lunes, 29 de octubre de 2018

Kentukis, de Samanta Schweblin

Kentukis
Samanta Schweblin
Random House Mondadori
224 páginas



Argumento:

Se pone de moda en todo el mundo un peluche con una cámara incorporada manejado por un usuario anónimo. Inexplicablemente, eso tiene éxito.


Comentario:

Aunque el libro se supone que es una novela a mí me ha parecido más bien un conjunto de relatos entrelazados con una temática común (los kentukis del título, una especie de animales de peluche con cámara y control remoto que permiten ver, pero no grabar, lo que hace su dueño a un tercero anónimo). La autora toma la interesante premisa inicial sobre la privacidad y las nuevas tecnologías y la alarga, multiplicando los personajes de un modo que te elimina toda posibilidad de empatía, pues el tiempo dedicado a cada uno es muy escaso. La descripción de personajes es apenas una pincelada muy, muy básica.

Lo peor es que muchas de las historias no me resultaron interesantes. Algunas de ellas solo son variaciones sobre otras, sin aportar realmente nada nuevo. El hecho de que sea tan breve, por un lado es bueno (evita que caigas en el tedio), pero, por otro, potencia la sensación de que no avanza, de que te dice siempre lo mismo y de la misma forma. De que, en realidad, no hay más que contar.

La prosa tampoco es deslumbrante. Para mi gusto es demasiado sencilla y lineal. No arriesga ni va más allá de lo escrito.

La novela, a mi modo de ver, se queda en la superficie. Podría haber sacado mucho más de una premisa como esa, pero al final no nos adentramos en un mundo con una atmósfera opresiva o distópica. Todo es demasiado convencional y esperable. Hubo momentos, en la parte media de la historia, donde perdí el interés casi por completo. Por suerte, al final remonta con el clímax de algunas de las historias cruzadas, aunque otras quedan como a medias.

La comparación que han hecho algunos entre esta historia y la serie "Black Mirror", para mí, muy traída por los pelos. 

En resumen, una novela de historias cruzadas un poco insustancial para lo que podría haber dado de sí. Para nada una obra maestra. Se lee con cierto interés en algunas partes, pero no te llena. Claramente inferior a la otra novela de la autora que leí. De todas formas, puede tener atractivo para los amantes de  la ciencia ficción con enfoque en los cambios sociales ocasionados por la irrupción de las nuevas tecnologías. Qué manía de alargar lo que no da más que para un relato solo por llenar las páginas exigidas para que cuente como novela...

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 22 de octubre de 2018

Cara de Pan, de Sara Mesa

Cara de Pan
Sara Mesa
Anagrama
144 páginas

Argumento:

Una adolescente deja de acudir a sus clases. En el parque donde pasa la mañana conoce a un hombre extraño con el que entabla una amistad.

Comentario:

Breve novela escrita sin diálogos en estilo directo, en tercera persona y presente, desde el punto de vista de Casi, una joven que pasa de las clases para refugiarse en un parque público. La obra no solo explora la mente confusa de la adolescente sino también la ambigua relación que establece con el Viejo, personaje misterioso con una historia complicada. Tanto el apodo de él como el de ella aluden a sus edades (Casi viene de "casi quince años"), detalle que nos indica lo presente que está en la historia el proceso de maduración y paso desde la infancia a la adultez, con todos sus inseguridades, conflictos, confusiones y dudas. El paso del tiempo es importante, como se ve en la segunda parte de la novela, con el reencuentro.

La novela narra de forma muy sutil. No se dicen claramente las causas del comportamiento de Casi y de su terror a ir al instituto, aunque se dan algunas pistas sobre un posible acoso escolar con alusiones a su físico (la cara de pan del título); en muy poco espacio, la autora nos hace un retrato a pinceladas de las circunstancias, primero de la joven, luego de el Viejo, suficientes para hacernos una idea de sus personalidades.

También se muestra la relación entre ambos de forma gradual y coherente, aunque una ya se imagina que los tiros no irán por dónde podría pensarse. En ese aspecto me ha parecido algo previsible lo que iba a ocurrir, pero eso no invalida el buen planteamiento general y el desarrollo de los hechos.

La historia es sencilla, y está escrita también de forma sencilla, y sin embargo, te das cuenta de que narra mucho más de lo que está escrito, dejando que, además, el lector rellene los huecos.

Con tan pocas palabras vemos el retrato de una mente confusa y abrumada por las cosas de su edad, fantasiosa también, con un fuerte deseo de ser amada, baja autoestima, insegura, desconfiada, sensaciones y sentimientos contradictorios... en suma, la mente de una adolescente típica que encuentra en la atención que le presta el Viejo un refugio y una salida a su soledad. Él también está bien caracterizado. La autora logra que te caiga bien.

