miércoles, 10 de abril de 2013

El Atlas de las nubes, de David Mitchell





 El Atlas de las Nubes
Cloud Atlas
David Mitchell
Traductor: Víctor V. Úbeda
Editorial Tropismos
560 páginas

Sinopsis:

A través de seis historias entrelazadas esta ambiciosa novela recorre el tiempo y el espacio.

En 1850 Adam Ewing, un americano, regresa accidentadamente desde las islas Chatham a California. Un parásito le come el cerebro; menos mal que tiene a su lado a un amable doctor...

1931, Bélgica, Robert Frobisher, un compositor musical bisexual colabora con un genio de su tiempo mientras lidia con su esposa y su hija.

1970, Luisa Rey, periodista, investiga una trama sobre una central nuclear en California, con grave peligro para su vida.

2010, Inglaterra, un viejo editor vive una surrealista situación en un asilo de ancianos, por culpa de su malvado hermano.

Futuro, Seúl, Somni, una clon dedicada a servir a los consumidores hipercapitalistas toma conciencia de la realidad.

Más futuro, Hawai, el ser humano ha regresionado a un estado pre civilizado y se enfrenta a la barbarie de tribus caníbales, pero una mujer que viene en un "barco" tecnológico cambiará la vida de Zachry.

Comentario:

La obra, como se revela en la sinopsis, no cuenta una sola historia de manera lineal, sino que se estructura en torno a seis historias completas, alternadas entre sí. El autor comienza los relatos y los interrumpe llegado a un punto de interés o cliffhanger, para iniciar el siguiente. Al final, retoma cada una de las historias para darles el desenlace. En teoría, estas seis piezas están relacionadas esencialmente entre sí, no solo por detalles de unas que se citan en otras, sino porque, según declaración del propio Mitchell, salvo un personaje principal, el resto son reencarnaciones de una misma "alma", marcada por una señal en la piel en forma de cometa.

También en el texto está implícito el tema de la reencarnación, al citar uno de los personajes, un suicida, su certeza de que volverá a encontrarse con las personas con las que trató en esa vida y a renacer eternamente. Pero los temas no se agotan en eso. Sobre toda la obra sobrevuela el lema de la opresión del ser humano por sus semejantes (el pez grande se come al chico),  la rebeldía contra lo establecido, la interconexión de los seres humanos, y el efecto de sus acciones sobre los demás y sobre el futuro.

Algunas de las tramas están unidas muy débilmente con las otras, al menos en apariencia. Aún así, hay continuas referencias y detalles. Por ejemplo, en la historia de Luisa Rey se menciona la composición musical que da título a la novela, "El Atlas de las nubes", obra del protagonista de otro de los relatos, Frobisher. En otra escena, la protagonista ve el barco donde viajó el personaje de la historia ambientada en 1850. Del mismo modo, Sixsmith, amigo del autor de la pieza musical y receptor de sus cartas, se relaciona con Luisa en su vejez, y esta termina haciéndose con tales cartas. En la historia ambientada en el futuro, la de los clones, el personaje Somni es una camarera que se rebela contra su destino, y en otra de ellas, aún más remota en el tiempo, es la diosa de los vallesinos. Somni, por cierto, se divierte viendo una película inspirada en la historia del editor Timothy, quien recibe un manuscrito que narra la historia de Luisa Rey.

La cantidad de referencias y autorreferencias de la obra la convierte en bastante compleja de leer, aunque siempre llena de sorpresas y guiños (la mención de la película Soylent Green, que parece inspirar uno de las historias). Además, cada uno de los relatos está escrito en un estilo, tono y género diferente: hay género epistolar, diarios, declaraciones a terceros, relato en primera persona, en tercera,  comedia, thriller, ciencia ficción, drama... En la historia post apocalítpica incluso se utiliza un lenguaje como "degenerado" con palabras deformadas y extrañas estructuras gramaticales. Esto la convierte en un auténtico tour de force del autor.

Por otro lado, la calidad de la prosa es muy alta, sobre todo en algunas de las piezas, como la de Frobisher o la del editor, cuajadas de referencias musicales, literarias y de todo tipo. Huelga decir que en una obra tan compleja hay historias que enganchan más que otras, pero eso ya va en los gustos de cada uno.

La novela es quizás demasiado larga. Su dispersión temática puede hacerte perder el interés, aunque al final la calidad se impone. No es fácil de leer, pero merece la pena como obra artística.

Como curiosidad, hay una película actual inspirada bastante fielmente en el libro.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.
Y no olvides que si publicas un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres. Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad. Pongo esta coletilla por si acaso fuera necesario, aunque creo que no, al ser un sistema de comentarios de Blogger y no se exige poner email o nombre real. Más vale que sobre que no que falte. No publiques urls ni emails.

Responsable de los datos: M.C. Mendoza (contacto en política de privacidad)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)