lunes, 14 de julio de 2014

Entrevista a Carolina Iñesta, autora de "El Guardián de los Secretos" (Versátil)

 Hoy traemos al blog una entrevista con la autora Carolina Iñesta (Catherine Roberts), quien nos hablará un poco de su obra "El Guardián de los Secretos", reseñada recientemente por nosotras, así como de otras cuestiones relacionadas con su trayectoria literaria, proyectos, etc.





1.      ¿Cuál fue tu intención al escribir «El Guardián de los Secretos»? ¿Has querido transmitir algún mensaje con esta novela?

En primer lugar, muchas gracias por vuestra invitación a esta entrevista y encantada de estar con vosotras.

Mi intención fue polemizar y remover conciencias sobre la hipocresía flagrante en la que estaba cayendo la Iglesia católica. Cosa que, desde mi punto de vista, el nuevo papa Francisco está, al fin, tratando de arreglar, haciendo hincapié en cosas muy similares a las que nombro y trato de denunciar en mi obra. Hace años que el catolicismo estaba perdiendo todo su sentido, convirtiéndose en una religión para ricos en lugar de para pobres, para gente que prejuzgaba a los demás y acumulaba bienes materiales, en lugar de para gente comprensiva y solidaria etc. En cierto momento malo de mi vida necesité consuelo espiritual y me di cuenta de que la religión que me habían enseñado mi madre y mi abuela no me consolaba en absoluto; encontré más consuelo, sabiduría y sentido común en el Budismo y me indigné por este hecho. Comencé a leer sobre los orígenes de ambas y encontré muchas similitudes curiosas, pero parece que una había degenerado más que la otra.

El mensaje tiene mucho que ver con los citados orígenes tanto de la religión cristiana como del Budismo. Es una revelación muy, muy curiosa y polémica.



2.      ¿En qué se diferencia de otras del mismo estilo, género o temática?

La han llegado a llamar “El código Da Vinci romántico” así que supongo que profundiza más en los personajes y sus relaciones que otras obras de misterio-aventura. Los flash-backs extendidos y la fuerza de los protagonistas del pasado también han llamado la atención.
Desde mi punto de vista, lo que la hace distinta es lo que hay de mí en la obra: hay viajes propios, vivencias y datos sobre los protagonistas actuales que corresponden a los inicios de mi propia historia de amor con mi marido, como las escenas ambientadas en París…

3.      Los personajes son uno de los puntos fuertes de tu obra. Parecen gustarte los personajes femeninos fuertes  y los masculinos con ciertos valores y un poco de misterio… ¿Te atreves a hablarnos brevemente de tus héroes?

Creo que los has definido muy bien: Ana (protagonista del presente) y Rasalhague (protagonista del pasado), son ambas mujeres valientes, soñadoras y algo arriesgadas. Toman decisiones rápidas dejándose llevar por su instinto, sin importar las consecuencias. Eso sí, ambas tienen un fondo bastante romántico.

En cuanto a los personajes masculinos, son, efectivamente, muy misteriosos, inteligentes, justos, algo fríos en sociedad (aunque con un fondo muy sentimental) y muy protectores. Hombres en los que puedes confiar; machos alfa, como se suele decir ahora.

4.      ¿Cuál sería tu público lector? ¿A quién se la recomendarías? ¿A quién no?

Diría que esta obra, en general es para gente de mente abierta y curiosa, a partir de 16, quizá 18 años. Aunque su rango de fans declarados va de los 13 a los 82 años (mujeres ambas). Es poco tradicional, moderna, inteligente y misteriosa y sus lectores más fieles cumplen este perfil.

Por otro lado, me he topado en ferias del libro, internet etc. con gente católica radical que ha tenido prejuicios para comprarlo o leerlo, pero, curiosamente, los que lo han hecho han encontrado en él puntos interesantes que desconocían, incluso cierta reconciliación.

5.      Has publicado, aparte de esta novela de aventuras, un par de novelas juveniles, e incluso tienes en tu haber alguna novela erótica. ¿Qué te ha llevado a este género tan alejado de los que anteriormente cultivabas? ¿En qué género te sientes más cómoda?