En suma, una historia intimista, con una trama leve, bien escrita, pero que a mí, quizás por el tema, no me ha llenado mucho. No es una mala novela, y sin embargo, me da la impresión de que no cuenta nada nuevo ni "rompedor". Le falta un algo para pasar de novela "correcta" a "obra notable". Con todo, es mejor que muchas, parece sincera y sus personajes te inspiran cierta empatía. No es una obra maestra, a mi modo de ver. Pero tampoco aburre. Tiene su interés.


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

jueves, 18 de octubre de 2018

El visitante, de Stephen King

T.O.: The Outsider, 2018
Editorial: Plaza & Janés, 2018
23,90 €
Ebook: 12,99 €

Argumento:

Tras el brutal asesinato del pequeño Frankie Peterson, el detective Ralph Anderson detiene, durante un partido de béisbol, al entrenador, Terry Maitland, acusado del crimen. A las incuestionables pruebas de su culpabilidad comienzan a sumarse otras que parecen demostrar su inocencia.

Comentario:

El visitante” podría encuadrarse tanto en el género de misterio e intriga como en el de fantasía sobrenatural, más en la línea habitual del autor, emparentada con la trilogía “Mr. Mercedes” (comparten un personaje, que protagoniza la segunda mitad de la novela, casi a modo de spin off) y con similitudes con otras de sus obras, como “IT” (un grupo de personas que se unen para intentar vencer a un ser maligno).

Si bien hay unos cuantos personajes lo bastante desarrollados como para suscitar interés por lo que les pueda ocurrir (Terry y Marcy Maitland, Jeannie Anderson, la familia Peterson, el inspector Yunel Sablo, Alec Pelley, el fiscal Bill Samuels, el abogado Howard Gold, Claude Bolton y su madre, Lovie…, cada uno con un rol bien determinado), los principales son Ralph Anderson, decidido a descubrir la verdad aunque demuestre que se ha equivocado y le cueste su trabajo, y Holly Gibney (protagonista de la mencionada trilogía “Mr. Mercedes”, de la que se incluyen detalles que revelan demasiado de las obras para quien no las haya leído y pretenda hacerlo).

Durante la primera mitad de la historia, protagonizada por Ralph Anderson, se muestran de forma impecable tanto los interrogatorios a los diversos testigos como el intento de cada parte (acusadores y acusado) por demostrar que tienen la razón, aportando pruebas tan contundentes (ADN, huellas dactilares) como opuestas (vídeo), que permiten intuir la intervención de lo sobrenatural.

También se incluyen pasajes que muestran cómo afecta lo sucedido a ambas familias, al detective Anderson y al resto de la pequeña comunidad (el cambio de trato a la familia del sospechoso, la prensa…). Si bien en muchas ocasiones da la impresión de estar “viendo” un telefilme típico y tópico, en el que no se aportan novedades ni un tratamiento original, el oficio y la experiencia del autor logran sorprender (hay un giro más o menos inesperado transcurrido poco más de un tercio de la obra) y mantener un creciente interés por saber cómo se resolverá todo.

En la parte protagonizada por Holly Gibney, que entra de lleno en lo fantástico y sobrenatural, dándolo por real (ha tenido amplia experiencia previa), se agradece la reticencia inicial del resto de los personajes, en especial Ralph, a creer en la naturaleza no humana del Visitante, o la mera existencia de algo así, lo que se usa tanto para introducir algunas leyendas, en especial de origen hispano, con mención al vampirismo, como para justificar que pueda actuar impunemente.

La continua muestra de la peculiar personalidad de Holly, junto a la repetición y reinterpretación de hechos conocidos, cierta previsibilidad (es fácil adivinar qué personajes son prescindibles) o los capítulos protagonizados por Hoskins, enemigo de Anderson, (cuyo rol se define como el de un Renfield, o Igor), logran que la recta final de la historia, incluido el desenlace, largo y no del todo satisfactorio, algo habitual en el autor, pierda fluidez respecto al comienzo.

