lunes, 4 de mayo de 2015

Número Cero, de Umberto Eco

Número Cero
Numero Zero
Umberto Eco
Traductora: Helena Lozano
Lumen
224 páginas

 

Sinopsis:

Un grupo de periodistas se reunen para lanzar una revista en los años noventa. El objeto será presionar y chantajear al poder con la información recopilada.

Comentario:

Tras haber leído "El Cementerio de Praga", del mismo autor, hace unos años, esta novela me ha parecido no solo una obra menor sino incluso del todo prescindible. Si "El cementerio..." era un (excesivo a veces) tour de force literario sobre el XIX, la metaliteratura, las conspiraciones, etc, etc, este no sabría muy bien decir de qué va. La anécdota narrativa es mínima y ya la he recogido en la sinopsis.

En realidad, todo el libro se articula sobre charlas de los diferentes personajes, en forma de discursos donde se establece, sin ninguna sutileza, el mensaje de la obra sobre el poder de la prensa para manipular las noticias. El autor ya nos lo dice todo, no tenemos que ver ni pensar nada. Los personajes hablan y hablan, especulan, pero no hay ninguna acción y lo que es peor, ningún conflicto.

La prosa por lo demás es simple. La estructura tampoco destaca. Los personajes son planos y sin relieve.

El autor utiliza la historia de Italia para dar relleno al inexistente argumento. Empieza especulando sobre la posibilidad de que Mussolini no hubiera sido asesinado por los partisanos al final de la II Guerra Mundial. Tras una prolija descripción de las últimas horas del dictador fascista y de su amante y allegados, uno de los personajes fabula sobre un posible doble que muriera en su lugar. Muy interesante...

Luego, siguiendo con su juego de conspiraciones, tan caro al autor y ya visto en otras obras, urde una especie de trama conspiranoica con el Vaticano, la Mafia, las Brigadas Rojas, los americanos y todo lo "conspiracionable", pero sin que esto pase de ser un mero parlamento que no va a ningún lado. El editor, entre relato y relato, nos suelta perlas sobre el oficio periodístico y la manera en la que los que lo practican hacen más relevantes unas noticias que otras y minimizan lo que no interesa. Nada que no sepamos, nada nuevo. Pero algo que dramatizado y novelizado con escenas y personajes habría quedado mucho mejor.

El autor, que situa, no sabemos por qué, la acción de esta novela en los años noventa del siglo XX, da demasiado poder e importancia a la prensa e ignora los nuevos medios de comunicación de masas. Tal vez debería actualizarse.

La obra no me ha complacido ni desde el punto de vista literario ni desde el punto de vista ideológico. Huele un poquito a rancio y a típico libro de vieja gloria que se vende solo con su nombre en la portada, independientemente del contenido.

En resumen, lo mejor que se puede decir de esta novela es que es breve y se lee deprisa.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

9 comentarios:

  1. Pues casi que me alegro, aunque no hayas disfrutado con la lectura. Pero es que últimamente con Umberto Eco ando algo decepcionada, así que prefiero ahorrarme el trago.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bueno, como suele decirse, para gustos... Pero a mí, francamente, me ha parecido pura obra alimenticia sin ningún interés, y la verdad es que alucino mucho leyendo reseñas por ahí donde la ponen de obra maestra para arriba. Está claro que no todos tenemos los mismos criterios. El libro no trata de nada y el breve contenido te lo explica, no lo ves hecho novela, a través de escenas, episodios, etc. Ciertamente El cementerio de Praga tenía sus excesos (la falta de trama, por ejemplo), pero al menos se veía más elaborado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído El Cementerio pero me ha recordado muchísimo a El péndulo de Faucault. Aquel no me gustó pero es que este me ha dejado boquiabierto. En el mal sentido

      Eliminar
  3. Tengo ese libro que me llegó ayer, a ver que tal está

    Me quedo por tu blog

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. A mi no me ha gustado nada de nada. Coincido plenamente con lo que pones en el blog. No lo recomiendo. Este libro, con otro autor, no hubiera visto la luz.

    ResponderEliminar
  5. ¿Os habéis preguntado por los nombres de los personajes del libro? ¿Y por el significado de las fechas?. En esta novela la "historia" que se cuenta es lo de menos.

    ResponderEliminar
  6. Coincido con la descripción del libro. No es nada recomendable comprarlo (ni leerlo). Una verdadera pena que solo por el nombre se venda esta "novela".

    ResponderEliminar
  7. Iba leyendo el artículo y revisando mi valoración del libro, hasta que llegué al párrafo donde dice"no sabemos por qué la acción en los años noventa" y advertí la superficialidad del análisis

    ResponderEliminar
  8. A Umberto Eco se le perdona todo porque escribió El nombre de la rosa, libro por el que se le recordará en el ámbito literario. Esta novela es un ejercicio entretenido que, sin duda, recomendarán los profesores de periodismo a sus alumnos. Está bien escrita (es lo menos que se le puede pedir a maestro Eco), y no demasiado larga ni abusa de la erudición en la que a veces incurría el italiano. No me molestó ni me sentí defraudado, pero tampoco me entusiasmó. Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.