sábado, 15 de febrero de 2014

Las ciudades invisibles, de Italo Calvino


Las ciudades invisiblesLas ciudades invisibles
Le città invisibile
Italo Calvino
Traducción: Aurora Bernárdez
119 pp
1972


Argumento:

Marco Polo le describe a Kublai Jan algunas ciudades donde ha estado...


Comentario:

No se trata de una novela; ni siquiera de un libro de relatos. Son más bien varias estampas de ciudades imaginarias, unidas por el mínimo nexo de esos dos personajes Marco Polo y Kublai, que conversan sobre ellas cada cierto número de hojas.
La estructura del libro es la siguiente:
-Nota preliminar. Un largo prólogo donde el autor explica su obra y sus intenciones, incluso algunos de sus métodos de escritura, casi como un "making of". En realidad se trata de una conferencia que dio el autor años después y que ha sido introducida en esta edición.
-IX partes, compuesta cada una de ellas por un número más o menos largo de capitulillos , también de extensión variable, tirando casi siempre a corto, dedicados a una ciudad con nombre de mujer. El título de todos los capítulos se inicia con las palabras "Las ciudades..." (Las ciudades y el deseo, la ciudades y la memoria; las ciudades escondidas). Muchos de los títulos se repiten varias veces.

Sobre su obra dice Calvino en la nota preliminar:

En Las Ciudades Invisibles no se encuentran ciudades reconocibles. Son todas inventadas; he dado a cada una un nombre mujer; el libro consta de capítulos breves, cada uno de los cuales debería de servir de punto de partida de una reflexión válida para cualquier ciudad o para la ciudad en general.

Ciertamente, parece que el tema principal es la ciudad, tanto como objeto físico como en su aspecto mental o mitológico. Volviendo a Calvino, que lo explica mejor que yo:

Creo que lo que el libro evoca no es sólo una idea intemporal de la ciudad, sino que desarrolla, de manera unas veces implícita y otras explícita, una discusión sobre la ciudad moderna. A juzgar por lo que me dicen algunos amigos urbanistas, el libro toca sus problemáticas en varios puntos y esto no es casualidad porque el trasfondo es el mismo.


¿Qué es hoy la ciudad para nosotros? Creo haber escrito algo como un último poema de amor a las ciudades, cuando es cada vez más difícil vivirlas como ciudades. Tal vez estamos acercándonos a un momento de crisis de la vida urbana y Las Ciudades Invisibles son un sueño que nace del corazón de las ciudades invisibles.
La crisis de la ciudad demasiado grande es la otra cara de la crisis de la naturaleza. La imagen de la «megalópolis», la ciudad continua, uniforme, que va cubriendo el mundo, domina también mi libro. Pero libros que profetizan catástrofes y apocalipsis hay muchos; escribir otro sería pleonástico, y sobre todo, no se aviene a mi temperamento. Lo que le importa a mi Marco Polo es descubrir las razones secretas que han llevado a los hombres a vivir en las ciudades, razones que puedan valer más allá de todas las crisis. Las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueque, como explican todos los libros de historia de la economía, pero estos trueques no lo son sólo de mercancías, son también trueques de palabras, de deseos, de recuerdos. Mi libro se abre y se cierra con las imágenes de ciudades felices que cobran forma y se desvanecen continuamente, escondidas en las ciudades infelices...

Siempre es una suerte contar con las oportunas explicaciones del autor sobre su obra, sobre todo si esta es críptica y carece de argumento o de profundidad visible. Calvino no se corta, y nos lo cuenta todo sobre su libro, para que no queden dudas. Incluso alude a las opiniones y consideraciones que le han hecho los críticos sobre ciertas partes o frases, y les echa en cara que "descuidaran" las escenas de los "atlas del Gran Jan". Claro que otros han encontrado incluso sentidos psicoanalíticos:


Hay críticos psicoanalistas que han encontrado las raíces profundas del libro en las evocaciones venecianas de Marco Polo, como un retorno a los primeros arquetipos de la memoria, mientras estudiosos de semiología estructural dicen que donde hay que buscar es en el punto exactamente central del libro, y han encontrado una imagen de ausencia, la ciudad llamada Baucis.


Es verdad que el libro tiene eso, un aspecto de sueño hecho realidad, algo arquetípico, con ciudades imaginarias que el autor puebla de mujeres desnudas bañándose en estanques, cadáveres de suicidas en el fondo de pozos con cabellos de algas, pináculos, cúpulas, escaleras de caracol, y un montón de imágenes, que quizás deberían repetirse menos de ciudad en ciudad para hacer a cada una más reconocible. La ciudad como material literario es fascinante, pero a mi modo de ver Calvino se quedó corto en la mayor parte de sus estampas. Ahora mismo me viene a la memoria Octavia, la ciudad telaraña, suspendida sobre un abismo sin fondo; Laudomia, la ciudad de los muertos; y todos esos nombres evocadores como Berenice, Pentesilea...

Se trata de una obra de creación pura, intelectual, artística y simbólica, donde el signo tiene una importancia mayúscula. Es un libro para ser interpretado, quizás no tanto por la mente como por el espíritu o por la parte más profunda del psiquismo humano. Marco y Kublai hablan de eso:

Pero por manifiesto u oscuro que fuese, todo lo que Marco mostraba tenía el poder de los emblemas, que una vez vistos no se pueden olvidar ni confundir. En la mente del Jan el imperio se reflejaba en un desierto de datos frágiles e intercambiables como granos de arena de los cuales emergían para cada ciudad y cada provincia las figuras evocadas por los logogrifos del veneciano.. (...)


-El día que conozca todos los emblemas -preguntó a Marco- ¿conseguiré al fin poseer mi imperio?
Y el veneciado: -Sire, no lo creas: ese día serás tú mismo emblema entre los emblemas




Italo Calvino
Italo Calvino, soñador de mundos imposibles



Bibliografia escogida de Italo Calvino

o El sendero de los nidos de araña (1947)
o Fábulas italianas (1956:1959)
o El caballero inexistente / El Vizconde demediado (1956,1957:1962)
o El barón rampante (1957:1959)
o Nuestros antepasados (1960:1980)
o Cosmicómicas (1965:1968)
o Tiempo cero (1967:1969)
o Las ciudades invisibles (1972:1974)
o El castillo de los destinos cruzados (1973:1976)
o Marcovaldo (1973:1983)
o Si una noche de invierno un viajero.. (1979:1981)
o Palomar (1983:1985)
o Bajo el sol jaguar (1986:1988)
o Los amores difíciles (1970:1984)

Los comentarios están moderados con lo cual tardan un poco en salir. Gracias por tu opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta, no seas tímido.