miércoles, 5 de febrero de 2014

La catedral del Mar, de Ildefonso Falcones

 La catedral del Mar
Ildefonso Falcones
Editorial Grijalbo
670 pp

 
Argumento:

Durante la boda de Bernat Estanyol y Francesca Esteve aparece el señor del lugar y ejerce su derecho de "pernada" sobre la novia. Como consecuencia de los acontecimientos que este incidente desata, Bernat deberá huir tiempo después con su hijo a la ciudad de Barcelona. Arnau, su hijo, crece en la ciudad, a la sombra de la "catedral del mar", la iglesia de Santa María, que levanta el pueblo llano para todos los barceloneses, y allí vivirá toda suerte de avatares, venganzas, amores, bajas pasiones y desgracias...

Comentario:

El best seller de moda ha defraudado mis expectativas. Pensé que sería un bodrio total y absoluto, pero lo cierto es que es un libro, dentro de su género ("telenovela" histórica), bastante entretenido (aunque literariamente no sea muy bueno).

Construido según la fórmula del culebrón o folletín (aplicable a todas las épocas, en este caso se ha elegido la medieval, pero podría ser cualquier otra...), el libro repasa la vida de los Estanyol, desde la desgraciada boda de Bernat y Francesca hasta la vejez de Arnau, hijo de ambos. En un relato tan extenso caben todo tipo de peripecias, demasiadas incluso.

La prosa es sencilla, sin concesiones a lirismos, ni honduras de ningún tipo. Se lee fácil y ágilmente. Siendo así, no es un libro que destaque en lo formal o en alardes estilísticos o artísticos. Sin embargo, tampoco es una prosa mala o chirriante, sino que está bastante revisada. Resultan un poco incómodos los parlamentos de algunos personajes cuando hablan de las leyes del lugar, o de temas históricos, económicos, etc. Parecen metidos un poco forzadamente para ilustrar al lector, aunque lo cierto es que las explicaciones son claras y fáciles de asimilar. Vamos, didáctico, como si te explicaran una lección en el colegio...

Está claro que un libro de estas características se lee por su historia, y no por los placeres estéticos que pueda proporcionar. En ese aspecto, la trama está muy elaborada, con personajes que aparecen al principio, y luego se retoman, cuando pensabas que no iban a tener más intervención (como las telenovelas). Podría achacársele cierta tendencia a la situación tópica y arquetípica y a la escasa descripción de personajes, que quedan caracterizados muy por encima, aunque de forma que podamos distinguirlos fácilmente. Algo que sí que se nota mucho es el tono melodramático o sentimental de ciertos pasajes, como la muerte de la madre de Joan. El autor maneja todos los recursos y trucos a su alcance para hacer más dramáticas situaciones que ya lo son de por sí. Quizás esta sea la causa de la empatía del lector con el texto. Hay que reconocer que el libro "engancha" y tienes ganas de saber qué pasará o que nueva desgracia afligirá a los protagonistas: exactamente como una telenovela de sobremesa en la que importan más los enredos de "amor y lujo" que el trasfondo histórico de la historia, aunque este está bien ensamblado con la trama. Hay bajas pasiones, truculencia (escenas de latigazos, descritas con todo lujo de detalles), violaciones, torturas... Vamos, lo que siempre funciona en una historia. Cuanto más difícil se pone para el protagonista, mejor, más interés en ver qué pasa. Así este sufre trabajos extenuantes, comete adulterio (típico: mujer abnegada que lo cuida y lo quiere con devoción, en contraposición a amante todo fuego; resultado: sentimiento de culpa del protagonista, pero insistencia en el "vicio", hasta que...), le hacen acusaciones falsas, tiene una experiencia bélica, éxito económico, auge social y político... Todo por cierto, contado en un estilo bastante cinematográfico; casi parece que estás leyendo un guión...

Volviendo al tema del argumento, no puede decirse que destaque por su gran originalidad. Se ha comparado a esta novela con "Los pilares de la Tierra" por su ambientación medieval, el mismo tono de culebrón, tener como fondo la construcción de un templo... A mí, personalmente, me parece que "La catedral del mar" tiene menos texto sobrante, apenas reiteraciones (que sí tenían los "Pilares", hasta el punto de hacerse pesadísima su lectura) y un argumento más interesante, aunque tal vez los "Pilares" tenía más empaque como novela o creación literaria (no mucha más, pero sí que estaba más "novelizada"). El malvado de los "Pilares" era también mas arquetípico y artificial, más maniqueo que sus equivalentes catalanes. Eso no quiere decir que los personajes de la "Catedral" sean una maravilla en cuanto a profundidad sicológica, pero cumplen con su cometido.