En resumen, “El visitante” es una novela bien redactada y estructurada, con momentos de interés e intriga, mejor en su primera mitad (enfocada en el desarrollo del misterio y los personajes, “realista” e “intimista”) y más floja en la segunda (pasajes alargados para crear expectativas) Se lee con interés la mayor parte del tiempo y es entretenida, aun sin aportar novedades al género (ni como misterio ni como fantástica). No es la mejor obra de Stephen King... tampoco es la peor.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)


lunes, 15 de octubre de 2018

La Retornada, de Donatella Di Pietrantonio

La Retornada
L'Arminuta
Donatella Di Pietrantonio
Traductor: Miguel García
Duomo Ediciones
256 Páginas


Argumento:

Una chica de trece años es devuelta por su familia adoptiva a la biológica. De tener una vida cómoda y desahogada, la joven pasa a compartir cuarto con varios hermanos que para ella son unos desconocidos. Enseguida entabla una cordial relación con su hermana pequeña Adriana.

Comentario:

Hay novelas que pese a no ser de temáticas de tu gusto, no contener una trama especialmente absorbente o espectacular, pese a estar redactas en una prosa sencilla (que no simple), logran captar tu atención sin que sepas explicar muy bien por qué. Eso me ha ocurrido con este libro.

La historia de la joven retornada me ha parecido bastante bien escrita. Ambientada en los años setenta en Italia, desprende un aura intimista y costumbrista, una muy lograda sinceridad, que calan enseguida en el lector. Hay algunas cosas previsibles, como la atracción entre dos de los personajes, aunque el desenlace de este conato de amorío no me lo esperaba. Pero en general, lees con interés de saber qué pasará. Es como si la escritura de la autora te atrapara en su sencillez y te obligara a seguir leyendo.

Entre los puntos que considero positivos, el hecho de narrar sin aspavientos ni exageraciones dramáticas una historia dura que se hubiera prestado a todo tipo de desgarros emocionales. Se explica muy bien el desconcierto de la joven al ser trasladada de lo que consideraba su familia a su verdadera familia, su incapacidad de entender qué ocurre. Así como las interacciones con sus numerosos hermanos, en especial las que implican a Vincenzo y a Adriana.

El libro te hace pensar sobre los vínculos familiares, los adquiridos socialmente y los biológicos, y cómo los segundos no significan nada cuando te has criado con otros padres. También pone en entredicho el vínculo paternofilial, tanto con el ejemplo de la madre que cede su hija a una pariente para que la críe, como el de esta otra, que se deshace de la niña cuando cambian sus intereses. Y sin embargo, ninguno de estos personajes se muestran como monstruos, sino que se nos ofrece cierta explicación a sus acciones (con las que podemos estar de acuerdo o no). No es un libro de buenos y villanos, sino de personas reales con sus circunstancias.

Me ha gustado sobre todo el final, con la solidaridad de la hermana retornada hacia la pequeña, que rubrica la ruptura con su “familia adoptiva”. La novela también habla, en cierto modo, como se ve en estas últimas escenas, de clasismo.

En resumen, una novela costumbrista que narra un tema duro y algo escabroso pero con contención y sentimiento. Días después de leerla, aún pienso en ella, lo cual no sucede con frecuencia, no al menos para bien…


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

miércoles, 10 de octubre de 2018

La mala suerte, de Marta Robles

Editorial: Espasa, 2018
Colección: Espasa Narrativa
420 Páginas
19,90 €
Ebook: 12,99 €

Argumento:

Amanda Varela contrata al detective Roures para que averigüe si su hija Lucía, desaparecida dos años atrás, aún sigue viva.

Comentario:

En “La mala suerte” se percibe la intención, como ya ocurriera en “A menos de cinco centímetros”, de utilizar la novela de misterio para hacer crítica social, tratando las diferentes vertientes de un tema principal, con su protagonista habitual, el detective Roures, como transmisor de las reflexiones de la autora, dando como resultado una obra irregular, que no funciona por igual en todas sus facetas.

Si bien las posibilidades e implicaciones del mencionado tema no son especialmente originales, al menos están correctamente relacionadas con la trama de misterio, aunque su propia naturaleza, junto a varias frases utilizadas para promocionar la novela y a cierto detalle que se menciona en el primer capítulo, ya dan pistas que permiten deducir parte del misterio, e incluso, poco más adelante, por lógica, la identidad del personaje culpable de lo sucedido.

En cuanto a la trama de investigación, Roures se limita a entrevistar a quienes rodeaban a Lucía en el momento de su desaparición y enterarse de un detalle que los personajes implicados no contaron en su momento, lo que le lleva a deducir, poco a poco, ayudado por una reconocida intuición, la mayor parte de lo sucedido. Aunque quizá queda un tanto artificiosa la manera en que el protagonista acierta en (casi) todo, la historia parece pensada y, si bien algunas entrevistas no aportan gran cosa o se alargan demasiado, se percibe cierta planificación para que cada detalle encaje en su lugar.

