viernes, 26 de septiembre de 2014

Entrevista a Isabel Keats, autora de novela romántica

Isabel Keats es una autora de novela romántica que con poco más de media docena de obras publicadas ya ha obtenido varios premios y menciones, entre ellos ha ganado el HQÑ Digital por Empezar de nuevo y  sido finalista del I Premio de Relato Corto Harlequín por El protector o del III Certamen de novela romántica Vergara-RNR entre otros.


Su publicación más reciente es Cuéntaselo a otra, reseñada en este blog y motivo de esta entrevista.

Hola, Isabel. Para empezar nos gustaría saber qué te motivó escribir, cuándo comenzaste a hacerlo y cómo fue tu evolución de autora autopublicada a ser solicitada por las editoriales y con premios a varias de tus novelas. ¿Qué diferencias encuentras entra una y otra forma de publicar?

Siempre he sido una lectora voraz. Leo casi todos los géneros, así que, cuando tuve un poco más de tiempo para mí, decidí apuntarme a un curso de Creación Literaria. Empecé con microrrelatos y relatos cortos; en España (esto va para los que están empezando) hay un montón de ellos con premio en metálico y/o publicación incluida. No me fue mal, por lo que en cuanto leí las bases del I Premio de Relato Corto Harlequin me lancé de cabeza y, a pesar de que me costó sudores llegar a las 60 páginas que pedían, quedé finalista.

Estuve más de un año enviando manuscritos a editoriales y recibiendo rechazos, entonces decidí autopublicar Algo más que vecinos en Amazon y Smashwords y conseguí un éxito inesperado. Luego gané el Premio HQÑ digital con Empezar de nuevo y, a partir de ese momento, empecé a publicar de forma regular con distintas editoriales.

La autopublicación requiere mucho tiempo, tú lo haces todo y lo controlas todo, así que es fácil cometer ciertos errores, pero los royalties son más altos y te da grandes satisfacciones.

La publicación con editorial es más relajada, ellos son profesionales y, en principio, se van a ocupar del diseño de portada, corrección ortotipográfica (no siempre), del tema tributario y, además, tienes la posibilidad de salir en papel a través de sus canales de distribución. Los royalties van a ser menores, pero por otro lado tienes la ventaja del papel. Luego está el tema publicitario que ya depende mucho de cada editorial.

Aunque en tus obras predomina el romance también incluyes misterio (Abraza mi oscuridad, Nunca es tarde) y humor (Cuéntaselo a otra, Algo más que vecinos). ¿Por qué romántica? Parece que te atraen otros géneros, ¿te planteas la posibilidad de escribir novelas que no se centren en la relación amorosa?

Siempre he leído mucha romántica y me ha hecho pasar muy buenos ratos. Recuerdo muchas tardes y noches sin poder parar de leer hasta que acababa el libro que tenía entre manos; mi sueño era conseguir provocar esa misma reacción entre mis lectoras. Después de quedar finalista con El protector tenía claro que quería seguir con este género, pero, desde el principio, decidí variar en lo posible para no caer en aburridas repeticiones. Por ahora no me planteo escribir otra cosa. Hago algo que me encanta, me divierto, desconecto, he conocido a un montón de gente interesante y gano un poco de dinero, ¿qué más puedo pedir?

En cuanto a técnicas literarias, si bien sueles escribir en tercera persona y alternar los puntos de vista de ambos protagonistas, también has escrito en primera (Vacaciones al amor). ¿Te gusta experimentar? ¿Te adaptas a lo que pide la historia? ¿Eres de las que planifican todo antes de empezar o prefieres que tus personajes te sorprendan? La novela romántica tiene tópicos y clichés más o menos convencionales (belleza física, final feliz, matrimonio, hijos), ¿prefieres atenerte a ellos o te gusta hacer algo diferente en cuanto al tratamiento de personajes y conflictos?

Es curioso, porque yo no me planteo: «voy a escribir en primera, voy a hacerlo en tercera». Fue Natasha, la protagonista de Vacaciones al amor, la que decidió contarnos su vida sin intermediarios. Más tarde, traté de repetirlo en otra novela que aún no he publicado y tuve que cambiar a tercera persona cuando ya llevaba tres o cuatro capítulos; no sé, simplemente aquel punto de vista no iba con la historia. Yo planifico más bien poco y mis personajes me sorprenden casi siempre.

Sí, me gusta respetar ciertos clichés de la romántica. Me encanta que los protagonistas sean guapos (hice una encuesta en mi blog sobre este tema y los protas guapos ganaron por goleada) y, por supuesto, el final feliz es imprescindible. Si no, considero que no es novela romántica; puede que esté muy bien también, pero es otra cosa. A veces he encontrado otro tipo de finales y reconozco que no me ha gustado; yo, como lectora, cuando elijo una novela romántica quiero leer una novela romántica, si no, apunto hacia otros géneros.

