lunes, 12 de noviembre de 2012

La sonrisa de las mujeres, de Nicolas Barreau


La sonrisa de las mujeres
T.O.: Das lächeln der frauen
Colección: Espasa Narrativa,2012
Traducción: Carmen Bas Álvarez
272 páginas
19,90 €
Epub: 13,99 €

Argumento:

Tras leer La sonrisa de las mujeres e identificarse con la protagonista, Aurélie está decidida a conocer a su autor, el británico Robert Miller.

Comentario:

Si bien La sonrisa de las mujeres no está en principio catalogada como novela romántica sino disfrazada de narrativa contemporánea, y está escrita por un hombre, el tratamiento que se le da a la trama es clásico del género.

La obra comienza con Aurélie Bredin y su búsqueda del autor de una novela cuya protagonista parece basada en ella (la descripción física es similar y se menciona su restaurante, Le Temps des Cerises, donde es cocinera), alternando sus capítulos en primera persona con los de André Chabanais, editor de Éditions Opale.

Tras ser abandonada por su novio Claude, y tras eternas páginas deambulando por París en lo que quizá sea un intento por parte del autor de captar (con escaso éxito) la esencia de la ciudad, la joven encuentra, por casualidad, la novela de Robert Miller titulada La sonrisa de las mujeres en una pequeña librería.

Cuando toma la palabra André, toda pretensión «poética» choca con una realidad en la que comienzan los absurdos. Tras una superficial mención al mundillo editorial, el protagonista, agobiado por su jefe, Monsieur Monsignac, intenta contactar con Adam Goldberg (supuesto agente del escritor), mediante infructuosas llamadas a sus móviles en lo que parece un intento (fallido) de retrasar la revelación acerca de la identidad de Miller que se desvela en la segunda intervención del editor.

Y es que la novela se basa en el injustificado empeño de André de ocultar a todo el mundo que él mismo es el autor de La sonrisa de las mujeres cuando no hay ni un motivo que lo justifique más allá de poner trabas profesionales y románticas al personaje.

En realidad se trata de una historia muy sencilla y superficial, cuya insostenible premisa lastra toda su evolución al convertirla en algo poco convincente que perjudica al resto, en especial a ese naciente romance entre Aurélie y André, cuyas mentiras y engaños son injustificables, desde ocultarle a la joven su identidad a traer de Inglaterra a un sustituto para que acuda a una firma de libros u organizar encuentros entre autor y admiradora que utiliza para intentar enamorarla.

La resolución es tan frustrante como lo anterior: un romance rápido y poco desarrollado, una confesión de identidad (a Aurélie, a Monsignac) que resulta tan falta de consecuencias negativas como era de esperar y un final sin emoción a la altura de todo lo demás.

Como curiosidad, en la novela hay varias frases en francés e inglés que no se traducen pese a que solo algunas se pueden deducir de texto, si bien la mayor parte de ellas no son relevantes para comprender la historia. También llama la atención que desarrollándose en Francia y con personajes franceses, se utilicen «monsieur», «mademoiselle» y otros términos que podrían considerarse incluidos para ambientar la obra, aunque es posible que todo se deba a que fue publicada por primera vez en alemán y en la traducción se haya decidido conservar estos cambios idiomáticos presentes en el original.


***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.


1 comentario:

  1. En mi opinión es una novela entretenida aunque coincido contigo que el final se desarrolla de forma precipitada. Saludos!!

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.