martes, 2 de septiembre de 2014

El manuscrito de piedra, de Luis García Jambrina

El manuscrito de piedra
Luis García Jambrina
Editorial Alfaguara
320 páginas


Sinopsis:

Un clérigo es asesinado en la Salamanca de los Reyes Católicos. Las autoridades designan al estudiante Fernando de Rojas como investigador del hecho.


Comentario:

La historia que nos narra "El manuscrito de piedra" nos lleva a un interesante periodo de la Historia de España como es el reinado de los Reyes Católicos. Sin embargo, no calificaría la novela como histórica sino más bien como detectivesca, siguiendo un poco las modas de los detectives "de época".

La prosa es sencilla y fácil de leer. Se nota su vocación de literatura popular, sin muchas pretensiones artísticas o literarias. En este sentido, el lenguaje está actualizado y no tiene la pretensión de imitar o remedar el habla del Renacimiento español. Los comportamientos de los protagonistas también presentan cierta "actualización"  así como algunas de sus ideas o actitudes.

Algo que no me ha gustado ha sido la forma de introducir los datos. A veces los personajes sueltan largos discursos donde explican aspectos con un aire demasiado didáctico, como para informar de la época. No es mi método favorito para ambientar. En la narración se mezclan personajes ficticios con otros reales y con acontecimientos históricos, como la muerte de uno de los hijos de los Reyes Católicos. En lo relativo a la ambientación, lo mejor es el retrato de la ciudad de Salamanca, su universidad y sus mitos.

En cuanto a la trama en sí, se trata de la resolución de un asesinato, en la que interviene un personaje real, el bachiller Fernando de Rojas, famoso por haber escrito "La Celestina", importante obra de la Literatura clásica española. Este hecho permite al autor un cierto juego metaliterario, sobre todo al final de la historia, que es lo más interesante de la obra, aunque, a mi modo de ver, no se desarrolle en toda su extensión.

La investigación, a mi modo de ver, es algo sosa, y no destaca especialmente. Entra dentro de los cánones del género de detectives con análisis del cuerpo, interrogatorios a testigos, algún giro, etc. Sin embargo, al final, parece perder pie y conducirnos por unos vericuetos un tanto surrealistas y no muy creíbles. Aparecen conspiraciones, personajes rocambolescos, coincidencias de personajes en cierto lugar supuestamente secreto pero que parece el camarote de los hermanos Marx por lo concurrido...

A mí modo de ver, el resultado no es muy satisfactorio. Eso sí, la novela se lee bastante deprisa, a pesar de no tener una trama en exceso novedosa, destacable, etc o unos giros espectaculares. Lo peor es el "desmadre" final, que desluce la hasta ese momento correcta y canónica estructura.

En resumen, una historia que podría haber dado más de sí, pero que se queda algo corta como investigación detectivesca y retrato de una época que sería decisiva para la historia de España.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

3 comentarios:

  1. Muchas veces pasa eso... el argumento es interesante y la época da mucho juego, pero casi parece que se quedan las historias como a medias, muy alejadas de lo que podrían ser...
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Lo que más me podría atraer de este libro es el lugar en el que está ambientado, Salamanca, una ciudad que adoro. Por lo demás, la trama me suena, o más bien, resuena. Como además tampoco te ha entusiasmado, eso que te agradece mi lista de pendientes ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, yo creo que la obra se "fastidia" sobre todo al final, con un desenlace algo... extraño. Lo que se cuenta de Salamanca es curioso e interesante.

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.