante convencionales, al menos en apariencia, y hasta cierto momento, cuando por fin reacciona, aunque entonces tampoco es demasiado original, e incluso hay pasajes poco creíbles. Entre el resto, los hombres que aparecen en la historia, excepto uno, son negativos, varios malvados, casi todos egoístas y egocéntricos. En contrapartida, y con algunas excepciones, las mujeres aparecen como víctimas que tratan de sobrevivir y sobreponerse a las circunstancias, a veces autoengañándose acerca de sus vidas y relaciones de pareja.

En resumen, Una jaula de oro es una novela correctamente redactada y estructurada, que utiliza con habilidad los flashbacks, racionando la información para incrementar el interés por continuar leyendo. Algo previsible, quizá lo más interesante, sin ser original, sea la crítica social. La mejora formal y la capacidad de transmitir un mensaje claro, la convierten, posiblemente, en la mejor novela de su autora.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)




lunes, 20 de mayo de 2019

Mister, de E.L. James

Mister
The Mister
E.L. James
Traducción: Anuvela
Grijalbo
608 páginas

Resumen:

Un miembro de la alta sociedad se enamora de su limpiadora extranjera e inocente (y no pasa casi nada más).

Comentario (con algún spoiler o desvelamiento de trama):

Lo primero que destacaría de esta novela es que es muy aburrida. Pasan pocas cosas y las que pasan son tan cliché que las lees sumida en un profundo sopor: sabes qué va a ocurrir a continuación y hasta qué van a pensar los personajes. 

Está narrada una parte (la masculina) en primera persona, y otra (la femenina), en tercera subjetiva, sin que aún haya entendido yo la razón de esta diferencia, si es que obedece a alguna intención oculta de la autora o al mero capricho. Naturalmente, la redacción es muy simple y está lastrada por innumerables pensamientos y situaciones repetitivos. Literatura no hay, pero bueno, tampoco la esperaba. Lo grave es que no entretiene. Hay partes realmente tediosas.

Si tuviera que describirla en unas pocas palabras diría que es una novela romántica llena de tópicos, de muy baja calidad, y de ideología bastante rancia. Y muy larga, casi eterna.

A ver qué tenemos: un protagonista masculino que usa a las mujeres (cada día una) sin comprometerse, de la clase alta británica (es un conde, nada menos), sin trabajo conocido (bueno, es DJ, modelo, compositor amateur...), de vuelta de todo y que está acostumbrado a tratar con mujeres fuertes y que saben lo que quieren (en sus propias palabras). ¡Es que no se ha dejado ni un lugar común de este tipo de obras! Y la chica: es pobre, muy pobre, tanto que no puede comprarse ni calcetines, albanesa (Albania es un país increíblemente subdesarrollado según la autora, donde rigen leyes ancestrales que permiten que los padres elijan maridos para sus hijas), limpiadora, inocente (virgen, sí), insegura, todo lo contrario de las mujeres fuertes y que saben lo que quieren del ítem anterior... Para colmo de males, y dado que es albanesa (y ya sabemos cómo es Albania, ejem), no solo la persiguen miembros de una banda de delincuentes que trafican con mujeres sino también un prometido a la fuerza (que es violento y malo). 

El enamoramiento es tan tonto o está tan tontamente descrito que da risa en algunas escenas, sobre todo cuando el protagonista masculino "piensa" (por decirlo de alguna manera) sobre la joven. Más valdría que su parte estuviera también en tercera persona. Si alguien lee esta historia en un lector electrónico lo invito a que ponga en el buscador la palabra "mierda", que se repite tanto que llega a crear un efecto cómico. Lo de las repeticiones revela una escasa revisión y edición del texto. ¿Cuántas veces llega a decir el protagonista que su cuñada es "su mejor amiga"?

Luego la relación entre el conde y la limpiadora es tan rancia, con él en plan súper protector (pero empalagoso, no protector normal), y ella tan inocente y tan necesitada de sus cuidados... Claro, ella es tan diferente de las mujeres fuertes... Y él es tan rico, pero, ojo, oculta que es conde para que ella no lo quiera por su riqueza...  Ya ni hablo de la escala de valores y el esquema de relación que se plantea.