El uso de flashbacks para dar información de ciertos hechos solo funciona a veces. Hay ocasiones en las que no parecen aportar nada nuevo a lo que ya han dicho los entrevistados y otras se nota demasiado que es un recurso para contar lo que, en ese momento, Roures no puede saber. El detalle con el que se relata, por ejemplo, lo que sucedió a Lucía, se antoja a veces exagerado, y el relato de lo que pasa a la par que la investigación del detective puede resultar explicativo, poco natural, se nota demasiado cual es la intención. La reiteración de datos que, en ocasiones, se han relatado pocas páginas antes resta fluidez a la lectura.

Los personajes cumplen su cometido, desde ser interés romántico de Roures, a sospechosos o transmisores de lo que la autora quiere contar (la familia de la desaparecida Lucía, y una amplia galería de secundarios, incluido el culpable), destacando sobre todo los femeninos, en especial Amanda Varela y la jueza Carlota Aguado, quienes, sin ser originales, tienen más matices que los demás.

La ambientación es adecuada, en especial la descripción de distintos escenarios, entre los que destaca Mallorca, que incluye nombres de personas famosas (reales) que han pasado por allí. Disminuyen las referencias literarias respecto a la anterior obra, aunque son continuas las musicales como forma de crear vínculos entre los personajes. También merece mencionarse la revelación de algunos detalles de lo que sucedía en la anterior novela (los suficientes como para que no agrade conocerlos si no se ha leído "A menos de cinco centímetros", aunque sin llegar a desvelar lo principal).

En resumen, “La mala suerte” es una novela correctamente redactada, entretenida, que se lee con bastante fluidez e interés por saber lo que ocurrió y como se resolverá. Aunque tal vez  la trama de misterio no acaba de funcionar, como análisis (no tan profundo ni original) del tema principal y sus connotaciones puede tener su interés, y es su mayor mérito.


***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)


lunes, 8 de octubre de 2018

Sabotaje (Falcó 3), de Arturo Pérez Reverte

Sabotaje (Falcó 3)
Arturo Pérez-Reverte
Editorial Alfaguara
376 páginas


Argumento:

El agente Falcó es enviado a una nueva misión, en este caso en París. En realidad, se trata de alcanzar un doble objetivo: desacreditar a un activista de izquierdas y destruir el "Guernica", cuadro que Picasso mostrará en la Exposición Universal de París.

Comentario:

Pérez Reverte lleva en esa ocasión al agente o espía Falcó a la ciudad de París, pero poco cambia respecto a otras entregas de esta serie. 

Es decir, el personaje, como es habitual en las historias de este género, no evoluciona un ápice con los hechos que le acontecen o le han acontecido en el pasado. La estructura de la novela también es similar a las anteriores. 

Hay una escena gancho inicial donde se muestra a Falcó realizando una misión, sin relación con el argumento general, con su compañero Araña y una mujer (que, huelga decir, no vuelve a aparecer: esto ya es típico de esta serie, lo de los prólogos y presentaciones larguísimas con personajes que luego no se retoman), durante la cual deja bien claro que Araña, aunque sea gay, es competente en lo suyo. Más tarde, el Almirante le encarga una nueva misión, después de una larga cháchara. La misión parece ir bien, pero como ya imaginamos que sucederá, algunos sospechan de él y se pone en peligro. Hay unas cuantas peleas, un interrogatorio en una silla, muertes y, al final, Falcó termina su misión. 

La trama no es el fuerte de esta entrega, sino la ambientación, lograda con la mención de numerosas marcas comerciales de la época y varias referencias a la actualidad política. He de decir que no me gusta mucho la forma de introducir estas últimas a través de las charlas que  mantienen los personajes, algunas de las cuales son claramente explicativas y con ese propósito (y más que ninguna las que mantiene con su ex amante sobre su historia en Berlín). Sin embargo, la novela parece bien documentada.

Me ha dado la impresión de que los personajes actúan poco y hablan mucho. Están todo el rato blablabla, entre pelea y pelea, con alguna escena de sexo de por medio, siempre innecesaria y gratuita como no sea para mostrar que Falcó es James Bond con acento español. Al igual que la aventura que transcurría en Tánger, Falcó se reencuentra con una amiga del pasado con la que tiene una escena de "amor". Naturalmente, como todas las féminas que aparecen en la obra, le recuerda a Falcó lo buen amante que es, lo elegante, lo guapo, etc, etc. En este punto hemos de concluir que Falcó no solo viste bien, tiene clase, cae simpático a todo el mundo, despierta la atención de todas las mujeres (que se le ofrecen, literalmente, a pares), es el más eficaz y letal espía, sino que además, recibe el aprecio y admiración de sus enemigos, porque, simplemente, es el mejor, un auténtico regalo de los dioses a la humanidad.

