martes, 17 de febrero de 2015

El próximo funeral será el tuyo, de Estela Chocarro

Editorial Maeva, 2014
280 páginas
19,90 €

Argumento:

En 2010 Rebeca Turumbay llega a Cárcar para investigar el pasado de su abuelo y se encuentra con un pueblo reticente a hablarle de él y con un crimen de 1945 aún sin resolver.

Comentario:

El próximo funeral será el tuyo es la primera obra de su autora, y se nota mucho en el resultado final, más cercano al borrador sin apenas pulir que a una novela bien revisada.

Desde el principio la narración se ve obstaculizada por las interrupciones para incluir, a modo de ambientación, abundantes e inoportunas digresiones, entre las que destacan las referidas a la historia de la zona (en un estilo wikipedia que choca en una autora que conoce el lugar donde se desarrolla su obra) o las biografías de varios ancianos del pueblo, demasiado pormenorizada para el papel que tienen en la novela.

Tampoco contribuye a la fluidez de la lectura el continuo cambio de puntos de vista, que dispersa la atención hasta no quedar claro quién es el protagonista. Si bien en principio se diría que se trata de Rebeca, el personaje que llega al pueblo para revolucionar las vidas de sus habitantes, pronto aparecen varios ancianos del lugar, un par de jóvenes (Víctor y Jonás) y, al final, brevemente, un policía. Además, estos cambios de foco se producen a veces en un solo capítulo, o incluso en la misma escena, de una frase a otra, creando una sensación de desconcierto y confusión.

Esta sobredosis de aparentes protagonistas llama más la atención debido al escaso desarrollo de los personajes, desde una Rebeca apática y  pasiva («A Rebeca se le presentaba la oportunidad de poder sonsacar a aquel hombre, pero su repentina aparición la había dejado bloqueada. No tenía la menor idea de qué podía saber su interlocutor acerca del crimen del que fue acusado su abuelo, o si el tal Nazario querría tratar el tema con ella o no, de modo que se limitó a esperar.»), que deja que casi siempre sean otros quienes se acerquen a ella para suministrarle a cuentagotas informaciones contradictorias, hasta la falta de rol de alguno de los ancianos, la ejecución de la misma tarea (la «investigación» en el periódico local) por parte de Rebeca y Víctor, o la dificultad de saber, debido a cómo se relaciona con ellos, cuál de los dos hombres (Víctor y Jonás) es el interés romántico.

La investigación queda empobrecida por la falta de recursos de la autora para darle emoción e interés: la subtrama centrada en Dalí, que debería estar relacionada con la trama principal, se convierte en un pegote que no aporta nada a la historia, al igual que la referencia a varios suicidios de muchachas en el pueblo, y las amenazas que recibe Rebeca no tienen razón de ser (¿Qué importa que pregunte por su abuelo si nadie le puede contar lo que pasó en realidad?).

La inclusión de varios funerales (una joven, un anciano…), y la atención que se les presta (un breve capítulo cada uno) es una muestra más de las dificultades de la autora para ver lo que es necesario para la historia o mero adorno. Ni siquiera el intento de crear tensión (en la nota que recibe Rebeca pone: «SI NO TE MARCHAS, EL PRÓXIMO FUNERAL SERÁ EL TUYO».) o una sensación de amenaza justificaría el espacio que se les dedica.

Pero no solo es absurdo que alguien atente contra la vida de una protagonista que no se entera de casi nada, sino también su actitud tras recibir una herida de navaja, dos anónimos amenazadores y que alguien les dispare a ella y a Víctor. A la pregunta de Daniel, uno de los ancianos, acerca de si ha dado parte a la policía, responde: «No. Ni pienso hacerlo. Mi intención es ganarme a la gente del pueblo, y si denunciara esto... En fin, ya se puede imaginar lo que pensarían de mí.»

Como nota curiosa, mencionar que al final cuando por fin aparece la policía, el subinspector Arambilet intente justificar al asesino de la actualidad («era evidente que no suponía un peligro para la sociedad») e incluso varios de los protagonistas, al enterarse que va a ir a la cárcel lo lamentan, y solo les tranquiliza el comentario de uno de ellos ( «–Seguro que si va a la cárcel, saldrá pronto por buena conducta. No todo está perdido, tal vez haya atenuantes. Hay cosas que a uno le hacen perder la cabeza y actuar de forma impulsiva, ¿no?»).

En resumen, El próximo funeral será el tuyo es una novela tan lastrada por fallos narrativos, estructurales, de lógica, ritmo y coherencia que resulta difícil disfrutar de su lectura.