Poco más se puede decir de esta obra, monumento al cliché y la falta de imaginación, solo apta para gente muy devota de las novelas románticas más básicas. En las de Grey, mal escritas también (la primera al menos, que fue la que yo leí), había el aliciente del "sado" light aquel, pero aquí ni eso. Es todo soso, convencional y sin mucha historia. Hasta las escenas de sexo son aburridas. De hecho, quitando la primera, las demás me las salté al ver que no aportaban nada.

En resumen, hay novelas románticas mucho mejores que esta y más cortas.



¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 13 de mayo de 2019

La quinta víctima, de J. D. Barker

T.O.: The Fifth to Die, 2018
Editorial: Ediciones Destino, 2019
Colección: Áncora & Delfín
Traducción: Julio Hermoso
608 páginas
20.90 €
Ebook: 12.99 €

Argumento:

Mientras intentan resolver una nueva serie de asesinatos, Sam Porter y su equipo continúan con la búsqueda de Anton Bishop, iniciada en El cuarto mono.

Comentario (con SPOILERS):

La quinta víctima es la segunda de una serie de novelas (la primera es El cuarto mono, y serán, como mínimo, tres), no autoconclusivas, algo que puede crear confusión y resultar frustrante, sobre todo cuando, de pronto, abruptamente, aparece un “concluirá” que deja todas las tramas sin resolver. Y la sospecha de que, en la siguiente, el autor repetirá algunos de los recursos utilizados en las dos primeras entregas, con lo que se perderá al menos parte del factor “sorpresa” que puede haber impresionado antes.

Como representante de la actual tendencia a enrevesar las tramas para dificultar que se intuya todo antes de la conclusión, en La quinta víctima, como en su predecesora y en tantas otras, la credibilidad y la lógica se sacrifican en aras del espectáculo, dando lugar a situaciones mal o nada explicadas, a veces de forma sencilla y esquemática, en la que solo queda la opción de creérselo, o no (y hay cosas difíciles de creer en cuanto a método y oportunidad para llevar a cabo todo lo que pasa).

Tras unas primeras páginas en las que el autor demuestra hasta dónde es capaz de llegar en su intento de crear escenas impactantes que luego resuelve de manera torpe o decepcionante, la obra sigue un esquema similar al de la anterior, y al de muchas otras del género, sin ahorrar tópicos: cambios de punto de vista entre personajes con un desarrollo tan escaso que son meros nombres intercambiables, capítulos interrumpidos cuando está a punto de hacerse una revelación que parece trascendental y no siempre lo es, más capítulos, centrados en las torturas a que son sometidas las víctimas…

Sin embargo, lo más destacable es que se utilice, por segunda vez, el recurso más impactante (que no original) que usó en El cuarto mono, lo que motiva que, apenas pasada la mitad de la historia, se pueda sospechar la principal revelación, reservada para las últimas páginas. Un detalle que se cuenta poco después, y no se relataba en la obra anterior, como si al autor se le hubiera ocurrido de repente, y no estuviera planificado desde el principio, permite sospechar cuál será el tema principal del tercer tomo.

Otro recurso que se repite es el del Diario, ahora utilizado a modo de información ambigua e interesada, aunque, al menos, redactado de forma un poco menos cutre que en El cuarto mono. Por cierto, ¿alguien escribe un Diario personal “novelizado”, en el que incluya diálogos, y descripciones de personas y lugares que ya conoce? 

En resumen, La quinta víctima es una novela correctamente redactada, que maneja con cierta destreza los tópicos del género, a ratos entretenida y con capacidad de “enganche”. Pero también es obvia, previsible, tramposa, repite trucos usados en su predecesora, demasiado larga, a veces repetitiva. El abrupto final, que no resuelve nada, dejando todas las tramas abiertas para una próxima entrega, que quizá no sea la última, es anticlimático, decepcionante y hasta puede enfadar.


***T***

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

miércoles, 8 de mayo de 2019

Las siete muertes de Evelyn Hardcastle, de Stuart Turton


T.O.: The Seven Deaths of Evelyn Hardcastle, 2018
Editorial: Ático de los libros, 2018
Traducción: Lorenzo F. Díaz
496 páginas
19,90 €

Argumento:

Un hombre recibe el encargo de averiguar quién ha asesinado a la joven Evelyn Hardcastle durante una fiesta en la casa de campo de la familia.