Con la llegada de las publicaciones digitales ha habido un aumento de la piratería. ¿Piensas que es una forma de dar a conocer a los autores? ¿Crees que os perjudica, que os beneficia, o que no afecta de forma relevante?

No tengo ni idea de si nos beneficia o nos perjudica. He leído opiniones de autores que van en las dos direcciones, pero confieso que cuando veo que la novela que acabo de publicar ya está subida para descargar gratis en menos de 24h me da rabia. Ahora ya no existe la excusa del precio (la mayoría está por debajo de los 3€) y con la opción de Amazon de leer los primeros capítulos tampoco tienes la excusa de no saber si esa autora te va a gustar o no; en cuanto lees un par de páginas lo tienes muy claro.

En fin, quizá consigas más lectores, pero eso no se traduce en que puedas llegar a fin de mes y creo, firmemente, que toda persona tiene derecho a recibir un sueldo digno por su trabajo.

Cuéntaselo a otra, de Isabel Keats

¿Qué crees que distingue a Cuéntaselo a otra entre otras obras del género? ¿Cuál crees que es su público, a quién podría gustarle y a quién no? ¿Por qué la apuesta por el humor y el ingenio, por los conflictos reales y valores como la amistad y la empatía?

Cuéntaselo a otra es un libro muy "yo"; expresiones que utilizo al hablar, o que utiliza la gente que me rodea, y un humor un poco surrealista. Sorprendentemente, al menos para mí que suelo pensar que nadie va a entender mis «idas de ollas», las dos comedias que he escrito están teniendo mucho éxito. Cuéntaselo a otra les gustará a las lectoras con ganas de pasar un buen rato sin comerse mucho la cabeza, de lanzar alguna carcajada y liberar endorfinas. En resumen: CAO le gustará a quien pretenda desconectar durante unas horas de sus penurias diarias. Yo, personalmente, adoro los libros que me hacen reír y me lo paso bomba cuando escribo comedia.

Respecto a los valores, he de decir que me gusta que mis protagonistas los tengan; que reaccionen ante ciertos estímulos de una manera u otra en base a ellos. Que no sean seres insulsos y superficiales; que sean algo más que un conglomerado de rasgos bonitos o una cartera abultada, y que los diálogos entre ellos no estén llenos de lugares comunes y de «buenismo» barato.

En Cuéntaselo a otra hay un homenaje a La elegancia del erizo, de Muriel Barbery, parece que te ha impresionado, ¿por qué? ¿Qué otros títulos de cualquier género están entre tus favoritos? Y entre tu propia obra, ¿cuál es tu preferida y por qué?

Es una novela magnífica, original, diferente. Estuve a punto de no leerla, porque la filosofía nunca ha sido lo mío, pero me encantan los personajes: Paloma, la niña que no encuentra su sitio en su propia vida; Renné, el ejemplo más claro de que las apariencias engañan; el vecino japonés, que actuará como catalizador... hasta su nacionalidad me resultó exótica. Es una historia que te hace pensar y eso siempre es bueno.

Miles, pero te cito solo algunas lecturas recientes que me han gustado mucho: Retorno a Brideshead, Nos vemos allá arriba, El Mayor Pettigrew se enamora, una biografía de las hermanas Mitford (por cierto, me chiflan los libros de Nancy Mitford, son divertidísimos).

Respecto a mis novelas, siempre digo que no tengo favoritas y es verdad. Todas me gustan, aunque reconozco que, tal vez, las más redondas son: Abraza mi oscuridad y Cuéntaselo a otra.

¿En qué estás trabajando ahora? ¿Tienes alguna otra obra en proceso? ¿Alguna primicia que contarnos?

Pues estoy con la historia de unos personajes secundarios que salen en la próxima novela que publicaré, si Dios quiere, que es un poco mezcla: humor y algo de drama, pero la verdad es que me está costando mucho concentrarme. No sé si han sido las vacaciones de verano o qué, pero estoy un poco parada. Espero que no sea el famoso «bloqueo del escritor» jajaja

Y, para terminar, ¿tienes algo que comentar, objetar, aclarar o matizar sobre la reseña de Cuéntaselo a otra que hemos publicado en el blog? Habla ahora o calla para siempre…

¡Hablaré, hablaré! jajaja. Como ya te comenté, estoy encantada con la reseña y no es peloteo. Me gusta que las opiniones estén argumentadas, que vayan más allá del me gusta o no me gusta. Soy muy cotilla, me encanta entender los «por qués» y, sobre todo, me chifla que me hagan plantearme cosas.


Desde aquí queremos agradecer a Isabel Keats su amabilidad y rapidez en responder a nuestras preguntas y a Fotopets por la fotografía de la autora.


Enlaces relacionados

-Blog de Isabel Keats


***T***


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, no seas tímido.