martes, 4 de diciembre de 2012

La vida iba en serio, de Jorge Javier Vázquez


La vida iba en serio,de Jorge Javier Vázquez
Editorial: Planeta, 2012
256 páginas
18,90 €

Argumento:

Autobiografía novelada del presentador Jorge Javier Vázquez.

Comentario:

Es difícil calificar una obra de la que su propio autor dice que es su autobiografía y al mismo tiempo que no todo lo que cuenta en ella ha sucedido en realidad, quién sabe si refiriéndose a los capítulos en los que sus padres toman la palabra para comentar en primera persona tanto lo que piensan sobre su hijo como para contar parte de sus propias vidas, o la quizá necesaria novelización que de un sentido de continuidad a la historia que se narra.

La novela, o autobiografía, está redactada de forma correcta y eficaz, y si bien en algunos momento se perciben breves y muy ocasionales repeticiones de conceptos o cierto desorden en la continuidad de la narración, con algún que otro salto en el tiempo, eso no perjudica ni dificulta en absoluto su comprensión.

En este sentido, es posible que lo más interesante sean los mencionados capítulos en los que tanto el padre como la madre del autor reflexionan en unas narraciones imaginarias (el padre falleció hace años) que cumplen diferentes cometidos, desde expresar lo que el autor cree que pensaban o sabían de él a contar parte de sus vidas.

Curiosamente, es posible que estos sean los capítulos más interesantes de la novela. En ellos se relata también la historia de Jorge y Mari, sus dificultades, sus decisiones, el mutuo amor que se profesan, en unos pocos pasajes emotivos y conmovedores que muestran a unos personajes muy humanos y, en el caso de la madre, adelantada a su época, fuerte, decidida, quizá el verdadero motor de la familia.

Los principales temas que se tratan en la obra son la aceptación por parte del autor de su homosexualidad, con todo lo que conlleva (durante siete años el miedo no le dejó hacerse la prueba del sida), la liberación que siente al llegar a Madrid desde su Badalona natal y la pérdida de su padre, tanto que estos dos últimos puntos son los que dan inicio y final a una historia que se percibe claramente como un ejercicio de catarsis, de redención (la cobardía de no estar con su familia cuando fallece el padre… ) consigo mismo y con su pasado. En ese sentido cumple su cometido.

La historia, 250 páginas de lectura ágil y amena, puede interesar a personas curiosas y a admiradores y/o detractores de su autor.


***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, no seas tímido.