Comentario:

Las siete muertes de Evelyn Hardcastle se diría otra de esas novelas que parecen escritas para que no se pueda adivinar lo que pasa hasta que el autor, por medio de sus protagonistas, decida que ha llegado el momento de acabar la historia, e interprete los hechos a su conveniencia, sin tener en cuenta otras opciones.

Al servicio de tal propósito se encuentra todo lo demás, dando lugar a diversos excesos, que lastran la narración con multitud de altibajos de ritmo, interés y hasta comprensión de lo que, aparentemente, pasa. Demasiadas páginas, personajes, tramas e incluso giros sorpresa contribuyen a crear situaciones caóticas, en las que el elemento fantástico, que se revela llegado cierto punto, a modo de explicación de las curiosas experiencias que vive Bishop, es una parte más de ese sinsentido con pretensiones de originalidad.

Los personajes son meros nombres, incluso el protagonista, cuyos afectos y emociones, amistades y enemistades de gran intensidad, no se entienden más allá de dificultar el desarrollo de la historia, sin otro sentido aparente que proporcionar excusas para que Bishop se comporte de una u otra manera.

La idea, sin ser original (mezcla elementos de otras historias ya conocidas), podría tener su interés de haber estado bien llevada. Sin embargo, el desarrollo es excesivamente lento y confuso, con largas escenas que no aportan nada o repiten datos conocidos, al punto que, al final, hay tanta cantidad de "información" que es difícil saber si todo lo planteado resulta “creíble” y coherente, si quedan cabos sueltos o no...

En resumen,
Las siete muertes de Evelyn Hardcastle es una novela con toques clásicos, perjudicada por las limitaciones del autor, que cuenta datos irrelevantes y repite otros, con una idea interesante, de una complejidad más aparente que real, al servicio de evitar la resolución de lo que sucede, resuelta de forma torpe y confusa. A  veces exasperante, a veces entretenida. Se deja leer, aunque quizá se tenga la tentación de abandonar la lectura más de una vez.


***T***

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 22 de abril de 2019

Fungus, de Albert Sánchez Piñol

Fungus. El Rei dels Pirineus
Albert Sánchez Piñol
Traductora. Noemí Sobregués
416 páginas
Alfaguara


Argumento:

Un excéntrico anarquista que vive en los Pirineos despierta sin querer a varias setas gigantes capaces de pensar y de moverse. Decide utilizarlas como ejército contra el sistema para realizar la revolución. Naturalmente, los poderes terrenales no están de acuerdo con eso.


Comentario:

Definitivamente, esta no es la mejor novela del autor (mi favorita sigue siendo "Pandora en el Congo", muy denostada en su momento, y quizás yo también la denostaría si la releyera... quién sabe). No se puede negar su oficio en la redacción, sin embargo se puede criticar y mucho, su falta del mismo en el desarrollo de la premisa, a priori, interesante y algo rara avis dentro de la literatura española. Cuando digo que se puede criticar no dudo de la capacidad de Sánchez Piñol, sino más bien de la pereza (por no decir otra cosa: €€€€) de los editores que publican lo que parece un borrador sin pulir, ni definir, sin forma.

Y es que pasados los primeros momentos de sorpresa (e interés) ante la valentía de un autor que se atreve a salirse un poco el camino trillado, te invade la desesperanza más absoluta al darte cuenta de que las peripecias del personaje protagonista no llevan a ningún lado (el que espere ver la revolución, que espere sentado, a ser posible). Y entonces, el libro deja de interesarte. 

En realidad, poco pasa para la cantidad de páginas que hay. Tenemos un  montón de batallas y de "acciones" (que no acción) prolijamente descritas para abundar en el sopor y el tedio, y obligarte a leer en "diagonal" o más bien a saltarte páginas que sabes que no van a aportar nada a la trama. Las descripciones son pesadas y repetitivas. No hay muchos diálogos, lo cual contribuye a acrecentar la sensación de prosa densa y plúmbea. Las situaciones, huelga decir, son bastante surrealistas, pero eso no sería un problema en sí mismo si estuvieran al servicio de ALGO.

