jueves, 12 de septiembre de 2013

Una Historia del Mundo en Diez Capítulos y Medio, de Julian Barnes



 Una Historia del mundo en diez capítulos y medio
A History of the World in 10½ Chapters
Julian Barnes
Traductora: Maribel de Juan
Anagrama
362 páginas


    Sinopsis:

    Conjunto de relatos que cuentan varios episodios de la historia real y mítica del ser humano, desde el Arca de Noe hasta la vida en el Cielo.

    Comentario:

    La estructura general del libro de Barnes, diez relatos unidos por temas comunes, donde aparecen varios leit motivs, a priori me pareció interesante, aunque no sea ni mucho menos el primero ni el último que haya tenido esa idea. Sin embargo, al terminar el libro, me ha quedado una cierta sensación de vacío, como si la ambición formal no estuviera al nivel del contenido o incluso del resultado. O eso me ha parecido a mí.

    Nadie duda de que Barnes es un buen escritor. Sin florituras ni barroquismos, narra con limpieza y agilidad, con una alta dosis de referencias culturales implícitas y explícitas, y una gran claridad de exposición. Su prosa es clásica, de influencia decimonónica podríamos decir, más concretamente de influencia francesa. Tampoco es desdeñable el humor que suele acompañar a sus escritos, este incluido, y que no es un humor de carcajada sino soterrado, sutil y muy británico.

    Sin embargo, a mi modo de ver, esta no es la mejor obra de las que conozco del autor. Hasta me ha gustado más la en cierto modo fallida "El sentido de un final", y desde luego, mucho más "El loro de Flaubert". Si queremos qualité, a saco con la qualité, y aquí se queda a medio camino.

    El primer relato, el de Noé, tiene su ingenio y sienta las bases de los demás al establecer los leit motivs principales: los animales o seres puros e impuros, la presencia de las carcomas (¿quizás una metáfora de los rebeldes de la sociedad, aquellos que socavan el sistema?), los viajes en barco (otra metáfora, supongo, de la vida o del mundo), el sacrificio de unos por otros, etc, etc. Aunque es simpático, ya aquí nos encontramos con cierta tendencia a la repetición de conceptos que afea un poco el resultado y la forma, por no mencionar el humor, que a veces es algo infantil o como forzado.

    El resto de los relatos incluye varios de estos temas ya de forma clara ya con breves referencias, a veces, hemos de reconocer, muy metidas con calzador (menciones a las termitas o carcomas, a la madera, los barcos, etc).

    No entiendo muy bien por qué se llama Historia del Mundo... cuando más que de historia se habla de mitología y simbolismo. La presencia bíblica es importante, así como las reflexiones de corte espiritual y religioso (el relato de la chica que asciende el Ararat, el del astronauta que busca el arca de Noé tras recibir órdenes de Dios, el hombre que está en el cielo y se aburre...). Creo que esto me ha decepcionado un poco, ya que esperaba algo más centrado en la historia real.

    También hay, por supuesto, algunos relatos que toman como base acontecimientos históricos, como el de la balsa de la Medusa, que, por cierto, antes de que dijera que se trataba de eso, ya se percibe, pero para mí gusto se trata de ejercicios de estilo sin un trasfondo más allá del mensaje de la humanidad y su lucha por la supervivencia.

    Hablando de ejercicios de estilo, a destacar el capítulo donde se celebra un juicio contra las carcomas que han devorado la pata de un trono y con ello propiciaron la herida de un clérigo importante. Al parecer, deduzco por las notas del propio Barnes, se ha inspirado en un libro que habla de juicios a animales. Este relato es paradigmático del alarde sin contenido que nos sugieren muchas partes del libro. Cuando lo lees te preguntas, ¿y?

    Otra cosa que no me ha gustado es que varios de los relatos empiezan de un modo, por ejemplo con un joven recordando su vida, y de pronto, las divagaciones se disparan y terminamos contando la historia de Jonás, del Titanic y la de cierto barco cargado de judíos que nadie quería recoger. Otros parecen ensayos más que narrativa, o una mezcla extraña.

    Ciertamente, el libro es bastante irregular, y los relatos insatisfactorios en su desenlace, además de muy largos, lo cual a veces provoca aburrimiento. Para mí uno de los mejores es el del Ararat, aunque tampoco sea para tirar cohetes. Algunos de ellos, como el de Chernobyl resultan bastante previsibles.

    En resumen, el libro me ha decepcionado un poco, pero siempre quedarán otras obras de Barnes para leer. Y bueno, es destacable el intento por hacer algo diferente, con una estructura no lineal.

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.