Volviendo a la trama, me ha parecido algo sosa y escasa. Supongo que, debido a que no incluye muchos lances novelescos, el autor ha optado por darle dos misiones a Falcó en lugar de una, cosa que queda un poco rara. Parece una manera de alargar la novela y además, meter a un personaje famoso como Picasso y a su no menos famoso cuadro "Guernica". 

La caracterización de Falcó es la de siempre: el cinismo, las conversaciones ingeniosas, los cigarrillos una y otra vez, las cafiaspirinas, el "voy por libre", las reflexiones "del autor" puestas en su boca... 

Hemos de reconocer que la novela está escrita con oficio y profesionalidad, prosa ajustada, limpia y tajante, una obra de artesanía eficaz. Que sigue los clichés de la literatura de espías donde no hay buenos ni malos, sino muchos grises y poco sentimiento, tipos duros y mujeres seductoras (y también duras). A los aficionados a este tipo de obras seguro que les gusta, aunque, como digo más arriba, a mí me ha parecido que tiene poca trama. Para colmo, hay cierta situación donde Falcó se salva con un intervención deus ex machina que me ha hecho bajarle puntos. Diría que la obra está bien, aunque es algo plana, para mi gusto, siempre para mi gusto.

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)

lunes, 1 de octubre de 2018

La isla de las últimas voces, de Mikel Santiago

Editorial: Ediciones B, 2018
Colección: La Trama
560 páginas
20,90 €
Ebook: 7,99 €

Argumento:
Un grupo de pescadores encuentra un contenedor metálico a la deriva e intentan averiguar lo que contiene. El hallazgo afecta a los pocos habitantes de St Kilda.

Comentario:
 La historia empieza de forma intrigante, creando expectativas sobre La Caja que un grupo de hombres transporta en un avión. Dave Dupree, uno de los protagonistas, narra en primera persona lo que sabe del contenedor y el encargo de transportarlo, junto a las extrañas sensaciones que le produce su presencia (ensoñaciones más vívidas de lo habitual) y un clima de inquietud que percibe entre los ocupantes de la aeronave.

 La narración de Dupree se alterna con otras, ya en tercera persona, entre las que destaca la de Carmen, la otra protagonista principal de la novela. El resto de los puntos de vista se utilizan para mostrar la influencia de La Caja sobre los habitantes de St. Kilda, más o menos relevantes, un recurso para crear intriga, escenas que intentan incrementar el interés por lo que va a suceder y a quien. El resultado es irregular, con pasajes (sueños relativos al pasado de quien los “sufre”) que a veces se hacen demasiado largos para lo que aportan, incluidos algunos de las primeras intervenciones de Dupree (al relatar su experiencia en primera persona, con la apariencia de estar contando los hechos a alguien a posteriori, es lógico suponer que no le va a pasar algo “definitivo”).

 Además de Carmen y Dave Dupree, en cuyas historias y emociones e profundiza más, hay una serie de personajes que cumplen sus respectivos roles sin aportar sorpresas (no es difícil quienes van a sobrevivir, o no), siendo lo más curioso cómo afecta La Caja a cada cual (algo que hubiera sido interesante explorar en mayor detalle), desde acrecentar sentimientos de culpa a despertar instintos violentos.

Es inevitable percibir, si se han leído otras novelas del género, las similitudes con la obra de otros autores, desde alguna de Lincoln Child y Douglas Preston a varias novelas de Stephen King, con quien además comparte varias semejanzas a nivel formal, incluso en algunos excesos en las largas escenas de acción o los relatos de ciertas experiencias.

Cuando una historia se basa tanto en un misterio tan concreto (La Caja, su origen, su posible contenido, lo que hace y con qué finalidad), las posibilidades son pocas: o se explica o no se explica. Ambas opciones pueden resultar más o menos satisfactorias, dependiendo de las expectativas y preferencias que se tengan, y es lo que ocurre en esta obra.

En resumen, “La isla de las últimas voces” es una novela que aúna el misterio con lo sobrenatural siguiendo un esquema clásico, tan eficaz como convencional. Si bien no aporta novedades y comparte características con otras obras del género, además de tener un final que puede no satisfacer a todas las personas que la lean, está bien redactada y resulta entretenida.

***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. El blog no se hace responsable de los spoilers que puedan aparecer en los comentarios, ya que Blogger no permite editarlos. Se ruega que se ponga un aviso si se van a mencionar. Gracias por tu opinión)