lunes, 15 de junio de 2015

Distancia de Rescate, de Samanta Schweblin

Distancia de rescate
Samanta Schweblin
Editorial Random House Mondadori
128 páginas


Argumento:

Una mujer y su hija se van de vacaciones a una zona rural argentina donde ocurren "cosas" desde hace diez años. Una voz infantil le habla y trata de hacerle recordar qué es lo "importante" y conseguir que llegue al punto donde "todo comenzó".


Comentario:

Lo más destacado de esta novela con espíritu de relato largo es el aspecto formal. La autora elige contar la historia a tres voces, una de las cuales es la de un niño que se dirige directamente a la protagonista, la madre, casi de manera espectral. Este estilo polifónico al principio desconcierta un poco. Sin embargo, es precisamente el entretejido de voces el que dota de singularidad y construye toda la estructura.

Las cosas, los detalles, no se explican obviamente, sino que se sugieren o hay que leerlos entre líneas, lo cual hace que no sea una lectura complaciente del todo. La ambigüedad, el misterio, el desconcierto sobre lo que ocurre, hace que leas en la esperanza de desvelar el gran secreto que ocultan el pueblo y todo el campo colindante. Digamos que es la forma de narrar, más que lo que acontece, lo que crea la intriga. Tiempos mezclados, narradores distintos, la historia del pueblo y de la madre del niño "fantasmal" entrecruzada con la historia de la madre y su hija, unidas siempre por esa "distancia de rescate" que hace que la primera no pueda dejar ni un minuto de controlar a la segunda por si corre peligro.

Así pues, con el trasfondo de los cultivos transgénicos y la contaminación por pesticidas o herbicidas, asistimos a los intentos de la protagonista por recordar qué sucedió, ayudada por la voz del niño, bastante insistente y que repite de continuo: "eso no es importante", "eso es lo importante", "los gusanos", y acucia sobre el poco tiempo que queda. 

Dejando aparte el alarde estilístico, la obra me ha dejado un poco fría. La trama en sí es mínima; el misterio, por su parte, tampoco es tan espectacular como para justificar la elevada tensión y los intentos por aumentar la intriga mediante el recurso del "contrarreloj". Se trata de una historia sutil, casi cotidiana, donde lo realista (y una cierta denuncia de una situación de actualidad) se junta con lo intimista (las tribulaciones de la madre y su afán de proteger a toda costa a su hija, cosa que parece no lograr), e incluso tiene algún toque mágico o seudomágico, aunque esto queda un poco ambiguo a mi modo de ver.

En resumen, una historia un poco simple, pero contada con recursos novedosos (o poco usuales en el género de terror y  misterio) que abusa quizás demasiado de los instrumentos para crear intriga, genera una atmósfera nebulosa e inquietante, casi surrealista, casi fantástica, pero que a mí me ha parecido que le faltaba algo. A mí la intriga por la intriga no me deslumbra, tiene que haber detrás algo más grande. Para mi gusto debería haber algo más que "enganchar" a toda costa. Pero bueno, está bien escrita y no es larga. Merece la pena leerla. 


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

3 comentarios:

  1. Prefiero los libros que no son complacientes con el lector y no nos lo dan masticado, los que sugieren y nos hacen leer entre líneas. A mí sí que me has dejado fría, que tenía buenas referencias de este libro. No sé si la clave estará en ese dejarse engatusar (o no) con los recursos novedosos. Para salir de dudas ya te imaginas lo que tendré que hacer: leerlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, el libro no es malo, nooo, al contrario. Tiene un gran dominio de la técnica para atrapar y crear intriga. Y desde luego no es para públicos complacientes, eso te lo puedo asegurar. Tendrás que pensar, jaja. Pero bueno, yo es que tal vez esperaba algo más "espectacular" y no algo intimista. O quizás que hubiera más trama, más peripecias... El problema fue mi expectativa, no el libro en sí. Espero que lo leas. Me gustaría conocer tu punto de vista y comentar.

      Eliminar
  2. Qué placer encontrar que has tenido la misma sensación que yo!
    Difícilmente pueda tildarse de malo, es un buen libro pero todo el tiempo de lectura tuve la impresión de que se iba a quedar en la forma, en lo novedoso de la puesta en marcha del relato más que en la historia en sí. En ese punto quedé defraudada, sentí que era puro envase, puro reto de quién toma el rol de narrador. Está muy bien, pero no me alcanza, hubiera celebrado más profundidad en un tema que a toda madre abruma. Aún antes de serlo.
    Gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.