En realidad, yo siempre he escrito y leído erótica: erótica clásica, tipo Marqués de Sade, e histórico-romántica, tipo “El castillo de Camberleigh”. En mis relatos y poemas de adolescente, la erótica estaba presente, pero, al comenzar mi primera novela “El guardián de los secretos”, quizá era demasiado consciente mientras la escribía de que la iban a leer mi familia, amigos etc., así que me corté en la parte erótica actual (en el pasado sí que hay una pequeña escena algo explícita). Por otra parte, en las novelas de género misterio-aventura que yo leía no había sexo explícito, así que decidí hacerlo de manera similar: hay dos escenas de sexo, pero son muy poco explícitas, se centran más en lo que cada personaje está sintiendo.

Sinceramente, me siento más cómoda ahora que estoy escribiendo de forma más liberada: en la histórica erótica me siento como pez en el agua.

6.      ¿Podrías hablarnos un poco de Catherine Roberts? ¿En qué se diferencia de ti como escritora? ¿Por qué has elegido tener un seudónimo?

Precisamente Catherine Roberts es ese lado liberado de mí del que estaba hablando. No se diferencia en nada de mí porque soy yo; Catherine es, en realidad, mi “yo” más puro.

Escribo más rápido y me divierto más cuando hay erotismo, además he comprobado que gusta gracias a Amazon. Llevo 5 meses con la colección de relatos “¿Cuál es tu fantasía?” en el Top erótico, y uno de esos relatos, que también se vende suelto (“La cena de empresa”) lleva ya 3 meses ininterrumpidos sin bajarse del Top. Quien me ha comprado un relato erótico, ha repetido. Es algo que no sabía cómo iba a salir.



7.      ¿Cómo ve una joven escritora como tú el mundo literario actual?

Uff, pregunta difícil. Lo veo difuso; es como si las editoriales tuvieran algo de vértigo y estuvieran haciendo experimentos, a ver cuál sale bien. Los lectores seguimos necesitados, en general de las cosas que han funcionado siempre: romance, fantasía, misterio, historia, landscape novels etc., más puros, no excentricidades y modernidades que nos suenan extrañas y no aportan nada a nuestra alma, aunque para los críticos sean muy cool. 

Especialmente, en el mundo literario infantil y juvenil veo cosas extrañísimas, que no me hubieran gustado nada siendo niña (incluso me hubieran hecho llorar), creo que algunos editores de estos géneros no se apean de su visión adulta e innovadora, en detrimento del verdadero disfrute de un joven o un niño. En cambio, creo que la adulta sí trata de acercarse a los verdaderos gustos de la gente últimamente, pese a los experimentos también ;)

8.      ¿En qué estás trabajando ahora? ¿Tienes alguna otra obra en proceso? ¿Alguna primicia que contarnos?

En dos proyectos preciosos: una novela más de género histórico-romántico, igual que la que saldrá en otoño en España y Chile (¡primicia!) y en la biografía de una polémica periodista de la jet-set.
Hasta ahí puedo leer, hay que esperar solo un poco.

9. Y, para terminar: ¿tienes algo que comentar, objetar, aclarar o matizar sobre la reseña de «El Guardián de los Secretos» que hemos publicado en el blog? Habla ahora o calla para siempre…

En líneas generales, yo ya conocía la escrupulosidad y profesionalidad con que reseña este blog y me parece muy interesante su forma de trabajar. Estoy muy agradecida por tener una crítica que es casi un pormenorizado informe de lectura.

Hay detalles que considero que no tienen realmente tanta importancia negativa, como el uso del pergamino (eran adinerados, tradicionales y disponían de él) o el recurso de usar palabras en francés para marcar que los personajes son franceses (recurso muy usado, por ejemplo, por Carmen Posadas, y que me gusta mucho usar). Con otros detalles reseñados estoy de acuerdo y me van a ayudar a mejorar. 

Decir que no todo lo marcado son descuidos, sino que hay cosas programadas así. En muchas novelas se sacrifica un poco la lógica en función de la espectacularidad y hay momentos así en mi obra, como en muchas otras, algunas muy famosas.

Trabajé mucho en la obra y le puse mucho corazón, pero es imposible ser impecable. Al fin y al cabo, es ficción y está hecha para disfrutar.


Gracias por responder a nuestras preguntas.

Gracias a vosotras, ha sido un placer compartir un ratito. Espero que podamos volver a hacerlo en el futuro. ¡Seguid así, no cambiéis, pese a los riesgos que corréis ;)!
Y un enorme saludo a los lectores, espero veros entre mis páginas.


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.