***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

18 comentarios:

  1. Pues por el título... parecía bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí el título es lo mejor de la novela.

      De todas formas, quizá a quienes hayan leído poco o no den tanta importancia a la parte técnica les parezca interesante y entretenida.

      Algunas cosas son cuestión de gustos.

      Eliminar
    2. Pues a mí me gustó, la verdad. La encontré fácil y amena.

      Eliminar
    3. Anónim@: Me alegra que hayas disfrutado con la lectura.

      Saludos.

      Eliminar
  2. A mi me parece que esta novela ha tratado de aprovechar el boom de las obras de Dolores Redondo (ambientadas en Navarra también), pero con mucha menos maña y recursos. La narración está bastante mal llevada y parece que faltan explicaciones. Me llamó mucho la atención el tema de los funerales que tienen lugar en el pueblo y que luego ni se explican ni tienen que ver con la trama a no ser que se me haya escapado algo. Es inverosímil totalmente que a una persona la traten de matar y la amenacen y no haga nada, ni vaya a la policía. Se nota muchooooo que es una primera novela.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que no te enteras de la trama del libro. En un pueblo pequeño los funerales son un acontecimiento al que asiste casi todo el mundo. Los ancianos van desgranando la información a medida que avanza la trama. Es obvio que Rebeca va conociendo la verdad paso a paso, generando tensión y misterio a lo largo de la novela. Los ancianos son unos personajes entrañables y decisivos en la novela por lo que está justificado que se detenga en ellos. Dalí está ligado a Rebeca y su familia, cómo que no tiene nada que ver en la trama? Debemos ser muchos los incultos en este país pues me consta que a mucha gente le ha encantado esta novela, entre ellos un servidor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónim@: Me alegra que te haya gustado la novela.

      Por supuesto, no creo, y me parece que no lo he dicho, que a quien le guste la obra sea una persona inculta, cada cual tiene sus preferencias y son respetables.

      Saludos.

      Eliminar
  4. jejeje. Te has cebado tanto con esta novela que casi parece que escondes una aversión personal. ¿No le has visto nada bueno aparte del título? La editorial debe estar loca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónim@:

      En el artículo doy mi opinión sobre lo que me parece la novela. Tú puedes hacer lo mismo si quieres, poniendo ejemplos, razonando los motivos o como te parezca, y te la publicaremos. Incluso podemos establecer un diálogo sobre los motivos por los que decimos una cosa y otra. Siempre comentando la novela, por supuesto, hablar de cebamientos o aversiones personales no viene a cuento, no es justo y tampoco cierto: En el blog nos limitamos a expresar nuestra opinión de lo que leemos. En este caso concreto, al tratarse de una primera novela, ni siquiera teníamos referencias de la autora ni de la obra.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola cielo ^^

    Te he conocido en el grupo "Lectores españoles" de Goodreads :)
    Me gusta mucho el estilo de tu blog y tus reseñas son muy interesantes. Me he unido a tus seguidores, así que te leeré a menudo.

    Un abrazo! Y si te apetece, te espero por alguno de mis blogs <3

    ResponderEliminar
  6. ¡Gracias! Espero visitarlos pronto, saludosss

    ResponderEliminar
  7. no me ha gustado nada, suscribo la opinion de mc mendoza al cien por cien

    ResponderEliminar
  8. Al ir leyendo la "novela" me decía a mi misma lo poco que hace falta para que publiquen.. no lo entiendo. Lo peor que he leído en años...

    ResponderEliminar
  9. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Considero que es una novelita de verano, que se deja leer, pero que hace aguas por todo lo que has comentado. Excelente crítica.

    ResponderEliminar
  10. A mi personalmente la novela en si me ha gustado, aunque el final me ha dejado como que le falta algo. Si coincido con M.C. Mendoza en que habla de varios funerales sobre todo de chicas jóvenes y dice algo como que parecen muy dadas al suicidio, pero no explica nada que razone esa frase.
    Y la verdad, si, me llamó la atención por el título.

    ResponderEliminar
  11. La he leído en un par de días ....y no le he encontrado ni pies ni cabeza al relato ,a la trama.Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen:

      Tienes razón, se lee con relativa facilidad y rapidez, pero...

      Yo me estoy planteando si leer o no la nueva novela de la autora, "Nadie ha muerto en la catedral", aunque en principio no me atrae demasiado.

      Gracias por tu comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  12. yo la estoy leyendo y me esta gustando bastante . saludos

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.