Además, el autor va cambiando de punto de vista de los personajes, a menudo sin una lógica clara. Por tener, tenemos hasta puntos de vista de los propios "fungus", que aburren incluso más que los de los humanos. El autor no jerarquiza entre personajes, y parece darles a todos la misma importancia, cuando no la tienen. Así que tenemos páginas y páginas dedicadas a secundarios cuya intervención o duración en la trama es mínima o episódica (y cuyas vidas, hemos de reconocer, nos importan un pimiento). Aunque no es obligatorio en una novela que los personajes nos caigan bien... aquí es que no te cae bien nadie, excepto quizás la única mujer que aparece, solo porque los otros caen fatal, casi por eliminación.

Sobre las reiteraciones que mencionaba antes, son especialmente notorias cuando el autor se pone a describir a los personajes, ya que repite una y mil veces ciertos leit motivs asociados a ellos, que al principio, bueno, se pueden aceptar como figura estilística, pero luego ya cansan (alusiones a la raya del coronel de la guardia civil, su deseo de ser cierto tenor, etc, etc).

Para rematar, el autor vuelve a darnos un hachazo al final de la obra explicándonos de forma antiliteraria cuál es la moraleja de la obra, como si no confiara en nuestra capacidad para entenderla. Es casi insultante, cuando incluso te lo dicen en la contraportada y en la sinopsis oficial... 

En resumen, un borrador publicado sin pies ni cabeza que ganaría mucho con un buen recorte de páginas, un argumento coherente, personajes mejores y mejor desarrollados... vamos, si estuviera editado y corregido. Solo lo he terminado, a duras penas, para poder hacer la reseña.


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 15 de abril de 2019

La melodía de la oscuridad, de Daniel Fopiani

La melodía de la oscuridad
Daniel Fopiani
Espasa
250 páginas

Argumento:

En la ciudad de Cádiz, un guardia de museo es asesinado en su lugar de trabajo. La guardia civil pide ayuda a uno de los suyos, retirado por las secuelas de un atentado terrorista, que ahora es ciego. Pronto intuye que el asesino trata de remedar los trabajos de Hércules.

Comentario:

El inicio de la novela no puede ser más típico y cliché. De un tiempo a esta parte parece que en lo único en lo que se rompen la cabeza los autores del género "policial" es en crear los asesinos con las motivaciones más absurdas y los modus operandi más rocambolescos. Pues aquí tenemos nada menos que un imitador del propio Hércules. Lo peor de esto no es la imitación, sino que no está muy lograda. Según creo recordar, no solo no completa siquiera toda la serie de crímenes (lo cual, por otro lado, habría sido tedioso de leer), sino que, además, las recreaciones son muy "pilladas por los pelos" en la mayor parte de los casos. 

La novela tiene un inicio largo; luego se explican como tres o cuatro crímenes, y cuando ves que quedan pocas páginas, te empiezas a temer lo peor, que el autor va a finiquitar el asunto de forma brusca para no alargar páginas, aunque falte desarrollo. A lo que llegamos es a uno de los finales más abruptos  y peor trabados con el resto que recuerdo de mis últimas lecturas. Tal pareciera que se le fue el libro de páginas al autor y decidió poner el final ya, de cualquiera manera, sin que hubiera habido apenas espacio para la investigación.

Algo que no me ha gustado es que haya varios puntos de vista en la novela, no por el recurso, sino por lo  mal usado que está. En primer lugar, te incluye puntos de vista insólitos como el del perro del protagonista... y una se pregunta ¿cuál es el objeto de esto? ¿Qué aporta? En efecto, no aporta gran cosa. También está el típico punto de vista del asesino, regodeándose en sus crímenes, y con largos flashbacks sobre su pasado, que tratan de "justificar" lo desviado de su mente. Esto ya es más típico y normal, aunque a mí me aburre, lo reconozco.

