viernes, 25 de septiembre de 2015

Mi karma y yo, de Marian Keyes

T.O.: The Woman who Stole My Life, 2014
Editorial: Plaza & Janés
Traducción: Matuca Fernández de Villavicencio
520 páginas
19,90 €
Ebook: 9,90 €

Argumento:

Stella Sweeney trata de escribir un libro al tiempo que rememora los acontecimientos que la han llevado a ese momento y lugar.

Comentario:

Uno de los alicientes de Mi karma y yo es la capacidad de la autora para crear intriga e interés sobre lo sucedido a su protagonista, Stella, hasta llegar a una situación de crisis personal en la que intenta rehacer su vida con bastantes dificultades y escaso éxito (hijos insatisfechos, ex marido decidido a llevar a cabo un «proyecto artístico» al que ha bautizado Proyecto Karma, o un nuevo libro que se resiste a ser escrito).

Tras un inicio que en el que Stella da su opinión sobre el karma («
Quiero dejar clara una cosa —no importa lo que hayas oído por ahí, y estoy segura de que has oído de todo—: yo no niego la existencia del Karma. Puede que exista y puede que no. ¿Cómo voy a saberlo? Lo único que estoy haciendo es dar mi versión de los hechos».),  comienza una serie de declaraciones en las que detalla tanto el día como la hora en el que las piensa o dice, dirigidas a una persona no identificada (quien lee la novela) en las que comenta su situación actual y cómo ha llegado a ella.

La narración, siempre en primera persona, alterna el presente para relatar el aquí y ahora y el pasado para contar los hechos precedentes, además de incluir algunas de las frases que componen su libro de autoayuda, Guiño a guiño, «escrito» (guiñado) durante su enfermedad, y mantiene esa estructura durante más o menos la mitad de la historia (a partir de la publicación), donde se vuelve más lineal y menos «intrigante», sin llegar a perder en ningún momento el interés por lo que le ha sucedido a Stella en los últimos cuatro años.

En la primera parte de la obra, destaca toda la estancia de la protagonista en el hospital, enterrada viva en su propio cuerpo, víctima del síndrome de Guillain-Barré: el miedo a no poder volver a moverse ni comunicarse, cómo aprende a «hablar» mediante guiños o la relación que establece con su médico, Mannix Taylor. La segunda mitad, dedicada en su mayoría a la estancia de la familia en Estados Unidos, muestra el mundillo editorial, giras promocionales, reuniones con editores etc, además de presentar a algún nuevo personaje que tiene su importancia, sobre todo en relación al título original de la novela.

Si el título de la versión española, Mi karma y yo, tiene relación con parte de la novela (esa explicación del comienzo, o el mencionado proyecto del ex, Ryan), también el título original, The Woman who Stole My Life (la mujer que robó mi vida), se relaciona con buena parte de la historia, desde la insensible declaración de Ryan («Soy yo quien tendría que haberse hecho famoso. Era mi destino, no el tuyo. ¡Tú eres la mujer que me robó mi vida.») hasta otra más profunda, relacionada con alguien que aparece en la vida de Stella.

En cuanto a los personajes, destaca la protagonista, con sus miedos y contradicciones, valentía y humor. Y, junto a ella, en positivo, el adorable Mannix Taylor, neurólogo y salvador de Stella. Entre la multitud de secundarios ha de mencionarse al ex y los hijos, Betsy y Jeffrey. Del resto, algunos parecen mero relleno (hay varias escenas irrelevantes con la hermana y progenitores), otros (Gilda) tienen un papel previsible y hasta cierto punto innecesario, e incluso alguno (Roland, hermano de Mannix), cuyas intervenciones se hacen demasiado breves, si bien todos responden al perfil habitual en las novelas de la autora: excéntricos y muy creíbles.

Si bien la primera parte de la novela funciona muy bien por la habilidad de la autora para dosificar la información, la segunda parece ralentizarse, recrearse en ese mundillo literario, y el desenlace resulta un tanto precipitado, incluso facilón, más propio de una novela romántica que de una historia que parece plantearse, de alguna manera, como un viaje inicíatico.

En resumen: Mi karma y yo es una novela divertida, profunda, optimista, intrigante, romántica, cuyas más de quinientas páginas se leen sin esfuerzo, con interés, aunque quizá le falta una conclusión que de sentido a todo lo vivido por Stella.

Otras novelas de Marian Keyes reseñadas en este blog:


***T***

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.


1 comentario:

  1. No he leído nada aún de la autora
    la pondré para el próximo año a ver qué me parece
    un besote

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.