lunes, 21 de diciembre de 2015

Medio Rey (El Mar Quebrado 1), de Joe Abercrombie

Medio Rey (El Mar Quebrado 1)
Half a king
Joe Abercrombie
Traductor: Manuel Viciano Delibano  
Editorial: Fantascy 
384 páginas

Argumento:

Yarvi, el hijo tullido del rey, se prepara para afrontar la prueba que lo convertirá en clérigo cuando sucede lo imprevisto: su padre y su hermano son asesinados, y él, convertido, de rebote, en el nuevo monarca. Pero las cosas se tuercen durante la venganza. De pronto, Yarvi, que no puede ser guerrero por su discapacidad, deberá desarrollar todo su ingenio, conocimientos y astucia para sobrevivir en un mundo hostil y castigar a quienes le hicieron daño.

Comentario:

Empecé la lectura de esta novela con ciertas prevenciones, ya que el género no es mi favorito (aunque, curiosamente, "El señor de los anillos" sí fue uno de mis libros favoritos de juventud). En los primeros capítulos, con ciertos hechos bastante clichés y previsibles, mis recelos parecieron confirmarse. Sin embargo, al final debo decir que la lectura de "Medio Hombre" no ha sido tan mala como esperaba. En realidad, se trata de una historia de aventuras, ambientada en un escenario seudovikingo de fantasía (con poca fantasía, es cierto) en el subgénero que (me enteré no hace mucho) se denomina Grimdark (esa manía de etiquetar todo), correcta y a la que no le se pueden achacar muchos defectos (aparte de esos tópicos ya mencionados, que hacen que vayas adivinando más o menos lo que va a ocurrir a continuación).

Si bien la historia es bastante sencilla, contiene varios giros finales que elevan mi calificación, y la convierten en una lectura entretenida, con buen ritmo, clásica en su concepción y desarrollo (el joven aprendiz discriminado por la minusvalía de su mano que ha de buscarse otras formas de medrar, centradas en lo intelectual o mágico, que sufre una injusticia, es víctima de una muerte simbólica, resucita a una nueva vida, se prepara, conoce aliados, enemigos, etc y al final realiza su venganza). 

Los personajes, como es canónico en el Grimdark, son ambiguos y oscilan entre el bien y el mal, y, lo que es más interesante, sufren dilemas morales, se cuestionan su comportamiento o lo analizan bajo el influjo de sus creencias y filosofías. En algunos aspectos, recuerda a las novelas de "Canción de Hielo y Fuego" (sin paja y con menos personajes, menos ambición y un solo punto de vista), y el protagonista, a Tyrion Lannister (también limitado por malformaciones genéticas que lo vuelcan hacia el cultivo de la mente, aunque mucho más sarcástico e ingenioso que la creación de Abercrombie, quien más bien tira hacia lo melancólico, el pesimismo, etc)

El libro se lee muy rápido. La prosa no se detiene en florituras, pero tampoco es del todo descarnada y fría. Por muy cliché que sean los personajes, el autor trata de que empaticemos con ellos y sus problemáticas, logrando individualizarlos, dentro de lo que cabe, y que no sean, como en muchos otros libros, meros nombres (aunque, como en todas las novelas, hay unos personajes mejor tratados que otros: a destacar Nada, el protagonista y la clériga que lo instruye en la filosofía del "mal menor"). Con unas pocas pinceladas describe lo más relevante del mundo imaginario (pero tampoco es que se mate mucho el autor en este punto) para que nos situemos y nos centremos en la intriga principal, cargada sobre las espaldas del joven Yarvi y su historia de iniciación, de superación y de venganza, siempre en lucha con sus ideas, cuestionadas por la cruda realidad del mundo violento en el que le ha tocado nacer a quien no cuenta con capacidad para esgrimir armas, pero si con astucia y conocimiento para salir de los peores bretes.

Dejando aparte esa previsibilidad, fruto de su acomodo a los cánones del género,  alguna afortunada casualidad a favor del protagonista (su encuentro con el rey enemigo tras ser dado por muerto), y alguna situación poco creíble (que en unos reinos tan poco poblados la gente no lo reconozca como al hijo del rey, sabiéndose, además, que este posee una característica deformidad) se lee con interés y curiosidad hasta el sorprendente epílogo, del que se dan pistas a lo largo de la novela, como debe ser, y donde el protagonista vuelve a demostrar su inteligencia y su perspicacia y a sufrir de nuevo otro de sus dilemas morales, con un resultado que transforma al niño ingenuo en un adulto  que ha visto que las cosas no son blancas y negras nunca y que, a veces, es imposible seguir los ideales.

Una buena lectura para jóvenes y adultos de espíritu aventurero.

NOTA: el libro forma parte de una trilogía (El Mar Quebrado) pero termina de manera adecuada, y se puede leer por separado del resto.



Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.