domingo, 13 de abril de 2014

La Piel Dorada, de Carla Montero

La piel dorada
Carla Montero
Plaza y Janés
400 páginas



Sinopsis:

En la Viena de principios del siglo XX tienen lugar brutales crímenes en las personas de varias modelos de pintores. El primer sospechoso es un noble llamado Hugo von Ebenthal, pero queda libre por intervención del policía Karl, amigo íntimo suyo. Nuevas víctimas en el entorno de la misteriosa modelo Inés hacen sospechar a Karl que podría ser la asesina.


Comentario:

En su tercera novela, Carla Montero opta por una trama que podría calificarse de misterio o policial, pero que no resulta tan esquemática como otras de este género, sino que, sin sobrecargar tampoco demasiado, introduce otros elementos, como una historia de amor, o el propio retrato de la Viena de la época incidiendo en su calidad de foco artístico de primera magnitud (que casi rivaliza con París, cuyos artistas también se citan).

La ambientación está muy lograda, tanto en lo relacionado con el arte como en lo tocante a los diferentes ambientes de la ciudad, sórdidos o aristocráticos. Las descripciones, sin ser largas ni pesadas, evocan visualmente las localizaciones y situaciones. A este respecto, la obra me parece más cercana a su primer libro "Una dama en juego", en su recreación de ese mundo Belle-Epoque centro-europeo, con detalles y nombres muy concretos, que a su segunda novela "La Tabla Esmeralda", más cercana al bestseller puro y duro.

Con "La Piel Dorada" se alcanza el equilibrio entre lo comercial, con una trama de intriga que parece bastante bien trazada y pensada, y la realización de una obra literaria digna y bien escrita. Quizás al inicio no se centra mucho en la investigación de los crímenes, que quedan casi en un segundo plano, pero según se avanza en la obra, esta coge velocidad. 

Hábilmente, la autora hace que la carga de la sospecha se reparta casi en todos los personajes principales, haciendo que estén todos presenten en escenas clave o dando pistas que luego no conducen a la resolución, pero sin engañar. Aunque esto no sea decir mucho, no adiviné el asesino. Y aunque su móvil no me termine de convencer, es obvio que Carla Montero ha cumplido con las normas de la novela negra de atar los cabos con las explicaciones finales de forma que se logra una resolución satisfactoria.

Los personajes son distinguibles unos de otros y casi todos están bien trazados. Quizás uno de los más etéreos sea el inspector Karl, que pensaba sería el protagonista. Sin embargo, me resultó un poco desconcertante que Hugo, el sospechoso, tuviera tanta relevancia, y que, en algunos tramos, pareciera él el personaje principal. Su historia y la de Karl se van alternando, mezclándose, de un modo quizás no muy justificado, la primera persona con la tercera. Lo que menos me ha gustado han sido los insertos en primera persona donde el asesino, en un tono delirante, cuenta cómo mata y da informaciones que, más adelante vuelve a reiterar al ser revelado el misterio, con lo cual parecen meras escenas efectistas sin función.

Otra cosa que me confundió un poco fueron las acotaciones temporales al inicio de cada capítulo. Las partes protagonizadas por Hugo parecen ir fechadas con un mes y un año, mientras que las de Karl empiezan siempre con un "varios meses después" y no sabes muy bien si es varios meses después de los acontecimientos que vive Hugo, después del anterior capítulo o si ambos personajes se mueven en las mismas fechas. Eso no me ha quedado nada claro, ya que si lo tomamos literalmente, pasan meses en la investigación, con lo cual no resulta muy creíble (que por ejemplo, tarden tanto en comprobar de dónde salió el cianuro, en interrogar testigos, etc).

La prosa es sencilla pero no simple. En algunas partes hasta recupera los barroquismos de "Una dama en juego". En cuanto al tono, es bastante moderado, salvo con la historia de amor, donde vemos alguna salida un tanto melodramática, pero mucho más contenida que otra veces. Los diálogos ingeniosos entre Hugo e Inés también recuerdan a los de "Una dama en juego". La obra se lee muy fácil, ya que la prosa es limpia y ágil, la estructura está bien montada y el final convence en cuanto a la resolución del caso y de la trama amorosa.

A destacar el alegato de la autora, puesto en boca de la modelo Inés, sobre el papel de la mujer. En la obra hay una crítica nada sutil hacia la opresión de las mujeres a lo largo de la historia e incluso hoy en día, al incidir en que solo se les da valor por su belleza o su desnudo, quedando los méritos digamos más intelectuales o artísticos en manos masculinas. La autora relaciona la explotación de la imagen femenina con la prostitución, la cual usa como metáfora.