Sobre la verosimilitud de las situaciones... habría mucho que hablar. El propio autor reconoce que era bastante improbable en la época que describe que un campesino alcanzara el estatus nobiliario, y aún así incluye tal peripecia en su novela, no sabemos por qué razón, ya que eso no parece tener mucha relevancia (tiene más su fortuna, amasada con el comercio y los negocios) ¿Tanto prestigio sigue teniendo, incluso hoy en día, el "ennoblecimiento"? También podemos encontrar demasiado casuales los encuentros entre personajes que no se conocen pero que tienen relación íntima con el protagonista (su madre perdida durante años y su amante). Las piezas encajan todas demasiado bien. Sin embargo, el desenlace me ha parecido en exceso extendido, muy largo, de más de cien páginas, lo cual le resta un poco de fuerza.

Las mujeres de la novela sufren un maltrato continuo, violaciones, sacrificios, etc. Prácticamente todas son violadas, algunas repetidas veces. En la Edad Media ya sabemos que la situación de la mujer era bastante mala, y que su consideración era pésima. Sin embargo, al margen de esto, el autor incurre, quizás inconscientemente, en los tópicos que hacen de las mujeres sensuales y con iniciativa en el sexo, candidatas ideales al final trágico o al castigo simbólico (no al que hubieran recibido en la época, sino al que les depara el autor). Sin embargo, la mujer que alberga sentimientos románticos etc, es la que alcanza el "éxito" y es casi la única que no termina de puta o quemada. Y este tópico existe en libros ambientados en todas las épocas... incluso en la actualidad. En la novela, varios personajes recuerdan el carácter "malicioso" de la mujer, como tentadora del hombre, pero el autor lo toma tan al pie de la letra, que incluso muestra a una protagonista femenina que se masturba mientras espía a hombres desnudos, roba preservativos rústicos de la época para poder fornicar sin peligro y persigue a un hombre que incluso debe huir a la guerra para escapar de esa sensualidad desatada (aunque eso implique abandonar también a la dulce y buena esposa)... como si asimilara esa creencia medieval, aun en nuestros días... Otra de esas lascivas mujeres desencadena una cruel venganza contra un marido que se niega a "yacer con ella", que lo desea, claro...

Podría objetarse que la falta de algún personaje que se queje un poco de la situación de la mujer y sea algo rebelde, está justificado porque en la época eso no se estilaba; es cierto, pero tampoco se estilaba que un cristiano defendiera ante el mismísimo tribunal de la Inquisición que el cristianismo no eran más que creencias (como cualquier otra religión), cuestionara la idea de la maldad intrínseca de los judíos, y defendiera que los judíos "eran iguales que nosotros", sin embargo, eso sí aparece en la novela...  Este mismo personaje también estaba en contra de la esclavitud, no obstante se enriquecía con ella... (sin saberlo, un apaño del autor para "salvarle" la cara).

En fin, al margen de estas consideraciones un poco tontas, el libro entretiene, no se hace farragoso, tiene un ritmo de película blockbuster americana, un tono melodramático y mucho de folletín... No es "alta literatura", sea lo que sea eso, pero entretiene. Y además parece bien documentado. He leído por ahí que el mismo autor reconoce que este texto, antes de ser publicado, ha pasado por más de una docena de manos que lo han corregido. Se nota que se ha buscado lo más comercial, y no han fallado: saben lo que gusta al público. Pero bueno, aunque no sea totalmente mérito del autor sino de un trabajo "editorial", no está mal para pasar el verano... Esa es su finalidad; no le demos más vueltas...

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

8 comentarios:

  1. Coincido con este comentario. Novela interesante y que engancha como un folletín pero los personajes son planos. Increíblemente buenos, fieles y nobles, o todo lo contrario. No hay términos medios. Desde el punto de vista literario no son creíbles. Los largos párrafos donde algún personaje se extiende en detalladísimas lecciones son irreales y parecen estar allí para aprovechar la investigación histórica previa a la novela y a veces tienen un cierto tufillo de adoctrinamiento. Y esto no quiere decir que no tengan interés histórico. Al menos para mi. La historia me atrapó como podría hacerlo un thriller pero desde el punto de vista literario no tiene vuelo.