Luego también inserta larguísimas partes para contar una historia paralela de la mujer del protagonista, que incide sobre la relación de pareja que mantienen, y las dudas de ella, etc, y que solamente se podría justificar si estos personajes fueran a tener continuidad en una serie o algo así. Lo mismo digo del teniente de la guardia civil. Aunque las historias no están mal narradas, parece que dispersan un poco la obra.

En cuanto al protagonista, se nos muestra una personalidad torturada y amargada por culpa de su desgracia, lo cual es comprensible, pero tampoco novedoso, pues no es el primer ni el último "detective" ciego de la ficción. Ahora se llevan, además, los policías con vidas traumáticas y mentes atormentadas, así que nada nuevo bajo el sol. Eso sí, está bien plasmada su antipatía, tanto que hasta te llega a caer mal el hombre.

El estilo intenta alejarse un poco de lo lineal y del texto plano, pero el resultado no es bueno. Parece que tanto artificio verbal no pega con el tipo de historia que se trata de contar. Un poco de moderación en esto habría venido bien, pero mucho mejor que la trama estuviera bien narrada en la estructura y no tuviera ese corte tan brusco al final, antes del desenlace. No hay muchas sorpresas, pues el asesino no es nadie que se cite previamente en la novela (no permite al lector adelantarse al detective).

En resumen, una obra breve, pero que a mí se me ha hecho algo larga, con un desarrollo imperfecto de la investigación criminal y un final rápido en exceso, pero que quizás guste a los devoradores de historias de asesinos en serie especiales.



¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

martes, 9 de abril de 2019

La Red Púrpura, de Carmen Mola

Editorial: Alfaguara, 2019
430 páginas
19.90 €
Ebook: 9.99 €

Argumento:

La inspectora Elena Blanco y su equipo investigan la organización Red Púrpura, a la que cree relacionada con la desaparición de su hijo, Lucas, ocho años atrás.

Comentario (con SPOILERS):

Si de la anterior novela de la autora, «La novia gitana», se podía decir que era previsible, que utilizaba los tópicos de las historias con asesino en serie que comete crímenes macabros, de «La Red Púrpura» se puede decir lo mismo, en esta ocasión con bastante menos dosis de escenas desagradables, aunque todavía hay alguna.

Quizá la principal diferencia entre ambas obras sea que, en la segunda, el caso se ha convertido en algo personal, con lo que eso conlleva en el tratamiento de situaciones y personajes. Se agradece, además, el relativo cambio argumental, del asesino en serie a la organización criminal, aunque tampoco esta vez se libra de los tópicos del género y da como resultado una historia que es incluso más previsible que la primera.

Que se pueda prever lo que va a suceder no tiene que ser necesariamente algo negativo. En «La Red Púrpura» la autora da las pistas necesarias para que alguien que haya leído unas cuantas novelas similares sea capaz de adelantar lo que va a ocurrir, casi cada giro, lo que elimina el factor sorpresa casi por completo, aunque también evita engañar a quien lee con la única finalidad de sorprender.

No es difícil intuir lo que ocurrirá con la trama de Orduño o cómo se resolverá la relación entre Elena y Lucas (la más lógica, casi la única posible y, desde luego, la mejor a nivel emocional y dramático). Incluso se puede deducir la identidad del personaje responsable de la organización (no hay muchas opciones).

A excepción de la protagonista y el mencionado Orduño, cuyo relativo protagonismo se origina en las «exigencias del guión», el resto de los personajes, como en la novela anterior, carecen casi por completo de personalidad o interés, siendo uno de los más perjudicados Zárate, quien pasa a ser mero comparsa, confundido entre el resto de los componentes de la BAC, dedicados a tareas de interrogatorios y poco más.

Curiosamente, algunos de los secundarios tienen una misión más interesante, aun sin estar muy desarrollados, al servicio de la historia principal, la que subyace por debajo del caso, la relación entre madres (y padres) y sus hijos (e hijas). Así, lo que sucede en la familia compuesta por Soledad, Alberto y su hijo Daniel, se utiliza para que Elena Blanco reflexione sobre lo que puede ocurrir si encuentra a Lucas, en cómo reaccionaría ella, ¿haría como Soledad, o como Alberto?

Incluso Lucas, durante su secuestro, se encuentra con personas que ejercen de figuras materna y paterna, y se habla del máximo responsable de la Red Púrpura como el Padre (y tiene su propia historia familiar con raíces en el pasado).