En resumen, una novela comercial digna, entretenida, modélicamente ambientada y documentada, con un asesino que no se revelará hasta las últimas páginas, pero que, más allá de su carácter de aspirante a bestseller contiene una crítica y un cierto mensaje para que los lectores piensen un poquito.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

3 comentarios:

  1. Estoy empezando a leerlo y de momento me gusta. No puedo dar una opinión concreta hasta que no lo acabe

    ResponderEliminar
  2. Recién he terminado de leer esta novela. Prosa ágil,refrescante, argumento situado en los comienzos del siglo XX. El contexto histórico está bien logrado: intelectuales, artistas,científicos, ideologías políticas vigentes como por ejemplo anarquismo,liberalismo,anticlericalismo. Todo en medio del Imperio Austro=Húngaro, vasta organización territorial en la que conviven diversas naciones, diversas identidades culturales y que está acabando paulatinamente debido a la reacción negativa del emperador Francisco José ante los profundos e inminentes cambios que experimenta la sociedad. El monarca rechaza la adaptación, la adecuación al nuevo escenario; se empeña en mantener un orden, un régimen decadente que ya no se sostiene. DEsaparecerá al fin dela I Guerra Mundial junto con otros imperios.
    Las clases sociales del momento están bien descritas; se las indica con sus tradiciones y costumbres,con su modo de vida. Impactan la miseria que rodea a los grupos marginales constituidos por inmigrantes, la conciencia social emergiendo con fuerza, la rebelión de la mujer por las precarias condiciones en que se desarrolla su existencia, su lucha para superarlas y lograr un estatus social digno. El movimiento feminista y la durísima tarea por mejorar la situación de la gran cantidad de población de bajos recursos sometida a un régimen de trabajo basado en la explotación, partió en el Imperio Británico en la segunda mitad del siglo XIX en tiempos de la Revolución Industrial. Fueron los tiempos de la Cuestión Social y los esfuerzos para conseguir el Bienestar de las poblaciones se fueron expandiendo por el mundo.
    En esta novela son un acierto las referencias al esplendor cultural que en la época tenía lugar en París, esto es ,las continuas menciones a artistas e intelectuales.
    No es una novela histórica, es un relato negro que transcurre en medio de un momento histórico bien reseñado.

    ResponderEliminar
  3. Novela en que el lector camina - a la vez - de la mano del suspenso y el romanticismo. Muy grata en contenido y estilo.
    Las referencias a los ambientes interiores con sus protagonistas, obras de arte, decorados y mobiliarios, al vestuario de los personajes , a los paisajes del campo, a los barrios de la Viena imperial, estimulan poderosamente los sentidos y aquí se aprecia el carácter de una obra dedicada al Arte. El don divino de la Belleza, el ideal de la Belleza, la perfección, están representados por Inés; ella los encarna y expresa. Todos los que la ven quedan impactados, sobrecogidos ante su presencia. El príncipe Von Ebenthal se transforma y se aparta de su vida anterior, el inspector Sehlackman se transforma y deja su profesión reconociendo que nunca ha sido un buen policía porque su emotividad y su sensibilidad alteran el carácter de su actividad. Los sentimientos la perturban, la sacan de sus propósitos, Él es un músico de alma y mente, se siente pleno cuando toca el piano y ajeno en el rol de custodio de la seguridad pública. En síntesis: Von Ebenthal y Sehlackman se descubren y se conocen a sí mismos a través del Arte cuya representación es Inés.
    Esta obra deja en claro que el Arte es AMOR, lo expresa y como tal ejerce enorme poder sobre el ser humano; tiene la facultad de estremecerlo, de guiar su existencia hacia nuevos horizontes.
    Kornelia von Zeska, tía de Hugo von Ebenthal, representa la antítesis del Arte, las bajas pasiones, la fealdad, el lado oscuro del ser humano.
    Otros personajes - por ejemplo los inmigrantes a quienes Inés toca con su generosidad y afecto - comunican Bondad, limpieza de alma, Belleza, AMOR.
    En el imperio austro-húngaro emerge con fuerza el antisemitismo. Hay numerosa población de origen judío que ha buscado refugio huyendo de la persecución de que es objeto en la Rusia imperial (los pogromos). Surge en Austria-Hungría, en medio de este clima antijudío , un ideólogo llamado Theodor Herzl que escribe El Estado Judío, la obra fundamental del Sionismo, la que ya a fines del siglo XIX promueve la lucha por la creación del Estado de Israel. Las persecuciones de y el Holocausto de la primera mitad del siglo XX serán esenciales para la formación de ese Estado.
    Lugar y tiempo en que transcurre la trama: Viena, Marzo de 1904 hasta Abril de 1907. Para Inés, Hugo Von Ebenthal y familia, Kornelia von Zeska y otros son meses con nombre y año y para el inspector Karl Sehlackman "varios meses después". Es así en razón de sus investigaciones, de sus rutinas de trabajo, tan iguales, sin aspectos llamativos, con uno que otro suceso aislado realmente significativo. Se ve que para el inspector solamente es estimulante lo que comunica Belleza, lo que expresa AMOR.

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.