jueves, 28 de enero de 2016

La vigilante del Louvre, de Lara Siscar

Editorial; Plaza & Janés, 2015
250 páginas
17,90 €
Ebook: 9,99 €

Argumento:

Diana, vigilante del museo del Louvre, se siente atraída por uno de los cuadros de la exposición temporal dedicada a la obra de Gustave Courbet.

Comentario:

Si bien «La vigilante del Louvre» narra parte de las vidas de Diana, Isabelle y Claudette, es el cuadro «El origen del mundo», de Gustave Courbet, el gran protagonista de la novela: la forma en que afecta a las tres mujeres sirve para contar su historia y la de la modelo que posó para la obra, en la que hay misterio, escándalo y polémica (al final se aclara qué hechos son reales o no).

Para transmitir la información, la autora hace que cada personajes tenga cierta relación con el cuadro, desde la posesión de un diario que se supone escrito por la modelo, la redacción de una tesis sobre «El origen del mundo» o la fascinación que ejerce sobre Diana, al punto de cambiar su vida y con ello las de Isabelle y Claudette.

La obra da voz a cada una de las mujeres que la protagonizan, en primera persona y señalando al comienzo de cada breve capítulo cuál de ellas es quien toma la palabra, pese a lo cual es posible que al principio cueste un poco ubicar quién es quién debido a que las tres se expresan de forma similar, aunque en cuanto comienzan a desarrollarse sus vivencias y problemas resulta más sencillo diferenciarlas.

Llama la atención, al ser la primera novela de la autora, su capacidad de síntesis (apenas hay digresiones innecesarias): proporciona los datos necesarios para crear intriga e interés y lo hace, en muchas ocasiones, de forma sutil, sugerida, permitiendo que cada cual saque sus conclusiones en lugar de explicar cada hecho y motivo hasta descubrir la relación que las protagonistas tienen con el cuadro y entre ellas.

En resumen, «La vigilante del Louvre» es una novela bien escrita, en la que se consigue conjugar el misterio y el romance con una reflexión sobre el arte, desde una ligera crítica (la presentación de Diana y su percepción del Louvre y las obras que prefieren ver los visitantes) hasta la influencia que puede tener sobre las personas («El origen del mundo» como catalizador, casi una obsesión, para que Diana se descubra a sí misma y actúe en consecuencia).

Cita de La vigilante del Louvre:

«Ni es rincón, ni es tranquilo, ni es museo. Es un circo. La sala de La Gioconda es una verbena continua y no hay mayor premio en la tómbola que hacerse un autorretrato con ella al fondo y desde primera fila. Pueden esperar horas para escalar posiciones y llegar justo a la barra que delimita el área de seguridad. Y allí, en cuanto llegan, se dan la vuelta y de espaldas al cuadro se hacen la foto y se van. ¡Se van! Algunos ni le miran la cara, no caen, no se acuerdan. Están demasiado obsesionados con inmortalizar el momento, guardarlo para luego, compartirlo sin demora en alguna red social. Son centenares los que nunca serán conscientes de que en realidad, y a pesar del testimonio gráfico, ellos no la vieron jamás. Y ahí los tengo, apiñados desde primera hora. Hay que estar alerta a empujones, saltos de altura, lanzamientos, gritos, robos de carteras y tocamientos. Desde el arco de visión de la Mona Lisa, el Louvre no es un museo, es el Moulin Rouge. No es de extrañar que la mujer se ría.»


Enlace relacionado:



***T***


¿Qué te ha parecido la reseña? ¿Te apetece leer este libro? ¿Ya lo has leído? (Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión)

5 comentarios:

  1. La verdad es que poco sabía del escándalo. Suena interesante la historia, aunque el hecho de que las personalidades de las protagonistas no estén definidas -al menos en un primer momento-, no me gusta mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea MDG:

      Quizá no he sabido expresarme en cuanto a las protagonistas. Lo que quiero decir al comentar que "es posible que al principio cueste un poco ubicar quién es quién debido a que las tres se expresan de forma similar" es que, como en otras novelas que muestran los puntos de vista de varios personajes, cuesta un poco distinguirlos hasta que te metes en la historia, lo cual requiere cierto esfuerzo de concentración, pero solo al principio.

      Espero que esta observación no te impida leer la novela si te apetece. Es posible que tú no encuentres ninguna dificultad para distinguir a las protagonistas.

      Saludos.

      Eliminar
    2. No, claro, si de hecho la he apuntado en mi lista. Aclarado entonces ;D.

      Eliminar
  2. Libro flojito, flojito.....la historia muy sencilla

    ResponderEliminar
  3. Hola! La verdad es que este libro me ha resultado bastante simple, no tiene la profundidad y densidad que esperaba.

    Ya tienes una nueva seguidora. Te dejo mi blog por si quieres pasar: https://comiendotealetras.blogspot.com.es/

    Saludos

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.