También el caso de Mar Sepúlveda, decidida a recuperar a su hija Aurora, se relaciona con la búsqueda de Blanco y la afecta a nivel emocional, volviéndola, al contrario de lo que cree Orduño −No, Chesca, es peor que eso. Elena nos trata como si fuéramos piezas de un engranaje. Para ella no somos personas. Ha perdido por completo la capacidad de empatizar.»), más humana, capaz de identificarse con el sufrimiento de otras personas. La búsqueda de su hijo convierte a la protagonista en un personaje más interesante y «real» que en «La novia gitana», y la evolución, lógica y creíble, que sufre a lo largo de la historia, en lo más interesante de la novela.

Una redacción tan convencional como falta de personalidad, para bien y para mal, y una sucesión de hechos que siguen el orden adecuado, con ocasionales excesos, más evidentes en las dos ocasiones en las que un personaje está en peligro (es evidente que no le va a pasar nada grave) y el resto se dedica a buscarle, alternando las escenas con la finalidad, no del todo lograda, de crear tensión e intriga.

El clímax final, consistente en dos partes: el reencuentro entre Elena y Lucas y la identidad de el Padre, se resuelve con desigual interés. Por una parte, está el reconocimiento de la identidad y el relato presuntuoso de todo lo que ha hecho y por qué en una escena muy vista. Por otro lado, da la impresión de que falta algo en la última escena que comparten madre e hijo, quizá algo que le dé más profundidad.

En resumen, «La red púrpura» es una novela sencilla, previsible, entretenida, que no aporta novedades al género pero tampoco es su peor exponente, siendo su mejor baza la evolución de la protagonista.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión) 

martes, 2 de abril de 2019

Un lugar donde esconderse, de Nora Roberts


T.O.: Shelter in Place, 2018
Editorial: Plaza & Janés, 2019
Traducción: Ana Isabel Sánchez
528 páginas
21.90 €
Ebook: 9.99 €

Argumento:

Tres personas asaltan un centro de comercial dejando decenas de víctimas. Los supervivientes intentan recuperarse de lo sucedido.

Comentario:

Un lugar donde esconderse es una de esas novelas que participan de varios géneros. En este caso, al romance y al misterio, habituales en la obra de la autora, se suma el seguimiento de unos personajes que han resultado heridos, ya sea de forma física, emocional, o ambas, en un proceso de sanación durante más de una década.

Varios de los personajes, víctimas de lo sucedido en el centro comercial, cuentan con un punto de vista propio y caracterizaciones cuidadas, de cierta profundidad y matices, que les dotan de “vida” y credibilidad, que consiguen transmitir sus emociones. Quizá se podría decir que, muchos de ellos, son demasiado buenos, ingeniosos, divertidos etc… para creérselos del todo, no parecen reales, sobre todo en contraste con el personaje que comete los crímenes.

Apenas transcurrida una tercera parte de la novela, se revela tanto que había alguien más detrás de lo sucedido como su identidad, lo que resta mucho interés a esa subtrama, cuya principal característica parece ser la descripción pormenorizada, y repetitiva hasta el aburrimiento, de los asesinatos que lleva a cabo durante los siguientes años. El retrato de este personaje, sus motivaciones y características, son tan tópicos que nada sorprende ni llama la atención, se trata de hacer el mal por hacerlo.

La historia de amor entre Simone y Reed, quizá lo que más ocupa de la segunda mitad de la novela, con sus momentos divertidos y emotivos, tampoco da sorpresas, todo fluye como es habitual, en las novelas románticas, entre dos personas destinadas a estar juntas.

En resumen, Un lugar donde esconderse es una novela bien escrita, con personajes interesantes y un mensaje de superación que quizá sea lo más interesante. Lamentablemente se ve lastrada por un exceso de páginas, bastantes de las cuales están ocupadas por escenas repetitivas (los crímenes) y/o que no aportan mucho a la historia (desde que Reed se instala en la isla…). El resultado, como cabría esperar de una autora profesional, es una obra entretenida que se lee con bastante facilidad.

***T***

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)