martes, 20 de octubre de 2015

Helen no puede dormir, de Marian Keyes

T.O.: The Mystery of Mercy Close, 2012
Editorial: Debolsillo
528 páginas
9,95 €

Argumento:

La detective privado Helen Walsh recibe el encargo de investigar la desaparición del  músico Wayne Diffney al tiempo que se enfrenta a sus tendencias depresivas y suicidas, la pérdida de su casa y las difíciles relaciones con la familia de su novio.

Comentario:

Esta quinta entrega de las novelas dedicadas a las hermanas de la familia Walsh contiene muchas de las constantes de la obra de su autora: narradora en primera persona, humor, ingenio, personajes poco convencionales (excéntricos, imperfectos, disfuncionales), mezclando las peripecias de la protagonista con la investigación que lleva a cabo.

En esta ocasión la parte romántica pasa a un segundo plano: Helen y Artie ya son una  pareja más o menos estable pese a los inconvenientes de una ex demasiado presente y un hijo poco dispuesto a aceptarla con parte de su vida, personajes clásicos del universo de la autora, siendo las tramas detectivescas y las relativas a las tendencias suicidas de la protagonista las que más presencia tienen en la novela.

En cuanto a los problemas mentales, impresiona la progresiva inclusión de esos pensamientos y actos suicidas que Helen no puede controlar y que, en ocasiones, ni siquiera parece percibir hasta el último instante, relatados con una naturalidad estremecedora y equivalente a los protagonistas atormentados de las novelas clásicas del género negro.

Y es que Helen no puede dormir toma muchas de las convenciones de la novela negra y las aplica con habilidad y acierto: interrogatorios a personajes sospechosos, alguna escena de acción, seguimiento de pistas con mayor o menor éxito, y una resolución lógica y deducible gracias a que la autora incluye los datos necesarios para que una lectura atenta permita adelantarse a la revelación de la protagonista.

Si bien es cierto que hay digresiones de todo tipo, desde la vida familiar y romántica de Helen (concesiones a la continuidad de la saga Walsh y al estilo de las obras anteriores), hasta datos de su pasado que no afectan al presente y se tratan con un exceso de misterio (la relación con la amiga), además de situaciones poco creíbles (cuando la detective decide no volver a la casa a ver quién ha entrado en ella argumentando que conoce la identidad del intruso), la capacidad narradora de la autora compensa estas irregularidades, dando como resultado una novela bien escrita que mezcla con éxito temas tan dispares como la resolución de un caso (la desaparición de Wayne Diffney) con el drama de los problemas mentales.   


Otras novelas de Marian Keyes reseñadas en este blog:



***T***


Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión. Insultos o comentarios personales sobre las administradoras no saldrán publicados, solo comentarios de los libros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.