lunes, 26 de diciembre de 2016

Manual para mujeres de la limpieza, de Lucia Berlin

Manual para mujeres de la limpieza
A manual for Cleaning Women
Lucia Berlin
Traductora: Eugenia Vázquez
Editorial Alfaguara
429 páginas


Argumento:

Conjunto de relatos escritos por Lucia Berlin, una mujer con una vida intensa marcada por el alcoholismo, los matrimonios fallidos, una madre borracha y loca, los mil empleos para sacar adelante a sus hijos y la enseñanza.


Comentario:

Aunque los primeros relatos de la antología no me entusiasmaron mucho, he de reconocer que, finalmente, este libro me ha parecido muy interesante y curioso. Se trata de estampas, más que de historias con un desarrollo y un giro sorprendente, tal y como estamos acostumbrados en este género literario. Estampas de vida, con un aroma muy norteamericano, y basadas en la propia biografía de la autora, aunque no siempre los personajes femeninos aparezcan con su nombre, cargadas de detalles que dan textura de realismo exagerado. Da igual como se llame la protagonista femenina del relato, Lu, Lou, Charlotte, etc, siempre tenemos la impresión de que asoma la autora entre líneas. Contribuye a esta sensación el hecho de que, aunque los relatos no siguen un orden cronológico, a veces recuperan al personaje en otras épocas de su existencia o en otras facetas, o citan los mismos elementos leit motivs (la marca de whisky que bebe, su equipo deportivo favorito, etc), enriqueciéndose y reforzándose unos a otros.

En estos relatos, narrados en primera persona (generalmente una voz, aunque hay relatos con dos voces distintas), con una prosa ajustada y sencilla (aunque de vez en cuando hay algún arranque lírico, con muy buenas imágenes), se cuentan historias de lo más cotidiano (y en apariencia simple) sobre la infancia, el abuelo dentista, la hermana que se muere de cáncer, los viajes de Lucia por diversas partes de Iberoamérica, con la cual mantuvo siempre un vínculo muy especial: al parecer, dominaba el español y daba clases de esta lengua; su estancia en el colegio chileno, aventuras y romances… 

Me resulta muy difícil analizar el libro, ya que para mí, más que una cuestión de técnica o de prosa, se ha tratado de una “experiencia” de inmersión en la vida de una persona (lo que se suele denominar “autoficción”), muy interesante, con un gran humor incluso hablando de temas duros y escabrosos. La autora no se corta, es muy sincera y descarnada con su problema de alcoholismo, que ocupa varios de los relatos. No importa que estén ficcionados y dramatizados, el sustrato, la vida de Lucia Berlin, su forma vitalista de pensar y actuar, a pesar de las desgracias, impregna todo.

Lucia Berlin murió prematuramente después de una larga enfermedad propiciada por su escoliosis, que le dañó el pulmón, y por el abuso del tabaco. Al final de su vida, tuvo una existencia más desahogada, pero hasta llegar ahí fue la continua lucha de una mujer con una amplia prole que debía ocupar montones de trabajos alimenticios, por debajo de su cualificación (ella misma dice que la miraban mal porque “estaba instruida”). Enfermera de un ginecólogo, empleada en un hospital, señora de la limpieza, profesora de español de chicos problemáticos… Como ya mencioné, el español está presente en casi todos sus relatos (aparte de los ambientes abundan las expresiones, personajes y palabras hispanos). Fue un idioma que marcó su vida. Incluso cita a autores como Ramón J. Sénder, del cual creo que fue alumna en la universidad.

En resumen, una recopilación de relatos que son trozos de vida y una experiencia. No se puede explicar, hay que leerlo. No hay sorpresas ni giros al final. Solo eso, la vida, con lo bueno y lo malo.

¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

3 comentarios:

  1. Me gusta lo que cuentas, gracias por dármelo a conocer porque soy mucho de relatos, lo tendré en cuenta para próximas lecturas.

    Un abrazo y Felices fiestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha gustado bastante. Un saludo. ¡Felices fiestas a ti también!

      Eliminar

Comenta, no seas tímido.