    ResponderEliminar
  2. Decir que el libro me ha parecido sublime. Diría más, una obra maestra, me parece maravilloso que una obra así obtenga un éxito inmediato y universal, espero que hagan pronto una película, o mejor una trilogía como la del Señor de los Anillos, o mejor todavía una saga como la de Harry Potter para que dure más, por que algo tan sumamente bueno debería ser convertido en una serie de tv con colaboración internacional y así emitirla en todo el globo. Y que vean así el resto de naciones lo magníficos que éramos los españoles de Cataluña en nuestra historia medieval. Pasemos a analizar la obra técnicamente (su construcción propiamente dicha. El autor ha escrito una obra maestra, parece mentira que sea su "opera Prima" nadie lo diría, se nota que es de Letras. La riqueza lingüística que rezuma en cada uno de sus párrafos es anonadante, es evidente la necesidad de utilizar el diccionario de forma constante al leer la obra, algo común cuando se lee a los grandes maestros de la literatura que denotan un gran conocimiento del idioma. Y que decir del dominio de la trama, digno del mismísimo Galdós (maestro entre los maestros -no sé si también tendría alguna vena catalana como ya ha quedado claro en los orígenes de Miguel de Cervantes-. Los diálogos son brillantes, años hacía que no veía resplandecer la prosa con frases tan acertadas y sorprendentes, ya quisiera el mismísimo Proust haberse trabajado tan bien el perfil psicológico de sus personajes. En fin, para terminar decir que la documentación histórica es evidente y para nada espurea como se ha dicho, es normal que las almas sencillas puedan sentirse llamadas a dudar de verdades tan crudas; pero es tan evidente la rectitud moral que ampara la construcción de tan insigne obra maestra que sería denostable cualquier duda con respecto a las fuentes, todas ciertas sin lugar a dudas, pues ni una sola de las muchas injurias que contra ella se vierten tienen fundamento, y sólo pretenden alimentar el odio que, indirectamente perjudica a obra tan insigne, e impedir de esta forma alcanzar los anaqueles de la inmortalidad que le corresponden (a ella y a su autor de igual manera).

    PD: Que Dios nos coja confesados, por qué no me compraría con los 28 euros un tebeo del Capitán Trueno.

    ResponderEliminar
  3. Me estoy leyendo ahora mismo "La Catedral del Mar", no me queda mucho para terminarlo, lo fuí dejando porque los libros "que todo el mundo recomienda" me dan cierto miedo ya que no me suelen gustar, por experiencia son fáciles, rápidos y de personajes planos. Con este no me he equivocado, estoy completamente de acuerdo con tu argumento y he llegado a él buscando en internet por los personajes femeninos del libro. Son horribles, frente al protagonista hombre, leal, valiente, emprendedor... Ellas quedan como viles, sumisas o lascivas... No me ha gustado, sé que se está rodando la serie y no pienso verla. No sé como en una España de 2016 van a colar esos personajes femeninos...
    PD: De obra maestra nada de nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, lo acabo de leer. Me ha dejado en muchas ocasiones mal el cuerpo. Las descripciones físicas y de comportamiento que hace el autor de los personajes femeninos son muy negativas. Mujeres que no han hecho ningún daño son descritas como "mujerzuelas" por el hecho de ser atractivas y disfrutar en sus relaciones íntimas. Como bien dices acaban de prostitutas y sufriendo mil vejaciones, casi se justifica que ese es el destino que merecen. Me choca como en la época en la que vivimos, en la que siempre se habla de machismo e incluso se saca de donde no lo hay, no se cuestione la imagen que muestra el autor de un gran número de mujeres, aunque esta trama ocurra en la Edad Media. Arnau, el protagonista, es elevado a la categoría de héroe aún cuando el autor, en un intento de alargar la novela, lo pone en situaciones en las que el personaje actúa de forma poco ética, sin embargo sus actos siempre son justificados. Comparar La Catedral del Mar con Los Pilares De La Tierra me parece un atrevimiento. La novela de Ken Follet es una obra maestra y sus personajes te llegan al alma, te hacen vibrar, reir e incluso llorar.

      Eliminar
  4. Sinceramente, no pude terminar de leerlo. No suelo opinar de algo cuando no me he inmerso por completo en lo que critico, en este caso un libro... Pero no me hizo falta leer más de la mitad para percatarme de que los mismos personajes necesitaban ser empujados por el autor. En una buena novela, aunque su objetivo no sea plenamente argumental sino también histórico, es necesario que la historia fluya armoniosamente bajo la dirección de unos personajes cuya esencia este acorde con la época. Estoy de acuerdo con la crítica y con algunos de los comentarios, así que no me voy a recrear en lo mismo, ya que cualquier amante de la buena literatura puede percatarse de lo que digo.
    Personalmente, ni para pasar el rato. Necesito algo mejor para entretenerme.

    ResponderEliminar
  5. Novela para leer en la piscina. Cuento infantil al que le sobran 500 paginas. Con los 5 euros que me ha costado podia haber comprado un Mortadelo, que tiene muchisimo mas interes literario.

    ResponderEliminar
  6. Completamente en desacuerdo. Me parece una buena novela ambientada en la época medieval y por eso lo normal de la época es que se trate mal a las mujeres. Si es cierto que el argumento se lo ha robado a los pilares de la tierra que me parece mejor novela, pero por eso no deja de ser mala. Léete tu Mortadelo aunque te lleve dos años hacerlo, la lectura siempre es buena.

    ResponderEliminar

Comenta, no seas tímido.